como volver a la rutina
BÚSQUEDA DE EMPLEO

Cómo volver a la rutina sin morir en el intento

Hola a todos, ya estoy de vuelta, imagino que como la mayoría de vosotros. ¿Qué tal te ha ido el verano?

Esta semana ha sido una semana de reajuste, no te voy a contar una milonga, me ha costado un poco, estoy todavía en periodo de transición, por eso escribo este artículo, para contarte como ha sido para mí la vuelta que es lo que me ha funcionado para retomar la rutina.

Algo que no hice antes de irte y hubiera sido útil, es dejar prepara una lista de tareas importantes para retomar. A parte de despejar la cabeza de los temas que dejas pendientes, el hecho de no tener que ponerte a pensar por dónde puedes empezar ayuda a centrarse y ponerse en ello de forma más rápida y con menos riesgos de que pospongas algo importante o te entretengas con otros temas.

Y siguiendo con la lista de tareas, ya una vez que estás de vuelta te ayudará a organizarte los primeros días (es una práctica que recomiendo hacer todos los días). Prepara una lista al final del día para el día siguiente o al comenzar el día para ese mismo día. Te ahorraras el esfuerzo de tener que ponerte a pensar que vas a ir haciendo, con el riesgo que conlleva esto, principalmente hacer las tareas más cómodas, posponer las que no nos gustan, perder tiempo con temas poco relevantes, como navegar sin un objetivo claro por internet.

Tener tu lugar de trabajo (búsqueda de trabajo), ordenado y limpio te va a ayudar. Si puedes dejarlo organizado antes de irte bien, pero sino, es lo primero que puedes hacer, es muy importante por los motivos te explico en este artículo, si tu mesa de trabajo está hecha un caos, te darán ganas de salir corriendo pero no de sentarte a trabajar.

Hace poco leía un artículo que hablaba de la regla de los 20 segundos. Venía a decir que todo aquello que necesites hacer debe estar lo más accesible que puedas. Si llegas a casa y te sientas en el sofá, muy probablemente cojas el mando que tienes allí mimos y con un simple a click enciendes la tele. Pero será muy difícil ponerse a leer un libro, por ejemplo, si  lo tienes en la habitación, sin embargo si dejas el libro en el sofá lo tendrás mucho más fácil para ponerte a leer. Póntelo fácil a ti mimos.

Esto lo puedes aplicar a cualquier rutina que necesites retomar, ya sea vestirte para ir a trabajar (deja la ropa preparada el día anterior), buscar ofertas de trabajo (déjate el ordenador al alcance de la mano, con el portal de empleo en la pestaña de favoritos).

Descansar bien es otro factor importante. Tu cuerpo se tiene que volver a habituar a los nuevos horarios, al cambio de actividad, nuevo ritmo de vida, etc. Si te has echado alguna siestecita (como es mi caso), has trasnochado, has hecho algún exceso con la comida/bebida,  etc., es normal que te encuentres un poco cansado al principio y que necesites un poco más de descanso de lo habitualmente necesitarías.

La actitud influye y mucho. Hablando con mis compañeros de trabajo, algo muy habitual es quejarse de la vuelta; “ya estamos otra vez aquí, con lo bien que se está de vacaciones”, “Que largo se me va a hacer hoy que se acaba la jornada intensiva”, “anda que no queda hasta navidad”, “dentro de nada ya se hará de noche a las 5 de la tarde”, “con lo bien que se estaba en el pueblo”. ¿Te suena de algo? Estos comentarios que decimos a los demás y a nosotros mismo, no ayudan precisamente a hacer más llevadera la vuelta, pero es verdad que en el pueblo se está mucho más fresquito.

Como sabes, soy un defensor de las rutinas y de los hábitos. La motivación está muy bien, y es necesaria pero no suele acompañarnos en estos casos, así que no busque motivación sino resultados, y esto se consigue restableciendo rutinas o incorporando rutinas nuevas. Si quieres incorporar hábitos nuevos, hazlo de uno en uno, siendo realista es muy difícil crear un hábito como para ponerte con 3 o 4 a la vez.

Otra cosa que te puede ayudar a coger impulso, son los objetivos, durante algún tiempo deje de marcarme objetivos tras los parones de verano o navidad, pero después me di cuenta de que no lo estaba enfocando bien y volví  retomarlos. Marcarte objetivos (no propósitos), tener objetivos ilusiona, te da un plus de energía y te pone en marcha.

Si estás buscando trabajo o trabajas en casa, elimina las distracciones que antes te permitías, como quedarte viendo series, navegar a la deriva por redes sociales, picotear o echar una cabezadita a deshoras. También te digo, tanto si estás trabajando como buscando trabajo, deja de trabajar cuando llegue la hora, no te hagas el héroe, y date tiempo de disfrute, sobre todo las primeras semanas.

Volver de un parón y esperar rendir al mismo nivel que cuando te fuiste no es muy realista, tenemos un ritmo y unos periodos de adaptación, date ese tiempo. Date tiempo para ir adaptándote de forma gradual.

Feliz vuelta a todos, no me dejes hablando sólo ¿a ti cómo te ha ido la vuelta a la rutina?

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

4 comentarios “Cómo volver a la rutina sin morir en el intento

  1. Javier dice:

    Acabo de volver de vacaciones y ya el lunes me reincorporo, así que tu blog me viene como anillo al dedo.
    Yo también soy un amante y defensor de las rutinas.
    Espero que hayas tenido buen verano.

    Un saludo!

    1. Jose dice:

      Hola Javier,
      El verano fue muy bien, espero que también hayas tenido un verano genial y que hayas cargado bien las pilas. Te deseo un buen arranque de temporada, un saludo

  2. Roberto dice:

    A mi genial,lo bueno de no irte de vacaciones es que no te entra depresión post-vacacional,ja,ja,ja

    1. Jose dice:

      Jajaja, no creo demasiado en la depresión postvacacional, pero parece que existe. Me alegro que este bien, espero que aunque no hayas salido fuera hayas podido tener tiempo para disfrutar y descansar.
      Gracias por comentar, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *