Cómo Preparar Una Entrevista de Trabajo de Inicio a Fin: Antes, Durante y Después de la Entrevista ¡Guía Imprescindible!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Comparte este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Tabla de Contenidos

Hemos trabajado en esta guía con el objetivo de darte una visión integral sobre cómo preparar una entrevista de trabajo, en su ciclo completo. Todo lo que necesitas saber para superar una entrevista desde que arranca el proceso de selección, pasando por las diferentes fases, hasta la fase de seguimiento de candidatura y contratación.

Seguramente ya has escuchado muchas veces que “buscar un trabajo, es un trabajo”, y ciertamente es así, por el tiempo que debes invertir y el desarrollo de la estrategia que debes ejecutar. No obstante, esto es solo una parte, pues también deberás investigar, ensayar y preparar tus respuestas antes de asistir a la entrevista de trabajo. 

La idea no es desanimarte con lo que hemos dicho, por el contrario, más bien que comprendas que si cumples con esta guía que hemos preparado para tí tendrás mejores resultados. ¿Y qué significa esto? Pues que las probabilidades de lograr un trabajo son mayores si focalizas bien tu búsqueda en pocas empresas y entrevistas, que si asistes a muchas entrevistas, pero sin foco alguno ni preparación. 

Entonces, ¿vale la pena prepararse e invertir tiempo y esfuerzo? ¡Por supuesto que sí! Ya que tendrás resultados mucho mejores.

En esta guía te explicamos con detalle qué hacer en la entrevista de trabajo, cómo prepararse antes de asistir, cómo comportarte y responder “durante”, cómo venderse en la entrevista, y qué hacer después de haber asistido a la entrevista. 

Consigue superar con éxito las entrevistas de trabajo. Mediante consejos prácticos y sencillos, verás cómo aumentarán tus probabilidades de alcanzar el trabajo que deseas en un menor número de entrevistas. Así que, ¡a por ello!

Qué hacer antes de la entrevista de trabajo: 5 consejos

Para preparar la entrevista es conveniente entender qué es una entrevista de trabajo, una entrevista es un encuentro entre tú y la empresa a la que aspiras, que dura no más de 60 minutos. En este tiempo deberás exponer toda tu experiencia, mostrar tu interés hacia la compañía y demostrar que posees las competencias necesarias para los desafíos que enfrentarás en el nuevo rol. 

¡Todo esto en solo 60 minutos! Por ello, la preparación es tan importante ya que cada palabra, cada gesto y cada explicación que ofrezcas determinarán si superas o no esta fase de selección. 

No suena sencillo ¿verdad?. Pero no te preocupes, que para eso hemos organizado todo lo que debes hacer “antes” de asistir a la entrevista en 5 sencillos pero muy prácticos consejos que facilitarán tu preparación. 

Hemos querido describir cada consejo para que aplique a diferentes sectores y áreas, pero por supuesto, tú deberás adaptarlo a tu propia realidad y a las características de la entrevista de trabajo a la que te enfrentarás; sin embargo verás que son consejos muy claros y precisos que no te dejarán margen de duda sobre cómo aplicarlos. 

Revisemos a continuación cada uno de estos 5 consejos para antes de hacer la entrevista

Consejo #1: Investiga sobre la empresa

Este primer consejo es una pieza clave en la preparación a la entrevista y aún así, muchas personas lo subestiman. Conocer o investigar sobre la empresa, va más allá de entrar en su página web y hacer una lectura superficial que solo te dará una noción general de lo que hace la compañía.  

Son 9 razones principales por las cuales es importante investigar previamente la empresa antes de asistir a la entrevista:

  1. Saber, con cierto grado de exactitud, el tipo de empresa en la que trabajarás
  2. Garantizar que tus valores y los de la empresa están alineados, con lo cual lograrás una armonía entre lo que para ti es importante y los objetivos de la empresa.
  3. Asegurar que cubrirá tus expectativas de desarrollo profesional.
  4. Comprender mejor la información que el reclutador pueda ofrecer sobre la empresa, sus productos/servicios, y políticas. 
  5. Elaborar preguntas acertadas a realizar al reclutador al finalizar la entrevista
  6. Preparar respuestas claras, especialmente cuando el reclutador pregunte qué sabes de la empresa.
  7. Adaptar tus respuestas a los puntos de dolor de la organización.
  8. Evaluar si la empresa te interesa como proyecto profesional de futuro.
  9. Mostrar interés y profesionalidad. 

Ahora bien, te preguntarás “¿Por dónde comienzo?”. 

Iniciar el proceso de investigación sin una estructura clara no hará más que confundirte, cuando en realidad necesitas claridad, así que veamos a continuación 3 pasos básicos para investigar bien acerca de la empresa:

Paso 1: ¿Quién es la empresa?

Esta es la primera pregunta que deberás hacerte pues no solo necesitas asegurar ir bien preparado, sino además, querrás garantizar que es una empresa que cubre con las expectativas que te has planteado. Para ello, el primer paso es entrar en su página web y obtener información sobre:

  • Misión y Visión

Usualmente, bajo una pestaña llamada Quienes somos, Acerca de, Nosotros, La empresa, etc. encontrarás fácilmente esta información. Conociendo esto, tendrás visión amplia del propósito de la organización e identificar cuánto se alinean tus intereses con los de la empresa. 

Igualmente será muy útil ante preguntas como: “¿Por qué te interesa nuestra empresa?”, o “¿Por qué decidiste buscar empleo en nuestra compañía’?”. Si conoces bien la misión y ya has identificado cómo tus objetivos profesionales van de la mano con ella, podrás entonces dar una respuesta mucho más clara en la que demuestres al reclutador que desde tu profesión y tus objetivos de carrera, te alineas a los objetivos mismo de la empresa. 

  • Valores organizacionales

Los valores de la empresa que investigas cobran un peso incluso mayor que la misma misión y visión de la compañía. Ello es así puesto que representan la cultura de la organización, el día a día, lo que se “respira” en ella y el ambiente en el que te encontrarás trabajando. 

Si no te sientes identificado con los valores de la empresa, o los que indica no son precisamente los más importantes para ti, no habrá compatibilidad, por lo que tarde o temprano, estarás buscando otras opciones de empleo. 

Para demostrar dicha compatibilidad, ofrece una respuesta donde hagas referencia a la investigación que hiciste en su página web y relaciona el valor con alguna experiencia en el pasado donde estuvo presente. 

El reclutador identificará con claridad que verdaderamente serás capaz de “vivir” los valores de la empresa y con ello garantizarás estabilidad y motivación en la organización.  

  • Productos y/o servicios que ofrece

Llegar a la entrevista y preguntar: “¿A qué se dedica la empresa?” es como preguntar dónde está la salida. 

Si bien el reclutador no espera que conozcas a detalles sus productos, o la forma en que ofrece sus servicios, si al menos aspira -como mínimo- que sepas a qué se dedica, el sector al cual pertenece, algunos productos que produce o comercializa, etc. 

Esta información la encontrarás con mucho detalle en internet, incluyendo comentarios de proveedores, de clientes, su posicionamiento en el mercado y otros aspectos relacionados con su nivel de desarrollo. La información que obtengas te ayudará a preparar algunas respuestas. 

  • Estructura organizacional

No todas las empresas describen su estructura organizacional dentro de sus páginas web; sin embargo, una idea general podrás tener. Por ejemplo, si es una compañía muy jerárquica o no; tu rol dentro de qué área se ubica o a quién reportarías; e incluso hasta el nombre de la persona responsable que te hará la entrevista. 

Esta información puede ser de gran utilidad para identificar las posibles rutas de carrera que podrías alcanzar dentro de la empresa, o si el rol representa un reto por su ubicación dentro de la estructura organizacional. 

Además, te dará insumo para hacer preguntas en la entrevista, comentar al respecto o incluso comparar con otras empresas en las que has trabajado en el pasado, y de esta manera hacer referencia a tu capacidad de adaptación o los retos que estás dispuesto a asumir etc. Es decir, lograr una especie de “venta” de tu perfil adaptado a esa estructura. 

  • Afiliaciones u otras actividades que desarrolla

Más allá de sus productos y servicios, algunas empresas desarrollan actividades de voluntariado, poseen una fundación, tiene alguna alianza con alguna ONG, etc. 

Esta información también la puedes encontrar en su página web y te ofrecerá otra cara de la empresa que puede resultar de tu interés, y además, expresarlo así en la entrevista. Si en el pasado participaste en actividades similares, comentar al respecto le hará al reclutador alinear mucho más tu perfil con el de los empleados que ellos aspiran tener dentro de su organización.

Paso 2: ¿Qué sucede en la empresa?

En un mundo globalizado como en el que nos encontramos, la información vale muchísimo, por ello, entender las últimas novedades de la empresa a la cual asistirás a entrevista te garantizará identificarla como el sitio en el que deseas trabajar, y además, comprender mejor el presente y el futuro que te espera dentro de ella.

Para obtener esta información, solo coloca el nombre de la empresa en cualquier buscador, pincha el botón de “noticias” e inmediatamente tendrás una visión clara de su posicionamiento (si ha alcanzado buenos resultados y rentabilidad verás una noticia al respecto), de información pública (buena y quizás no tan buena) o de sus planes a futuro (noticias sobre comprar, fusiones, expansión, etc.)

Te estarás preguntando de qué te sirve lo anterior para posicionarte mejor en la entrevista. Pues bien, además de ayudarte a tomar decisiones de si es o no el tipo de empresa en la que deseas trabajar, las noticias te dan el insumo para preparar preguntas tales como: “Entiendo que se encuentran en un proceso de expansión ¿El rol al que aspiro está directamente relacionado con el proyecto de expansión?”. 

Esta es una pregunta interesante y a la vez estratégica pues da pie a obtener mucha información que, de otra manera, quizás no hubiese compartido contigo el reclutador.

Consejo #2: Analiza la oferta de empleo

Quizás has leído muchos anuncios de empleo, pero seguramente pocos has llegado a analizar suficiente para sacar de allí más información de la que solo con una lectura superficial logras obtener. Revisemos a continuación los aspectos claves que recomiendo analizar en una oferta de trabajo para una mejor preparación para la entrevista.

  • Requisitos del puesto de trabajo:

Son las condiciones, exigencias o características mínimas que deberán estar presentes en el candidato para asegurar su paso al proceso de selección. Esto significa que, de no cumplirlos, difícilmente pasarás a la entrevista en sí. En este sentido hay dos aspectos importantes que debes tomar en cuenta: 

  1. Nivel de cumplimiento del requisito: si por ejemplo un requisito indicado es el dominio de otro idioma, deberás ser capaz de indicar el nivel real en el que te encuentras bajo una escala de fácil comprensión para el reclutador. Por ejemplo, no vale decir que tienes un nivel “medio” de inglés, deberás indicar si es A2 o B1. 
  2. Requisitos “compensatorios”: en el caso de que NO cumplas con algún requisito, trata de identificar si cumples con algún otro que pueda servir de base para alcanzar el exigido por la empresa. 

Por ejemplo, si se exige el dominio de la herramienta SAP para un módulo en específico, pero tu experiencia ha sido en otro módulo, deberás entonces preparar tu respuesta ante la pregunta de si has trabajado con SAP en el módulo que ellos piden. Una buena respuesta pudiera ser: “No he trabajado directamente en ese módulo de SAP pero si en el módulo X, por lo cual considero que mi aprendizaje para el módulo que exigen podrá ser bastante rápido”

  • Funciones de la vacante:

Raras veces encontramos un anuncio que indique exactamente esta palabra. Por lo general, en los anuncios se indica “Descripción de puesto”, “Qué harás con nosotros”, “Lo que esperamos de ti”, ya que son frases más atractivas para el candidato. 

En cualquier caso, siempre harán referencia a las responsabilidades del rol. Al hacer la lectura, hazte las siguientes preguntas:

  • “¿Qué sé hacer?”: identifica las funciones que has desarrollado en cargos anteriores y busca ejemplos en tu experiencia sobre cómo las ejecutases. 
  • “¿Qué NO se hacer?”: evidentemente esta será una pregunta segura (“¿En el pasado has hecho X función?”), pues no estará en tu CV pero el reclutador querrá asegurar si en realidad no tienes ninguna experiencia al respecto. Aquí deberás identificar otras funciones que puedan asemejarse e indicarla, expresando con firmeza que garantizarás tu aprendizaje en muy corto tiempo.
  • Competencias:

Al igual que las funciones, pocas veces las empresas colocan una lista de las competencias esperadas al cargo. Con el objetivo de hacerlo más atractivo, se encontrarán bajo el título de “Otros requisitos”, “Lo que buscamos”, etc. 

Esta sección es muy interesante pues en ella encontrarás palabras claves que podrás utilizar para buscar modelos de preguntas que puede hacerte el reclutador. Así por ejemplo si lees algo como “Buscamos un candidato con iniciativa”, podrás entonces entrar en cualquier buscador en internet y colocar “preguntas por competencia de iniciativa” y ello te arrojará muchos resultados con tipos de preguntas que podrás preparar para la entrevista. 

Toma en cuenta que, tanto a partir de la descripción de las responsabilidades como de las competencias del cargo, encontrarás frases que te van a revelar las áreas sobre las cuales indagará el reclutador para conocer mejor tu perfil. Solo necesitas buscar preguntas por competencia asociadas a dicha área y tendrás entonces ejemplos de lo que podrán preguntarte. 

Consejo #3: Identifica ejemplos del pasado

Uno de los modelos de entrevista más utilizados es el de preguntas por competencias basado en el modelo S.T.A.R. Con este modelo de entrevista, el reclutador busca conocer cómo te comportaste en el pasado frente a situaciones difíciles, en la toma de decisiones, al afrontar retos, etc., para inferir, a partir de allí, cómo lo harás en el futuro. 

Por lo anterior, es fundamental que trates de recordar eventos o situaciones concretas dentro de tu experiencia laboral en la que, por ejemplo:

  • Resolviste un problema (solución de problemas)
  • Tomaste una decisión compleja (toma de decisiones)
  • Atendiste un cliente difícil (servicio al cliente)
  • Desarrollaste un proyecto (Innovación, orientación a los resultados)
  • Lideraste un equipo de trabajo (liderazgo)
  • Organizaste una actividad o un trabajo (organización y planificación)

No necesariamente el ejemplo debes recordarlo con todos los detalles, pues se entiende que puedes no recordar algunas cosas. Sin embargo, es importante que al menos indiques para cada ejemplo los componentes del modelo S.T.A.R.:

Situación: qué estaba sucediendo en ese momento, el contexto

Tarea: cuál era tu asignación, tu objetivo o qué debías hacer

Acción: tu conducta, lo que ejecutaste para resolver la situación

Resultado: el cierre del ejemplo indicando el impacto o la resolución final

Consejo #4: Reflexiona sobre tus intereses

No hay duda de que el reclutador se verá atraído por un candidato que demuestre interés, motivación y pasión, alineados con los objetivos de la empresa, sus valores y funciones dentro del cargo. 

De hecho, podría inclinarse por un candidato con menos conocimiento o competencias que otro, si muestra más compromiso e interés. 

Es por esta razón que debes tener claramente identificados cuáles son tus intereses, ya que no solo serán una pregunta que deberás responder durante la entrevista, sino que además deberá estar alineada a lo que has investigado sobre la empresa y que además, has leído en el anuncio.

Es decir, antes de asistir a la entrevista, repasa lo que leíste de la empresa y lo que analizaste del anuncio, y busca en qué puntos se ajustan a tus intereses y motivaciones. Luego, piensa cómo eso garantizará tu éxito en la posición y estabilidad en la empresa, para que puedas expresarlo frente al reclutador ante preguntas como: “¿Qué te motiva de venir a trabajar con nosotros?”  

Consejo #5: Repasa tu Currículum antes de la entrevista

Primero de todo, asegúrate de hacer un buen currículum. En una de las etapas de la entrevista, el reclutador hará preguntas concretas sobre tus funciones en roles pasados o incluso sobre logros que hayas indicado en el CV. Por supuesto, no podrás responder con fluidez si no recuerdas lo que hayas descrito en él. 

Deberás entonces leer muchas veces tu CV, al punto de casi conocerlo de memoria para evitar pedirle al reclutador -en plena entrevista- tu Currículum porque no recuerdas lo que escribiste. 

Adicionalmente, identifica en el CV gap, expresiones muy técnicas, cambios (por ejemplo, de un sector a otro) etc., que pudieran no ser del todo claros para el que entrevista. No dejes que te tomen desprevenido frente a una pregunta sobre tu currículum cuya respuesta no hayas preparado pues eso no hará más que generar duda y desconfianza por parte del reclutador. 

A manera de ejercicio, busca algún amigo o familiar que acepte leer tu CV y te indique las dudas que le pueden surgir en la lectura. Esto te dará una idea de los aspectos que quizás el reclutador indague con más detenimiento. 

Puedes evaluar tu CV con método PAUF

Preguntas frecuentes que debes preparar previamente a la entrevista

Cuando asistimos a entrevistas de trabajo, tenemos en mente mil y una preguntas, sobre el rol, los beneficios, el sueldo, la cultura de la empresa, el jefe que tendremos, las condiciones de trabajo, etc. Sin embargo, muchas de ellas ya las tiene contemplada el reclutador y las va a ir respondiendo a lo largo de la entrevista, incluso sin tu antes formularlas.  

En este apartado, quisiéramos concentrarnos en aquellas preguntas que te ayuden a quedar en la mente del reclutador. Es decir, aquellas que, al terminar la entrevista, éste pueda decir para sí mismo: “Wow! Este candidato sí que parece estar interesado en la posición”, o lo que es lo mismo, preguntas estratégicas que permitan posicionarte dentro del proceso de selección. 

Básicamente deberán ser preguntas relativas al rol, los objetivos del cargo, las expectativas, las prioridades; más no sobre sueldo, beneficios, etc. Es decir, preguntas más sobre “qué haré/aportaré” en lugar de “qué recibiré”. 

Veamos algunas de ellas:

  • “¿Cuáles serían los 3 objetivos prioritarios para trabajar durante al menos los 4 meses iniciales en la empresa?”
  • “¿Cuáles son las expectativas de rendimiento que se espera alcance la persona que ocupe el rol a los 6 meses”?
  • “Entiendo que actualmente están en un proceso de cambio, ¿cómo contribuye esta posición en dicho cambio?”
  • “Leí en las noticias que se encuentran trabajando muy duro en X proyecto, ¿existe alguna relación directa de las funciones del rol con dicho proyecto?”
  • “¿Existe alguna situación en específico, por la que esté atravesando la empresa, donde les interese particularmente la participación de la persona que sea seleccionada?”

Aquí te explicamos en detalle algunas de las preguntas de entrevista más frecuentes:

¿Cuáles son tus puntos fuertes?

Dónde te ves dentro de 5 años 

¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

¿Cuáles son tus puntos débiles?

¿Cuáles son tus expectativas Salariales? 

Preguntas Trampa en la Entrevista de trabajo.

Háblame de ti.

Qué hacer en la entrevista de trabajo: 5 consejos para el “Durante”

Si hay una fase en la preparación de una entrevista de trabajo que preocupa a los candidatos, es esta, las preguntas y respuestas en una entrevista de trabajo y la comunicación no verbal. 

Cada entrevista es única y particular, incluso aquellas que se realizan dentro de la misma empresa y para el mismo rol, por lo que a pesar de que siga una misma estructura, habrá variaciones en las preguntas: Sin embargo, existen claves fundamentales que cualquier candidato puede cumplir para lograr el éxito, sea cual sea la compañía o el cargo.

A continuación, estos consejos 5 consejos:

Demuestra interés

El interés en la posición y la empresa es una de las piezas más importantes que todo candidato debe demostrar a lo largo del proceso de selección. Incluso, como señalé anteriormente, un reclutador puede decidirse por una persona muy motivada e interesada, pero con poco conocimiento; en lugar de alguien con mucha experiencia, pero sin interés. La razón de lo anterior es muy simple: el conocimiento y las competencias se entrenan, pero el interés no. 

Este interés deberá expresarse de 3 maneras, pues solo así generará el impacto que se espera y reflejará que es un interés genuino:

  • Expresa interés de forma verbal: significa expresar con claridad tus intereses, lo que te llama la atención de la empresa y del rol. Expresar igualmente a lo largo de la entrevista aquellas cosas que te han gustado hacer en trabajos anteriores, cosas sobre las cuales te sientes orgulloso y que te generaron alta satisfacción. 
  • Expresa interés con tus gestos: tu expresión facial y tu lenguaje corporal deben ir en línea con lo que expresas, por lo que no dudes en transmitir emociones con tus gestos pues con ello imprimes autenticidad al contenido de tu discurso. 

Cuida tu comunicación

La comunicación en la entrevista determinará la forma en cómo te comuniques con tu jefe y tus compañeros de trabajo, de aquí la importancia de ser auténtico y mostrar cuál es tu estilo de comunicación. Los componentes claves que debes tomar en cuenta son:

  • Contenido: evidentemente debes evitar hablar mal de jefes anteriores, de excompañeros de trabajo etc. Si en alguna experiencia no estuviste de acuerdo con algo, no personalices, menciona tu desacuerdo con las políticas, los procedimientos, la cultura etc., pero nunca lo lleves a un plano personal, se objetivo y neutral. 
  • Tono, modulación y dicción: estos aspectos se evalúan especialmente cuando se realiza la primera entrevista telefónica. A veces sucede que el reclutador percibe inconsistencia entre el contenido y el tono, o incluso, hay meta mensajes que se transmiten con determinadas modulaciones de voz. Por ello debes ser muy cuidadoso. 
  • Expresión facial: tu rostro puede confirmar o contradecir lo que estás diciendo, por ello, procura mantener sintonía con el contenido. No olvides igualmente sonreír, mantener contacto visual con el reclutador y hacer “espejo”con tus gestos, desde la naturalidad. 

Participa activamente

La entrevista puede tornarse muy aburrida y monótona si solo el reclutador pregunta y tu respondes, por lo que queda de tu parte opinar, hacer algún tipo de reflexión y convertir la entrevista en una conversación agradable y productiva. 

Para lograr esto, es importante que participes, te sientas parte de ese diálogo y te comprometas en la conversación. Esto impactará muy positivamente en el reclutador y ayudará a posicionarte mejor.

No obstante, es siempre recomendable que evalúes el contexto y la forma en que el reclutador dirige la entrevista, pues si bien la participación activa ayuda a mostrar más interés y destacar, debes igualmente identificar en qué medida puedes hacerlo, ya que la línea entre mostrarte activo y mostrarte arrogante en la entrevista, puede ser muy delgada. El peso de la entrevista cae en el reclutador.

Usa el storytelling

El conocimiento que mejor se transmite es aquel que se hace a través de las historias. Lo mismo sucede en una entrevista. 

Tu conocimiento, tus competencias, tu experiencia quedarán mejor fijados en la memoria del entrevistador si lo narras a manera de historia, donde exista un inicio, un centro y un desenlace. 

Esta forma de describir tu experiencia ayuda a hacer más amena la entrevista, baja los niveles de tensión y te da más confianza. A su vez, para el reclutador será una experiencia de aprendizaje que valorará en gran medida. 

Recuerda que son muchos los candidatos que pasarán por esa misma oficina, pero solo aquellos que narran las mejores historias son quienes podrán permanecer en la mente del reclutador.

Ensaya tus historias con amigos y familiares y evalúa su impacto, pide feedback y sigue ensayando. Verás que de esta manera lograrás hacerlo cada vez con mayor soltura, transmitiendo confianza y seguridad. 

El storytelling te servirá tanto para las preguntas frecuentes como para aquellas más atípicas.

Guía Storytelling en la entrevista de trabajo.

Guía para organizar y estructurar tus respuestas en una entrevista de trabajo, sin dejarte nada por el camino.

Responde según el modelo S.T.A.R

Aún y cuando no te exprese de forma directa el reclutador que te hará preguntas por competencia, la recomendación es que respondas bajo este modelo siempre y cuando la preguntas así te lo permita. Esto te ayudará a desarrollar el storytelling, a dar ejemplos concretos de tu experiencia y a demostrar las competencias necesarias para el rol.

A continuación, te presento un ejemplo:

Pregunta:

“Nárrame un proceso de negociación difícil en el que hayas participado con algún cliente o proveedor ¿Cuál fue tu rol y cómo manejaste la negociación?”

Respuesta:

Situación 

“Recuerdo el año pasado cuando debimos negociar el contrato colectivo con el sindicato. El presidente del sindicato era una persona realmente difícil, no escuchaba y no quería ceder en lo más mínimo” 

Tarea: 

“Yo estuve presente en los 5 días que duró el proceso de negociación, pues formé parte del comité que representaba a la empresa” 

Acción: 

“Al segundo día, cuando vi lo difícil que estaba resultando todo, propuse a mis compañeros analizar cada cláusula y definir con mayor precisión nuestros márgenes de negociación, lo “no negociable” y dónde podíamos ceder. Incluso definimos un nuevo orden de discusión de las cláusulas para dejar las de mayor complejidad de últimas“

Resultado: 

“La verdad no fue nada fácil, pero al final logramos culminar el proceso de negociación dentro de los márgenes que nos habíamos establecido”

Cómo hacer escucha activa en una Entrevista

Qué preguntar durante la entrevista. Qué preguntas hacer.

Qué no hacer en la entrevista de trabajo

Seguramente has conversado con muchas personas y te han compartido lo que consideran que NO debe hacerse, pero que al mismo tiempo otros te han dicho que SI. Es natural entonces que tengas confusión al respecto, por ello, a continuación, presentaremos un breve listado de lo más destacable a evitar durante una entrevista de trabajo:

  • Interrumpir al reclutador en un esfuerzo por aclarar un punto o responder rápidamente.
  • Expresar desinterés o apatía a través de nuestro lenguaje corporal, expresión facial y gestos.
  • Solicitar feedback sobre la entrevista puede generar incomodidad al reclutador, al mismo tiempo que refleja desconfianza sobre cómo fue tu desempeño
  • Restar importancia a explicaciones se te ofrezcan pensando que no están relacionadas con lo que será tu rol puede ser percibido como arrogante.
  • Responder de manera poco asertiva o poco empática cuando estés en desacuerdo.
  • Preguntar, después de cada respuesta si se respondió a la pregunta o si se debe dar más información, pues de necesitarla, ya el entrevistador lo indicará.
  • Sobredimensionar una respuesta en un intento por generar un mayor impacto
  • Divagar o extenderse más allá de lo que te han preguntado

Después de una entrevista de trabajo. ¿Qué debes hacer? 4 consejos

La entrevista no termina cuando nos despedimos del reclutador. Ciertamente termina una fase del proceso de selección, pero a lo largo de todo el camino estarás sometido a constante evaluación, por lo que podría decirse que es una entrevista muy larga y que sólo concluye cuando ya te seleccionan o te notifican los resultados de la selección. 

Para dar la mejor continuidad a la entrevista, estos son los 4 pasos básicos que debes cumplir para dar cierre al proceso: 

Repasa la entrevista

Cada entrevista por la que pases será una experiencia de aprendizaje, pero sólo si a partir de cada una de ellas identificas tus errores y tu momento brillantes. Es así como la recomendación de repasar los resultados de una entrevista inmediatamente al salir de ella cobra una relevancia fundamental para sucesivos procesos.

¿Qué significa esto? En un espacio calmado y tranquilo, sin mayores distractores, piensa en cada pregunta que te hicieron y tus respuestas. Reconoce dónde respondiste bien y dónde pudiste mejorar. 

Este proceso de introspección te ayudará a hacer cada entrevista mejor que la anterior y a sacar el máximo provecho de cada una. A la vez, te hará sentir que vas aprendiendo y no que simplemente has perdido el tiempo. Es una manera de buscar el valor de cada contacto.

Guía para Evaluar tu entrevista de Trabajo

Envía un email

Quizás ya lo has leído muchas veces, y si es así, es porque realmente es un buen consejo: enviar un email al terminar la entrevista. Puedes enviarlo el mismo día o al día siguiente, pero no dejes pasar más de dos días.

Ahora bien, no es un email más tomado de una plantilla, por el contrario, debe ser personalizado, que se vea de manera clara que fue escrito especialmente para el reclutador en relación con tu entrevista ¿Cómo lograrlo?

Para hacer un email diferenciador, recuerda algo en particular que haya destacado en la entrevista, quizás la explicación del reclutador sobre un proyecto, o algún comentario de impacto sobre algo relevante de la empresa que te haya dicho. Una vez identificado este elemento diferenciador, menciónalo en el email para que le resulte al entrevistador fácil de recordarte y que perciba que, efectivamente, lo has redactado bajo lo que fue tu experiencia en la entrevista.

Agradece el que te hayan invitado, expresa tu interés en la posición y señala que estarás atento sobre los siguientes pasos del proceso.

Guía Qué hacer después de una Entrevista de Trabajo.

Haz seguimiento del proceso de selección

Hacer seguimiento al proceso es una forma de expresar tu interés en la posición. Sin embargo, debes tener cuidado en la frecuencia con que lo hagas pues no querrás ser percibido como una persona excesivamente impaciente. Por ello, lo más recomendable será, al finalizar la entrevista, llegar a un acuerdo con el reclutador de cuál debe ser la mejor forma de tú poder hacer el seguimiento. Así, tendrás más información al momento de cómo llevan el proceso de selección en la empresa, los tiempos que les lleva, las vías de contacto y en qué momento puedes hacer contacto con ellos nuevamente.

Guía para hacer seguimiento del proceso de selección.

Agradece

Si lamentablemente no fuiste seleccionado, envía un email de agradecimiento por haberte dado la oportunidad de participar en el proceso para esa posición en particular. Indica en el email tus mayores aprendizajes y momentos en concreto que te resultaron agradables, de alto nivel profesional y de mucho respeto hacia ti como candidato. 

Luego, indica que esperas poder participar en el futuro en otros procesos dado el interés que representan para ti esta empresa. Solicita permiso para seguirlos a través de las redes sociales e indica que pueden contar contigo ante lo que necesiten.

Si has causado buena impresión es probable que puedan contactar para otros procesos o para el mismo proceso pero más adelante.

Pues ya tienes todo lo necesario para preparar una entrevista de trabajo y tener buenos resultados, ahora toca ponerlo en práctica.

Si aún quieres ir mejor preparado a una entrevista de trabajo, nuestro equipo de consultores especializados en reclutamiento y selección trabajarán  junto a ti para entrenarte de forma personalizada, mediante técnicas mentorizadas de role play en las que simulamos una situación real de entrevista. Trabajaremos una a una las preguntas más frecuentes, las más difíciles y  aquellas que más te preocupan.

Con nuestro Coaching de Entrevistas conseguirás mayor aplomo y seguridad, darás respuestas más certeras, evitarás errores, generarás confianza y afinidad, negociarás mejor tus condiciones y obtendrás una metodología replicable para cualquier tipo de entrevista. 

¿Valoras tu tiempo? ¿Quieres impactar mejor en tu próximo empleador y conseguir las mejores oportunidades?

Autor: Aixa Zerpa

Suscríbete a nuestra Newsletter
+6000 profesionales ya están usando este material

Recibe todas las actualizacionesdel blog y estos 3 mini-ebook gratis:

Comparte este post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Otros posts que te pueden interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

ANÁLISIS INICIAL DE TU CASO
Hacemos tu Currículum y optimizamos LinkedIn
¿Quieres preparar un Cambio Laboral con garantías?
Somos tu Career Partner de confianza. Ponemos estrategia, criterio y brillo en las candidaturas, damos forma a tu marca personal y te ponemos en pista de despegue para Entrevistas.
Líderes en Servicios de Carrera Profesional.
hacemos tu curriculum vitae
Hacemos tu Currículum y optimizamos LinkedIn

¿Quieres impulsarte hacia Entrevistas?

Expertos en redacción y diseño de CV y LinkedIn