Buena suerte
BÚSQUEDA DE EMPLEO, MOTIVACIÓN-CARRERA PROFESIONAL

7 ideas para planificar tu Suerte

En este post vamos a hablar de la suerte que se construye, la suerte que depende de nosotros. No nos referimos al azar, el azar es algo fortuito, puntual, sobre el que no ejercemos ningún control.

Un golpe de suerte no soluciona la vida, la buena suerte tiene que ver con la postura existencial, está determinada por la forma en la que gestionamos la vida, las decisiones que tomamos y por la voluntad de trabajar con un propósito.

La única forma de cambiar de suerte, es cambiando algo. Te damos  7 ideas para tener suerte:

1. Voluntad de aprendizaje. Las personas con suerte, pase lo que pase extraen algo positivo, un conocimiento útil para trasformar su vida. Estas personas, no funcionan con el lema a veces se gana y a veces se pierde. Su lema es a veces se gana y a veces se aprende.

2. Enfócate en lo que deseas. Por qué perder el tiempo enfocándonos en lo que no nos gusta, en lo que no queremos. Cuando te centras en lo que no deseas, te centras en lo que temes, en el miedo.

Henry Ford  dijo dos frases muy poderosas:

“Los obstáculos aparecen cuando apartas los ojos de la meta”.

“Tanto si crees que puedes como si crees que no, estás en lo cierto”.

3. Se perseverante. Vivimos inmersos en la Cultura de lo fácil (“aprende ingles en un mes”, “toca la guitarra en dos semanas”). Buscamos recompensas rápidas, recupera la capacidad de posponer la recompensa.

Los ganadores nunca abandonan, los que abandonan nunca ganan. Tomas Edison realizó más de 1000 prototipos de bombilla hasta lograr el definitivo.

4. Aporta valor. Céntrate en aportar valor auténtico a tu entorno. Lo que importará al llegar al último día de nuestra vida es lo que hayamos aportado y a las personas a las que hayamos ayudado.

La suerte5. Vive el cambio, genera nuevas oportunidades. El verdadero cambio empieza en ti, va de dentro a fuera. Haz algo diferente cada día, rompe la rutina. Cuestiónalo todo incluso tus creencias, deja sitio para que entren nuevas ideas. ¿has oído hablar del síndrome de Impotencia aprendida? es lo que le pasa a los elefantes del circo, desde pequeños luchan por escapar de esa cadena que está amarrada a su pata, hasta que un día dejan de intentarlo para siempre, aun siendo adultos que con un simple gesto romperían la cadena, no lo hacen porque creen que es imposible.

Elimina la palabra imposible de tu vocabulario. Casi nada es imposible. Si nos decimos a nosotros mismos que algo es imposible, automáticamente nuestro cerebro lo descarta.

6. Decisión y Acción. Toma decisiones, se valiente.

Cuenta una leyenda que en oriente había un arquero muy hábil cuyo objetivo era llegar con sus flechas a la luna, y todas las noches lanzaba cientos de flechas. No supo nunca si alguna llegó pero en el intento, se convirtió en el mejor arquero del reino.

Muchas ideas mueren, por falta de acción. Dar los primeros pasos es lo más costoso, vencer la primera resistencia.

Peter Drucker dijo: cuando veas un proyecto de éxito detrás hay una decisión valiente.

El ser humano tiene la capacidad natural de identificar que puede hacer con lo que tiene, y siempre hay algo que podemos hacer. Muchas veces tendremos situaciones difíciles en la vida pero en todas ellas tenemos un margen de elección y de acción. De nada sirve quejarse. Cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos la estrategia es cambiar nosotros mismos. Aunque nada cambie si yo cambio todo cambia. Nuestra última libertad es elegir nuestra aptitud a pesar de las circunstancias.

7. Sonríe. Elegir vivir alegre, divertirse, reparte optimismo. Sé positivo, confía en ti no te resignes. Os cuento este famoso estudio realizado en ratones de laboratorio (después se hizo con estudiantes universitarios) porque es muy representativo.

El experimento consistía en dejar a un grupo de ratones en un estanque de agua con algunas piedras de apoyo en el fondo y a otro grupo en otro estanque pero sin piedras de apoyo. Se les sacó a todos antes de que ocurriese una tragedia (claro). Al día siguiente volvieron a repetir el experimento a ambos grupos por separado pero ambos grupos en un estanque sin piedras. El segundo grupo, predispuesto a no encontrar piedras se dejaban abandonar sin apenas luchar por sobrevivir (les sacaron antes de ahogarse, ¡tranquil@!) Y se observó que el primer grupo nadaba y nadaba esperando encontrar en algún momento una piedra de apoyo; estos aguataron, mínimo, el doble de tiempo o hasta 10 veces más.

¿Somos nosotros piedras de apoyo para nuestra gente?. Porque nuestra gente en situaciones de crisis aguantará hasta 10 veces más si nosotros les damos esa confianza. Con confianza la resignación desaparece.

Resiliencia: Aprender a caer y levantarse.

¿Cómo cambiar?  Cambiando hábitos (hábito: repetición de acciones conscientes), la suma de hábito construye el carácter. Y el carácter apunta hacia un tipo de destino y un sentido de vida.

¿Qué grado de suerte has tenido hasta ahora?

¿Crees que este artículo le interesa a más personas? ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *