Reflexiones sobre mi primera ponencia
AUTOEMPLEO, BÚSQUEDA DE EMPLEO, CREA TU BLOG

Reflexiones sobre mi primera ponencia

Comienzo, este post, pidiendo disculpas por mi ausencia estas últimas semanas, he tenido algunos asuntos familiares que me han impedido dedicarle tiempo a escribir en el blog. Además he dedicado mucho tiempo a preparar mi primera ponencia, quería que saliese bien y le he metido muchas horas.

El jueves 25 de junio participé como ponente en el Foro de Empleo de Almansa, que por cierto fue un exitazo, tanto por la organización del evento como por la afluencia de asistentes.

Con este post quiero compartir impresiones sobre esta experiencia, nueva para mí, y dar las gracias a todas las personas que me han facilitado, de algún modo, esta oportunidad.

Para contextualizar os resumo la historia desde el principio. El 26 de Mayo, parecía que sería un día más, salvo que tenía un catarrazo y 39º de fiebre, por lo demás nada hacía presagiar que tendría que salir de mi zona de confort a lo bestia, cuando recibí la llamada de Víctor Candel. Conocía a Víctor a través de su blog y de las redes sociales, habíamos intercambiado algún mensaje, comentario, tweet, etc., pero no nos conocíamos en personal.

El caso es que me cuenta que está participando en la organización de un foro de empleo en Almansa, y que había pensado en mí para realizar una ponencia sobre Infojobs.

Lo primero que pensé es que era una buena oportunidad profesional y que tenía que decir que Sí, y es lo que hice, prácticamente se lo confirmé en ese mismo momento, aunque, lógicamente, le comenté que no tenía experiencia como ponente en este tipo de eventos. Me lo puso muy fácil desde el principio.

Nada más colgar, empezó a pasarme por la cabeza un chorreo de pensamientos de todo tipo. Estaba feliz de que hubiese pensado en mí, lo interpreté como una validación de que el trabajo con el blog estaba dando frutos, siempre había escuchado que cuando tienes un blog y trabajas tu Marca Personal pasan cosas, las cosas no pasan de la noche a la mañana, ni al ritmo que me gustaría, pero ocurren y van llegando proyectos, propuestas que te permiten validar tu trabajo, ampliar tu campo de acción y avanzar en el posicionamiento de tu marca personal.

Pero como no, también llegan pensamientos negativos, afloran viejos miedos e inseguridades que tienes que gestionar. Dicen que los miedos que todos tenemos son el miedo a fracasar, miedo al ridículo, miedo al qué dirán y miedo a no ser aceptado.

El caso es que comienza el dialogo interior: ¡en vaya historias te metes, con lo tranquilo que estás tú frente al ordenador!, ¡Si ya te pusiste nervioso el día que tuviste que leer una sola frase en la Primera Comunión!, ¡Tú que siempre agachabas la mirada para que el profesor no te sacase a la pizarra!…En fin, ese tipo de pensamientos que brotan de forma irracional e incontrolada. No es fácil, pero en estos casos es importante tomar consciencia de estas creencias limitantes y volver tomar el control del lenguaje de nuestra mente.

Es cierto que siempre he sido un poco introvertido, pero esto, ni es una excusa, ni una discapacidad que impida hablar en público.

El miedo ante situaciones nuevas o situaciones en las que no controlamos todas las variables es algo natural, instintivo. Erradicar el miedo de la mente, diría que es casi imposible, por eso hay que aceptarlo, controlarlo y servirse de él para responder con más motivación, preparación y constancia a la situación que lo genera. En definitiva, tienes que enfrentarte al miedo, prepararte a conciencia y hacerlo de todos modos.

Comencé a organizarme y a planificarme. Primero pensando la línea editorial que quería que tuviese la ponencia, pensando en qué querría saber un usuario sobre Infojobs que no supiese ya. Después comencé a marcar un índice con los puntos que quería tocar y los objetivos que quería que quedasen claros a la audiencia. Después comencé a desarrollar y recopilar la información, y poco a poco fui dando forma a la ponencia.

No vayas a creer que los miedos habían desaparecido, de vez en cuando aparecían para fastidiar un rato y recordarme lo importante que era esta primera vez. Por suerte, mi entorno, mi familia y amigos estaban para apoyarme.

Durante la preparación de la ponencia recibí el mensaje de José Carlos Muñoz, a través de Linkedin, Técnico de Empleo en el Ayuntamiento de Almansa y al que, también conocía a través de su blog, habíamos intercambiado algunos correos, compartido artículos, etc. No recordaba que trabajaba en Almansa, el caso es que me alegré mucho saber que estaría por allí, me paso su número de teléfono y estuvimos hablando casi una hora y media.

Una vez que ya tenía todo el desarrollo de la ponencia en texto, preparé la presentación de las plantillas que se iban a proyectar mientras hacía la exposición oral, esta fue la fase que menos me costó.

Y por último, tocaba practicar, medir tiempos, pero sobre todo ensayar y ensayar. Yo, que no soy de mucho hablar, así que acababa el día con dolor de garganta, la falta de costumbre.

También me grabé en video para pulir “detalles”, creo que no llegué a corregir todos los defectos que vi en las grabaciones, pero algunas cosillas sí. Tengo que dar las gracias a mi pareja, por su ayuda y su paciencia, creo que al final, ella, también, habría podido dar la ponencia.

El mes que tenía para prepararme, se iba acortando, lo que parecía un colchón de tiempo suficiente, se iba reduciendo día a día, imparable. Y de repente estaba subido en el Ave camino a Almansa, el día anterior a la ponencia.

Esa tarde conocí en persona (o como se dice ahora, “desvirtualicé” a Víctor Candel, Jose Carlos Muñoz y a Francisco Jáuregui. Al día siguiente conocería a Isabel Iglesias, Laura Mateo y Pedro Goni. A todos ellos le mando un cariñoso abrazo.

Y..por fin..¡llegó el día del estreno!..con los nervios a tope pero con ganas de hacerlo bien. Los minutos previos a salir al teatro fueron muy intensos, los dos primeros minutos en el escenario el corazón me iba a 1000, después poco a poco me fui soltando pero mantuve cierta tensión hasta el final, no es fácil plantarse delante de más de cien personas.

En resumen, una gran experiencia que compensó cada hora de trabajo, cada momento de duda. ¿Haré más ponencias? Espero que sí, si me llaman, claro.

Conclusiones:

Sobre la zona de confort

Mucho se habla sobre lo necesario que es salir de nuestra zona calentita, segura, donde controlamos todo, pero fuera de la zona de confort hay más oportunidades.

Yo también creo que es importante salir de la zona de comodidad y ponernos a prueba constantemente, superar nuestros límites, pero lo importe no es quedarse en salir de la zona de comodidad, sino ampliarla. Por haber realizado una ponencia no he ampliado mi zona de confort, necesitaré unas cuantas más para sentirme cómodo. Hacer cada vez más grande la zona de confort es el verdadero desarrollo, el verdadero crecimiento, donde se evoluciona, donde está la clave para tomar las riendas y dirigir nuestra vida.

Blogging y redes sociales

Hay mucho escéptico sobre las redes sociales o el blogging, sobre si sirven o no para crear oportunidades profesionales o de negocio, yo creo que Sí, pero sin ninguna duda.

No soy el mejor en las redes sociales, lo reconozco, todavía me queda mucho por aprender y mejorar. Con el blog me pasa algo parecido. A pesar de esto, puedo decir que funcionan, que estar presente, hacerse visible, ser activo, constante y tener objetivos claros, genera oportunidades.

Las oportunidades no crecen en los árboles, ni van a llegar por abrirte una cuenta de twitter o crear un blog en WordPress, pero si eres perseverante y profesional llegan sí o sí.

Comunicación

Te darán muchos trucos para hablar en público, pero algo que siempre va a funcionar es comunicar desde la humildad, con naturalidad y desde tu propia experiencia.

Los primeros minutos vas a estar nervioso siempre, ya me advirtió Omar de la Fuente, por eso los primeros minutos tienes que haberlos ensayado el doble que el resto.

Hacer participar a la audiencia y hacerles reír. En este sentido no arriesgué demasiado, pero observé como al resto de ponentes les funcionaba muy bien.

Sobre los Miedos

Sentir miedo es inevitable y hasta necesario, pero piensa que hay miedos reales y otros inventados, controla tu pensamiento y  gana seguridad preparándote a fondo.

El miedo impide disfrutar de las cosas, nos limita las decisiones. Nunca dejes de hacer algo positivo por miedo.

Agradecimiento

Gracias a Talentia Human Resouces (Víctor e Isabel) por haber confiado en mí y haberme dado la oportunidad de compartir esta experiencia con vosotros, con Pedro, Laura y Francisco (pusisteis el listón muy alto ;-). Y gracias José por estar siempre atento y accesible.

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *