Tener un blog es bueno para buscar trabajo
AUTOEMPLEO, BÚSQUEDA DE EMPLEO, CREA TU BLOG

El blog en la estrategia para buscar trabajo

Hoy tengo el placer de contar en el blog con Ricardo Vega, que nos cuenta como ha usado internet y principalmente su blog como herramienta para desarrollar su marca personal, posicionarse en mercado laboral, diferenciarse del resto de profesionales y conseguir trabajo

¿Quién es Ricardo Vega?

Ricardo Vega-DomóticaEs Ingeniero en Electrónica Industrial y Automática ¿Imaginas un mundo sin tecnología? Él no. Montó su blog ricveal.com como un experimento paralelo a su Proyecto Final de Carrera. Desde él aprende día tras día sobre su sector y exprime las posibilidades que Internet brinda a su Marca Personal. Internet de las Cosas, Domótica y Eficiencia Energética son algunas de sus actuales ocupaciones. ¿Quieres conectar con él? Google Plus | Twitter | Linkedin


 

Si buscas una excusa para tener un blog, sólo tienes que hacer una rápida búsqueda en internet y te aparecerán miles de resultados. Yo no te quiero dar una excusa, sino una razón (o varias) a través de mi historia personal.

Antes de todo, me presento: me llamo Ricardo Vega, soy un ingeniero en electrónica y automatización y actualmente estudio un Máster en Ingeniería Industrial. Llevo ya casi dos años fortaleciendo mi marca personal a través de Internet. Cuando comencé a redactar mi Proyecto Final de Carrera, tenía muy claro que quería hablar de domótica (una tecnología novedosa dedicada a la creación de hogares “inteligentes”). Sin embargo, al ser algo tan reciente, a la hora de empezar a documentarme, me encontré con muy poca información.

Así pues, como llevaba ya un tiempo leyendo acerca de los beneficios de montar un blog como herramienta de marca personal, pensé: ¿por qué no mato dos pájaros de un tiro? Además de mi marca personal, sabía que escribir sobre la temática de mi proyecto me iba a ayudar a profundizar mejor sobre el tema y organizar mis ideas. Mi proyecto y mi blog funcionaban de manera sinérgica y por eso muchas veces presento los inicios de mi blog como un experimento paralelo.

 

Llegados a este punto ya sabía qué iba a hacer y sobre qué iba a escribir, pero me faltaba un largo número de cuestiones a solucionar. No pretendo convertir esta entrada en la típica guía sobre “cómo montarse un blog” pero voy a intentar dar una pincelada muy breve del proceso que seguí yo por si te puede servir de ayuda.

Elegí WordPress como plataforma de blogging debido a la gran cantidad de información y extras (por ejemplo, pluggins que me permitieron personalizar la página de manera sencilla) disponibles en Internet. Como quería trabajar mi marca personal y dar una mínima imagen de profesionalidad, compré un dominio de pago y nació ricveal.com.


Este artículo te puede interesa:

⇒ Mega Tutorial paso a paso, todo lo que necesitas para crea tu BLOG


La siguiente cuestión fue, ¿alojo el blog de forma gratuita con unas funcionalidades limitadas o alquilo un servidor para eliminar estas limitaciones? . Si vas en serio, lo mejor, en mi opinión, es la segunda opción y, personalmente, creo que es una decisión que se debe meditar para encontrar un buen balance entre precio y prestaciones. Yo personalmente me decanté por Hostgator (webempresa es buena opción y está en español) debido a sus reducidos precios (unos 50 euros anuales), aunque están disponibles varias opciones con buena calidad sin ser excesivamente caras. .

Una vez decidido esto, tocaba definir la apariencia del sitio web. Esta característica es aportada por la plantilla que elijas. Existen plantillas free o premium. Yo, por ejemplo, empecé con una gratuita que modifiqué un poco y más adelante cambié a una de pago (que también he modificado). Esta decisión es muy personal y en ella influye tanto la estética que estés buscando como tu presupuesto disponible.

A partir de ese momento, empecé a formarme en cuestiones técnicas tales cómo SEO, SEM, Google Analytics, Marketing de Contenidos, Adsense, Adwords, Afiliación, Email Marketing, Redes Sociales, etc. A día de hoy, un blog con aspiraciones más o menos serias necesita de una estrategia definida, y tener algún conocimiento en estos aspectos te proporcionará ideas, métricas e incluso ingresos económicos directos (De todas formas, no es buena idea intentar montar un blog con la idea de ganar dinero sin tener experiencia previa).

Muchas personas que conozco no quieren dar el salto a Internet a causa del desconocimiento acerca de todos estos temas, y, una opción muy válida es pagar por todos estos servicios. Sin embargo, no sale barato, aunque se ahorra mucho tiempo y esfuerzo. Si te falta el dinero o te gusta “cacharrear” puedes realizar todo este proceso tú mismo como lo hice yo, que tenía algo más de tiempo que de dinero. Así, echándole ganas y con tiempo, en unas semanas estaba escribiendo mis primeros post.

Al principio, no sabía cómo orientar mi estrategia y aunque mantenía un ritmo regular escribiendo, no veía ningún resultado. A partir del quinto/sexto mes aproximadamente, noté un ligero aumento de visitas mensuales y empecé a conocer gente gracias al blog. No era mucho, pero fue la primera vez que alguien me dijo “Ey, tu eres Ricardo Vega, te conozco de Internet”.

Sin embargo, el gran cambio ha venido al cumplir el primer año de vida. Ya había presentado mi proyecto y me había trasladado de ciudad para realizar un Máster. Empecé a sufrir una mayor falta de tiempo y decidí mejorar el blog para adaptarlo a mis nuevas circunstancias. El cambio, me llevó un mes pero me permitió detectar qué funcionaba y qué no, para quedarme sólo con lo bueno y optimizar mi flujo de trabajo.

Las visitas empezaron a subir y un día recibí un correo invitándome a formar parte de la plantilla editorial de un importante blog sobre mi temática a nivel nacional. La siguiente semana, recibí una oferta de trabajo de una empresa española también del sector domótico. He recibido varias propuestas (remuneradas y sin remunerar) para unirme a diferentes proyectos como editor de contenidos. Estoy empezando a participar en blogs ajenos como blogger invitado (cómo es este caso).

Recientemente, he empezado a trabajar para una empresa en la ciudad donde vivo y estudio. A diferencia de las demás oportunidades laborales que te he contado, en esta ocasión, seguí un proceso “clásico” de selección. En la última entrevista, al confirmarme que yo era la persona seleccionada, el responsable de la selección me comentó que había sido totalmente diferenciador el hecho de que tuviera un blog.

Tener un blog es un trabajo duro que requiere de tiempo y sacrificio pero mi experiencia personal no puede ser más positiva. Laboralmente he accedido a un gran número de oportunidades que relaciono directamente con el trabajo de mi marca personal. Creo que al empleador no sólo le resulta atractivo el hecho de demostrar de forma constante que tienes conocimientos sobre una serie de temas y estás al día con las novedades de tu sector, si no que además, estoy convencido de que trabajando en tu marca personal indicas a un responsable de selección que está ante una persona proactiva y comprometida. Aunque seguro que José nos puede hablar mucho más de esto que yo, ésta es mi opinión personal.

Finalmente, resumiré la estrategia que seguí para profesionalizar mi presencia en Internet. Esto lo hice a través de tres factores diferentes:

  • Redes sociales. Seleccioné tres redes sociales que pudiera asumir trabajar permaneciendo humano (creo que estar en redes sociales automatizando todas las tareas no tiene ningún sentido). Así es cómo tengo presencia en LinkedIn, Google Plus y Twitter, dónde comparto noticias de mi sector.
  • Networking. Aunque lo ideal es seleccionar eventos propios de tu sector, yo vivía en una ciudad no demasiado grande donde la oferta era muy escasa por lo que, inicialmente, seleccioné todos aquellos de corte tecnológico, y a medida que fui aprendiendo cómo funcionaba cada uno de ellos, fui siendo más selectivo con la temática.
  • Blog. Donde centralizaba todo. Tengo una estrategia de un post semanal donde he intentado aportar siempre valor a mi lector. En él hablo actualmente de temas cómo domótica, Internet de las Cosas, energías renovables o eficiencia energética.

Desde cualquiera de estos tres lados de mi triángulo he conocido mucha gente que me ha aportado mucho, tanto de forma personal como profesional. Yo entiendo mi marca personal cómo la suma de los tres: cuando voy a un evento, en mi tarjeta de visita enlazo a mi blog y mis redes sociales, cuando conozco a alguien en Internet, intento desvirtualizarlo y utilizo las redes sociales como medio de comunicación con mis seguidores.

Así pues y para resumir, aunque tu presupuesto y cantidad de tiempo serán limitantes a la hora de establecer tu apuesta por tu marca personal, desde mi punto de vista, es una inversión que merece la pena asumir. La universidad creo que es el mejor momento para realizar esta apuesta aunque nunca es tarde si la dicha es buena, ¿no? Creo que cualquier profesional que empiece a trabajar hoy mismo su marca personal va a obtener beneficios en un plazo inferior a dos años.

Personalmente, yo continúo trabajando día a día por crecer más y llegar a más gente que pueda estar interesada. Mi principal preocupación es seguir fortaleciendo mi marca personal de diferentes formas. Estoy buscando colaboraciones en blogs externos y dar el salto al mundo de la conferencia. Es muy posible que este año tenga terminado mi primer libro y también estoy explorando nuevos mundos como el podcasting y el video. Cómo ves, todas esas actividades aportan valor a mi perfil pero, aunque el blog seguiría siendo el centro de operaciones, no tienen que ver directamente con él. Por otro lado me gustaría trabajar en monetizar mi blog de algún modo aunque, debido a mi sector, no es una tarea demasiado sencilla.

Al final, a todo aquel que trabaje su marca personal le gustaría ser referente, experto o influencers en su sector, llámalo como quieras y, lógicamente, no es algo que se consiga de un día para otro. Mientras tanto, fíjate en referentes que estén donde a ti te gustaría estar y experimenta mucho. Imagino que lo importante es tener siempre retos delante con los que poderse pelear y si apuestas por tu marca personal, si inicias la aventura que supone crear un blog, créeme, por desafíos no va a ser.


Puedes conectar con Ricardo a través de su blog, Google Plus | Twitter | Linkedin


 

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

2 comentarios “El blog en la estrategia para buscar trabajo

  1. ANA MUÑOZ says:

    ….muy interesante esta propuesta,,, y mucho mucho trabajo y horas…Me saco el sombrero con gente tan capaz.

    1. Jose says:

      El mercado actual laboral exige estrategias nuevas y mayor esfuerzo para diferenciarse. Los que están dispuestos a hacerlo obtienen la recompensa.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *