elegir coach
MOTIVACIÓN PROFESIONAL, EMPRESA

Cómo elegir un buen coach | 8 Claves antes de elegir coaching ejecutivo

Quizás alguna vez te hayas planteado la pregunta de cómo elegir un buen coach profesional ejecutivo, cuál es el coach ideal para ti para tu proceso de coaching, parece que cada día hay más opciones en función de distintas áreas y características, pero cuando la responsabilidad que conlleva liderar emprendimientos y dirigir equipos de trabajo está en tus manos, la decisión de elegir un coach a la altura de las expectativas no puede tomarse a la ligera.

Hoy en Orientación para el Empleo, expertos en consultoría laboral, te presentamos 8 preguntas que, al ser respondidas, servirán de guía para mejorar tu elección de coach ejecutivo.

¿Qué instituciones de coaching respaldan su formación del coach? Y ¿Cuántas horas de coaching tiene de experiencia?

Cuando es la empresa la que hace de sponsor y contrata un coach para alguna persona de su plantilla, es habitual que se pida aportar una verificación de titulación y escuela para corroborar la validez de los servicios que ofrece un coach ejecutivo.

Es bueno que al elegir coach profesional comprobemos que organismos de coaching ejecutivo, homologados oficialmente, respaldan al coach. Pero esto no es un requisito imprescindible para elegir un buen coach, muchos buenos profesionales deciden salir de este tipo de asociaciones y no por ello dejan de ser grandes profesionales.

Por ejemplo, dentro del territorio español, asociaciones como ASESCO y AECOP presentan una alta reputación y liderazgo en el sector del coaching dirigido a profesionales de primer nivel. 

Por otro lado, en el plano internacional, la International Coach Federation (ICF), ofrece las credenciales de mayor prestigio cuando hablamos de titulaciones para coach ejecutivo, además éstas se basan autenticaciones por número de horas de entrenamiento y experiencia aplicadas, siendo el tiempo otro punto muy importante a considerar.

Las mejores acreditaciones para coach ejecutivo van desde aproximadamente 500 horas hasta 2500 de coaching de práctica real. Las instituciones de alta reputación suelen destacar este número a primera vista en las certificaciones que emiten.

Asimismo, existen diversas universidades que en la actualidad ofrecen formaciones para emprender un camino como coach ejecutivo, pero en este caso hay que ser especialmente cuidadosos al asegurarse de que el coach ejecutivo cuenta con una titulación de una institución de enseñanza superior de gran reputación por su plantilla de profesores y sus programas de coaching. Existen muchos cursos cortos cuya duración afecta la calidad de la formación, además también es ideal cerciorarse de su historial de profesores principales para estar al tanto de si cuentan con certificaciones de asociaciones como las mencionadas previamente.

De hecho, otro punto importante cuando se trata de personas egresadas en una universidad de coaching, son los años de funcionamiento que tiene. Lo ideal es que un respaldo de aprendizaje hable con sabiduría, experiencia y reputación. Recuerda que muchas universidades de coaching tienen pocos años de funcionamiento.

¿Cuál es la formación complementaria y especializada que ha alcanzado el coach ejecutivo?

En el mundo del coaching rara vez es suficiente una titulación general, por ello existen diversas ramas de coaching que se mueven en función de áreas de trabajo, número de personas que disfrutarán el acompañamiento, y objetivos del cliente con las sesiones.

En este caso, el coach ejecutivo tiene la oportunidad de emprender dentro de una gama de tipos de coaching cuya elección depende de tus necesidades individuales o las del equipo.

Ten en cuenta que son especialmente predominantes las formaciones en:

Coaching ontológico

Coaching transformacional

Coaching coercitivo o combinados con estrategias de Programación Neuro-lingüística (PNL),

Inteligencia Emocional

entre otros…

Así que será tu tarea repasar historiales de formación y experiencia para cerciorarte de que se apegan a tus requerimientos y cumplen con las titulaciones complementarias emitidas por las organizaciones de prestigio que comentamos al inicio o similares.

La especialización o el valor añadido del coach es un criterio interesante para elegir coaching.

¿Cómo se evalúa y mide el progreso y/o los retos con un buen coach?

Es bueno que el coach te explique que puedes esperar después de las sesiones, hablar de éxitos es muy complejo en este sector, ya en gran medida dependerá de ti, es decir del coachee el éxito de proceso de coaching ejecutivo.

Pero es bueno preguntar ya que vamos a hacer una inversión importante. ¿Cómo se mide el impacto del coaching ejecutivo? Las estrategias de medición varían en relación con el propósito de tus sesiones de coaching. Normalmente se fijan unos objetivos de proceso (que pueden variar a lo largo del proceso) y unos objetivos de cada sesión.

A parte de esto puede chequear temas como: ¿Maneja algún tipo de evaluación previa y/o posterior? ¿Te instruye para realizar planes de acción que más tarde serán valorados? ¿Lo hace a través del nivel de compromiso que han ganado tus colaboradores, evaluando tus habilidades individuales o una combinación de ambas? Apunta estas preguntas para realizarlas en tu búsqueda.

¿Qué dicen las referencias de líderes de trasfondo similar al tuyo y líderes de distintos perfiles?

El historial influye, aunque tampoco te enfoques en la cantidad por encima de la calidad. Cuando hablamos de calidad nos referimos a las experiencias pasadas que posee el coach o instructor ejecutivo que aportan un indicativo sobre los resultados que tú y/o tu equipo podrían obtener en el presente.

En ese caso el historial con profesionales al nivel de directores de empresa, CEOs y gerentes senior es un antecedente al que deberías prestar atención, pero también el coaching ejecutivo dirigido a grupos o equipos es una experiencia de alto valor.

Sin embargo, si preguntas por la “tasa de éxito” no tendrás la tarea fácil, para empezar, medir el éxito es complejo y tiene una gran influencia del nivel de implicación del coachee, por eso las referencias en el historial que solicitas tanto al coach como a otros líderes de tu talla, deberían estar enfocadas en descubrir si cubren otros aspectos más puntuales, como los que hemos tratado en este artículo, por ejemplo.

Si algún contacto de confianza te recomienda un tutor profesional, sin duda esto te va a ser de gran utilidad para elegir un coach. Siempre da mucha confianza y tranquilidad si contamos con buenas referencias de antemano.

¿Qué acuerdos cubre el contrato que se establece con el coach ejecutivo?

Cabe resaltar la importancia de realizar un acuerdo contractual donde se delimiten las líneas de tiempo para las sesiones mensuales, especialmente por número de horas, un acuerdo de confidencialidad o no divulgación en beneficio de la privacidad, la definición de la metodología a seguir para medir el progreso e incluso la posibilidad de establecer sesiones para medir el desempeño demostrado por el coach ejecutivo.

La confidencialidad y otros aspectos vienen definido en el código deontológico del coach.

¿Cómo es el feeling personal antes de elegir coaching?

El feeling es un punto importe a la hora de elegir coach, es muy bueno para el proceso que el coach te inspire confianza, no necesariamente te tiene que caer bien, pero si es bueno que te transmita experiencia, conocimiento y tranquilidad.

Muchos coach ofrecen una primera sesión introductoria, explicativa del proceso, esta primera conversación permitir una comunicación efectiva y enriquecedora entre ambas partes y sentará las bases de las próximas sesiones.

La “química” y el feeling personal que ofrece el coach se encuentran en el transcurso de esta primera reunión, bien sea con el equipo o con el coache, en caso de tratarse de una atención personalizada, he allí la importancia de este primer acercamiento para establecer un nivel de confianza base del cual partir.

Ve a esta primera reunión con ánimo neutral, natural, abierto a la experiencia, sin expectativas fijas, pero sí con los objetivos muy claros de que quieres sacar con esta primera reunión, que te ayude en la elección de coach.

¿Cómo organiza las sesiones de coaching?

Esta pregunta es clave para ahondar en el estilo y la forma de trabajar de tu coach prospecto. Las sesiones de coaching, especialmente cuando se imparten por un coach ejecutivo se acompañan de una estructura. En esta tipología de coaching las sesiones se estructuran de acuerdo a los objetivos de directivos de mandos intermedios o superiores.

Supongamos que tu objetivo es desarrollar mejor ciertas competencias en tu liderazgo personal o en equipo, en ese caso la pregunta es: ¿Cuántas sesiones se abordarán por cada competencia a desarrollar? ¿Serán semanales o quincenales? ¿Cuál es la duración de cada una?

Estas preguntas no tienen una respuesta fija y por ello son clave para determinar si estás ante un coach ejecutivo previsor, alguien que no improvisa sobre la marcha y se toma el tiempo de analizar la situación inicial para elaborar un plan estratégico basado en tu situación actual.

Sin embargo, para aclararte el panorama, normalmente se hablará de una primera sesión de tipo exploratorio o de diagnóstico inicial, donde se genera un primer contacto para conocerse, luego vendrán sesiones más dinámicas con ejercicios prácticos, sesiones de análisis, de repaso y sesiones de seguimiento y feedback.

Es importante que acordéis cuando serán las sesiones, de cara a evitar cancelaciones, retrasos etc, y que ambos os comprometáis con el proceso.

Lo habitual es que la metodología de sesiones, suele ser similar, pero conviene constatarlo antes de elegir coach.

¿Cuál es el rango de precio de las sesiones de coaching?

Como sabrás el coaching en todas sus ramas aún carece de reconocimiento oficial como profesión debidamente reglada, por lo que se dificulta mucho acceder a una referencia sobre el rango en que oscilan los precios dentro de la categoría de este servicio profesional. Para establecer tarifas se termina recurriendo a otro conjunto de factores determinantes y sobre estos puntos es que debes poner la lupa para decidir si te conviene o puedes acceder a mejores opciones.

En el contexto del coaching ejecutivo enEspaña se habla de tarifas base situadas aproximadamente entre 150 euros y 200 euros por sesión individual.

Cuando hablamos de elegir a un coach ejecutivo para equipos profesionales en cargos directivos, el rango de precios es sumamente amplio y podría llegar hasta por encima de la cantidad aproximada de  800 euros según la cifra de sesiones, la duración de las mismas, el número de profesionales con los que realizará el acompañamiento y sus rangos y niveles profesionales.

Además, entran factores donde el coach ejecutivo puede definir sus tarifas en base a años de experiencia, titulaciones de prestigio y en caso de que la contratación se establezca por parte de una empresa, tendrá derecho a considerar su tamaño e impacto a la hora de determinar un precio, pues estaríamos hablando de necesidades y retos con mayores exigencias.

¿Te interesa que un Coach de nuestro equipo trabaje contigo?

Elegir coaching ahora es más sencillo, ¿Tienes más claro cómo elegir coach? déjanos tus dudas

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *