oferta de trabajo empresa de la competencia
BÚSQUEDA DE EMPLEO

Cuando recibes una oferta de trabajo de la empresa de la competencia

Hoy traigo un tema calentito y controvertido. La semana pasada mi prima Ale me proponía este tema y me comentaba el dialogo interior que había tenido consigo misma cuando una empresa de la competencia contactó con ella para proponerla una vacante. Mil gracias Ale por regalarme tu testimonio para compartirlo en el blog.

Para una empresa es muy atractivo contratar a un profesional de la competencia por varios motivos, el principal motivo es el conocimiento que ya tiene el profesional, conoce el sector, los clientes, la problemática,  servicio/producto, dinámica de trabajo, etc., el tiempo de adaptación se acorta muchísimo, se es productivo en un periodo de tiempo muy corto, puede aportar nuevas ideas ya probadas en su empresa, incluso traerse algún cliente.

Hay quien dice que otra ventaja es hacer daño a la otra empresa, puede ser que a determinados niveles sea así pero no creo que sea un motivo buscado, más bien una consecuencia.

Ahora, con redes como Linkedin es muy fácil localizar profesionales de empresas de la competencia y chequear el interés en un cambio profesional. Para posiciones de alta dirección se sigue recurriendo a empresas de Headhunter, el objetivo es que localicen e impacten a altos directivos de empresas de la competencia y hacerlo de forma anónima hasta comprobar el interés real del directivo por escuchar una oferta.


Otros artículos que pueden interesarte:

Cómo explicar el motivo del cambio de empresa en la entrevista de trabajo

Cómo comunicar una Baja Voluntaria


 

Recibir el mensaje de una empresa de la competencia te pone, inevitablemente, en estado de alerta sobre todo cuando no estás buscando trabajo, estas bien donde estás y te preocupa que tu empresa se entere.

Si has pasado o estás pasando por una situación de este tipo, después de la sorpresa inicial, te asaltarán multitud de emociones mezcladas, como sentirte alagado y hasta reconocido (además suelen ser ofertas muy apetitosas), después entra en juego el aspecto ético“¡Ni loca me paso a la competencia, no es ético!“ Puede que te sientas hasta culpable por el simple hecho de haber recibido la oferta.

¿Qué opinas tú sobre esto, es ético cambiarse a una empresa de la competencia?

Después de esta fase, comienzas a plantearte el tema en términos de Oportunidad, a nadie nos gusta dejar pasar oportunidades sin al menos valorarlas, quizás por una mezcla de sentimiento de pérdida y curiosidad “Y por qué no voy a la entrevista y veo? No pierdo nada, a lo mejor me estoy perdiendo una excelente propuesta».

Sentir que actúas desde el miedo o desde el confort te, paradójicamente, es incómodo y te dices a ti mismo  que no hay que cerrarse a los cambios, “hay que arriesgarse, los cambios son buenos”.

Vuelven los sentimientos de dudas en los que valoras lo que tienes: “No es el momento de cambiar, estoy contenta con lo que hago, me gusta mi trabajo, llevo X años, han confiado en mí, ahora estoy disfrutando y no es el momento de irme”.

Incluso si tienes claro que no quieres cambiar, al menos te gustaría sacar algo positivo: “Llevo tiempo sin moverme, esto puede servirme para ver cómo está el mercado y cómo valora un puesto como el mío”

También aparece la desconfianza, dudamos de la intención de la empresa ofertante, pensando que sólo quiere sacarnos información que pueda usar en su beneficio. No es una desconfianza sin fundamento, esto ocurre, se hace, a veces se cita a candidatos para obtener información de su empresa.

Cómo es normal, se siente miedo a que tu empresa se entere de que estas evaluando otras alternativas y ponga en duda tu lealtad (este es un riesgo real), “qué pensarán de mí en la empresa si se enteran de que he ido a la entrevista”

Todo esto es muy normal, la empresa ofertante pilla desprevenido al candidato, me explico, el candidato no está buscando, no siente la necesidad, todavía se estas afianzando en un puesto, por lo tanto no tiene definido los objetivos y condiciones que quiere lograr con un cambio, por eso sentirse un poco confuso al principio es lo normal, date tiempo para asimilarlo, no hace falta (ni es recomendable) que contestes de forma inmediata.

La empresa ofertante, sabe que no será fácil vencer las resistencias del profesional, no es un candidato normal que se ha apuntado a una oferta, en esta ocasión va a requerir de muchas habilidades de negociación-persuasión y aun así sabe que hay muchas posibilidades de que el candidato rechace la oferta.  Lo habitual es que la empresa ofrezca información más detallada de lo habitual, para poder engancharlo: la banda salaria siempre nos activa el interés al menos para escuchar, nos tienta con el salto económico e inmediatamente pensamos en  cómo influirá esto en nuestra económica. Esto junto a una descripción atractiva de venta de las funciones, desarrollo profesional, plan de carrera, etc., buscan minimizar la resistencia al cambio del profesional, facilitando al menos tener un primer contacto sin compromiso.

En mi opinión cualquier decisión es respetable, así que quítate hierro al asunto, es necesario un tiempo de reflexión en frío, para evaluar pros y contras, ver que es lo que necesitas en ese momento, dónde te ves a largo plazo, qué es lo que más te conviene para tener una trayectoria profesional coherente, etc. Moverse sólo por motivos económicos o por hacer daño a tu empresa a la larga sale caro. Quedarse sólo por miedo o comodidad, no es una buena opción. Si tienes claro que irte a la competencia no es para ti, se claro y no te demores en rechazar muy educadamente la oferta, para no cerrarte la puerta en el futuro. Piensa en ti en tu carrera profesional.

¿Tú qué harías, acudirías a la entrevista con la empresa de la competencia? 

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

25 comentarios “Cuando recibes una oferta de trabajo de la empresa de la competencia

  1. Sergio R.C. says:

    Yo mismo he sondeado la posibilidad de cambiarme a la competencia, pero algunas empresas para las que estoy interesado (y ellos en mí) dice que tienen un «codigo ético» o compliance, que impiden contactar o negociar mientras uno esté todavía trabajando con el empleador actual.

    Es decir, tengo que renunciar forzosamente a mi empleo actual antes de cualquier negociación con ellos. He perdido ofertas muy interesantes por ello.

    Por supuesto, esto es un riesgo enorme porque lo obligan a uno a renunciar «a ciegas». Yo creo que eso está mal, y que en el caso de que aplique, el dichoso codigo ético, sólo debería ser para directores o CEOs, no para todos los niveles.

    ¿Que opinan?

    Saludos

    1. OPEM says:

      Hola Sergio,
      Los acuerdos de no competencia respecto a trabajadores existen, no es lo más habitual pero los hay. Personalmente no recomiendo renunciar a un trabajo sin tener una oferta en firme de la otra empresa.
      Un saludo

      1. Javier says:

        Hola,

        Me gustaría compartir mi experiencia y saber sus opiniones…hace tres meses decidí por mi cuenta dejar la empresa donde estaba..en total estuve tres años y medio, los dos primeros años como Delegado de ventas en una zona de España en el que con esfuerzo acababa cumpliendo objetivos aunque algunos meses (como todos) no lo consiguiera.
        Tras repetidas amenazas de mi jefe comunicándome que aun cumpliendo objetivos no sabía si iba a poder defender mi posición en Inglaterra (la central se encuentra allí) me ofreció cambiar de puesto a comercial interno en la oficina, en esos momentos por miedo a que por un mes negativo me tiraran lo acepté. En mi lugar puso a una persona que era muy conflictiva en la oficina (anterior responsable proyectos) esta persona influyó negativamente en mi trabajo y en mi persona. Mi jefe no me comunicó que tenía pensado hacer ese cambio por esta persona y al día siguiente de aceptar su propuesta lo nombró por sorpresa, ahí tuve la sospecha de que todo fue un plan elaborado para forzarme a hacer el cambio y conseguir sacarlo fuera de la oficina a vender en la calle y quitarse un problema.

        Con el tiempo me vine abajo con el cambio puesto que no encontraba mi sitio en la empresa. Opté por pedir salir de la empresa, me facilitaron la salida y me puse a buscar en otros sectores. Vinieron empresas de la competencia con ofertas que no me convenían y las rechacé, hasta que me buscaron la mayor de las competencias de la empresa donde estaba y me ofrecieron unas condiciones estupendas para mi y la posibilidad de volver a trabajar en el mismo área donde estaba, me invitaron a visitar su fábrica en Bélgica y volví con una oferta firme y seria.
        Tras vencer primeros miedos escénicos por (que dirán en mi anterior empresa cuando se enteren que me he ido a la competencia?) no podía evitar sentir que les estaba traicionando al pensar que facilitaron mi salida por voluntad propia.

        Al sentir que aún tenía algún tipo de «compromiso moral» comuniqué yo mismo a mi antiguo Jefe mi decisión de irme a la competencia y traté de explicar los motivos. No esperaba ningún apoyo como es obvio pero me encontré al día siguiente con que me llamó amenazándome con denunciarme por incumplimiento de varios puntos de un Manual del Trabajador que firmé en el primer contrato cuando entré en el trabajo.

        He puesto el caso en UGT, les he enviado copia del Manual y lo van a estudiar, el caso es que me siento realmente angustiado por la situación y con miedo a que realmente estas personas hayan visto alguna prueba en la que apoyarse por el Manual y denunciarme.

        He intentado siempre obrar bien y ir de cara, me gustaría saber vuestra opinión de todo esto y acerca de que me vaya a la competencia aun habiéndome facilitado mi salida anterior de forma amistosa.

        Muchas gracias por vuestros consejos.

        Saludos,

        1. OPEM says:

          Hola Javier,
          No veo fácil que una demanda así prosperase la verdad, la mayoría de las clausulas de no competencia pueden ser consideradas abusivas, es cuestión de ver que firmaste. Si te exigen no competencia durante un tiempo, deberían haberte pagado proporcionalmente por exigir esto, estate tranquilo, espera a ver que pasa y déjalo en manos de los abogados.

          Has actuado con honestidad, nadie debe sentirse mal por actuar bien. No se trata de que te hayas ido a la competencia, el tema es que estabas sin trabajo y has encontrado uno acorde a tu perfil y conocimiento del sector. Mira para adelante y aprovecha esta etapa, disfrútala y brilla, no dejes que sentimientos del pasado o personas toxicas se apoderen de esta oportunidad

          Un saludo

  2. Roberto says:

    Estoy pasando por esto ahora.

    En la empresa en cuál estoy tengo el rol de Supervisor de ventas, ganó solamente comisión y promedio los 2mil us aprox. La competencia me pasó una propuesta para el puesto de gerente de ventas con un sueldo fijo igual, por 3 meses luego vendrían comisiones donde ganaría unos 30% más que la actual más los beneficios, como cobertura de gastos de movilidad y una carro corporativo.

    Me interesa mucho la propuesta por el lado del creciente profesional ya que la empresa competencia en mucho mayor que la que estoy. Pero me da pena pues en la actual me siento muy cómodo y tengo respeto y admiración de todos. Aunque no vea un crecimiento profesional en un futuros cercano.

    Debo arriezgarme cambiar de empresa por un puesto superior aúnque paguen prácticamente los mismo.

    1. OPEM says:

      Hola Roberto,
      La decisión es tuya, realiza una lista con pros y contras, como recomendación piensa en tus objetivos profesionales a largo plazo, y ten presente que siempre puedes intentar negociar condiciones (prepara argumento muy bien) tanto con una empresa como con la otra. Todo decisión implica un riesgo (cambiar o permanecer, en ambos casos asumen un riesgo). Al tratarse de empresas competidoras, debes aclarar muy bien tus ideas antes de dar un paso y hacerlo todo con mucho tiento, piensa que es lo que quieres y una vez que lo tengas claro ve a por ello.
      Un saludo

  3. Andres says:

    Hola que tal jose un gusto poder compartir mi opinión, en mi caso llevo laborando para empresa ya casi 9 años y al decir verdad me gusta mucho mi trabajo soy : «técnico»
    Y a las personas que se les brinda el servicio de reparación me refiero a mis clientes , es de verdad un gustaso poder ayudarlos y mas cuando se sienten tan agradecidos por mi exelente trabajo., pero entrando al grano económicamente no me va también,
    me han hecho ofertas de trabajo.
    Eh estado pensando si trabajar para competencia con el fin de tener un mejor salario…
    Lo que me preocupa es que firme una carta de confidencialidad y me pueda perjudicar, por desempeñar todo mi conocimiento que adquirí en mi empresa donde todavía laboró
    Me podrías ayuda un poco para así poder tomar una buena decisión…
    Muchas gracias por tu orientación

    1. OPEM says:

      Hola Andrés,
      Lo primero es que revises a que te obligan esas clausulas y si se ajustan a la legalidad o son abusivas.
      En paralelo negocia una subida salarial en tu empresa, si el tema económico es principal problema en tu trabajo, prepara tu argumento apoyándote en tus resultados, buen trabajo, satisfacción de clientes, compromiso con la empresa y tu objetivo de permanecer en ella a largo plazo.
      Un saludo

  4. Pedro says:

    Hola José

    Interesante artículo. En lo personal estoy pasando por esto, y lo más seguro es que decida retirarme de la empreas donde actualmente laboro si la oferta que me hagan es realmente de mucho valor. Y cuando me refiero a valor no es solo económico. Por otro lado está por mi mento, cómo lo comunicaré pues es la primera vez que me pasa. ¿Qué recomiendas? ¿Es ético decir de frente me voy a la competencia? ¿O es mejor mantenerlo en secreto y que después se enteren una vez me haya retirado?

    Saludos,

    1. OPEM says:

      Hola Oscar,
      Eso depende de ti. Personalmente no lo haría oficial, quizás lo puedas decir a personas con las que tengas una relación de mucha confianza, pero que guarden confidencialidad.
      Un saludo

  5. Matias says:

    Buenas estoy pasando por una situación incómoda, trabajo como tecnico en una empresa contratista dentro de una siderurgia donde además de mí empresa hay 2 mas que son competencia. Una de estas empresas me solicito si se puede decir que trabaje con ellos ofreciéndome un 80% mas de lo que gano actuante, que por así decirlo, hoy no estoy ganando mucho como para poder crecer. La propuesta me interesó pero me surgen dudas ya que si bien no gano mucho estoy cómodo con la gente con la cual trabajo y si me paso de empresa los voy a seguir viendo pero creo que todos trabajamos por lo mismo un sueldo digno.

    1. OPEM says:

      Toca decidir Matias. Únicamente revisa que no haya clausulas que impidan esta práctica

  6. Naieli says:

    Hola, Yo trabajo en una empresa, donde me pagan poco y el ambiente es pésimo, aún así me he esforzado aunque trabaje en algo que nada tiene que ver con mi carrera universitaria.

    Tengo una entrevista de trabajo en un lugar, que no es competencia, pero no dejo de sentir culpa por ir a «escondidas» a una entrevista dónde pudiera, de ser seleccionada, crecer y desarrollarme profesionalmente en mi ramo. No sé como quitarme o evitar la culpa, porque me siento desleal, pero en verdad me siento frustrada por no hacer las cosas para las que estudie y al mismo tiempo tengo temor de que si me descubren me despidan o me traten mal en adelante.

    1. OPEM says:

      Hola Naieli,
      Tomar decisiones, perseguir tus objetivos e intereses es legitimo, es el día a día de la empresa. Muchos procesos de cambio aparece el sentimiento de culpa que nos indica que estamos siendo leales a nosotros aunque esto implique cerrar otras puertas.
      Echa un ojo este otro post: https://www.orientacionparaelempleo.com/como-buscar-trabajo-mientras-estoy-trabajando/

      Un saludo

  7. Isabel says:

    Hola, escribo no como alguien al que la competencia llamó si no como el dueño del negocio de quien la competencia acaba de llevarse a su mano derecha o… mi mano derecha decidió irse con la competencia con un aviso de 15 días 🙁 me siento frustrada por que la manera de hacer las cosas lo siento como algo desleal, esta persona llevaba 4 años conmigo y se convirtió en mi encargada, tuvo incrementos de sueldo, realmente deposité mi confianza en esa persona, hace unos meses que comentó que sentía que no podía crecer más y que su ciclo había terminado, al hablar con ella le dije que analizara bien las cosas, que si era por cuestión de salario me hiciera una propuesta, que es una empresa jóven que poco a poco ha ido creciendo. Se quedó en eso, hace poco le aumenté el sueldo porque se contrató a otra persona y el día de hoy llega diciéndome que ya se va… de hecho le escribí hace unas semanas enviándole la foto del anuncio donde se iba a instalar mi competencia y resulta… que se va con ellos. Mi coraje es que me dice con un tono como de ya me voy pero con un toque de… que será… cinismo?? y que ya llevaba días con ese plan porque su proceso va avanzado y la quieren para finales de este mes… yo me casé hace una semana y media y me tome unos días para mi luna de miel y regreso con esto… la situación está muy complicada en cuestión de contrataciones, la experiencia que ella tiene es mucha y sabe que en cierta manera era crucial para mi negocio, conoce perfectamente los altos, los bajos, todo por lo que la empresa ha pasado y lo complicado que es encontrar personas y un puesto de encargada me lo deja en 15 días sin irse dejando las cosas como se deben por la confianza y el tiempo que duró conmigo… siempre he estado de acuerdo en que la gente crezca, siga adelante pero creo que hasta para cerrar ciclos hay que hacerlo de una manera leal y agradecida. Espero haber dado a entender el tamaño de mi frustración y decepción y el consejo de cómo manejar una situación así… al leer este artículo me cae el veinte de la cuestión de confidencialidad, porque el contacto directo con clientes lo tenía ella… como me puedo proteger en ese sentido??

    1. Jose says:

      Hola Isabel,
      Entiendo como te sientes, cuando se va una persona clave para el negocio deja un hueco que parece difícil de ocupar, dicho esto, soy de la opinió de que en una empresa nadie es imprescindible y si lo es hay que conseguir que no lo sea, un negocio no puede depender tanto de una persona.

      Te diría, que en futuras ocasiones la persona que entre mantenga todo documentado, que definaís proceso y procedimientos por escrito para que una persona no acumule todo el conocimiento, tener una segunda persona un poco involucrada para que sirva de backup. Es esencial tener bien pagada, por encima de salario, a esta persona clave.

      En las clausulas de contrato establece un mes de preaviso y define clausulas de no competencia, es decir que limite que una persona clave que se vaya a la competencia hasta pasados 2 años de su salida de tu empresa (estas clausulas tienes que pagarla aparte, como un complemento a la nómina por concepto de no competencia o algo similar), también es conveniente que ser firmen unas clausulas de confidencialidad sobre toda la información que se maneje durante la relación contractual.

      Por otro lado, ponte en contacto con los clientes, que se sientan arropados ante la salida de esta persona. Si es posible acompaña a la nueva incorporación a conocer a los clientes, invitales a comer si procede, debes intentar protegerte de la posibilidad que intente llevarse alguno (nunca hables mal de la competencia).

      Mucho animo, saldrás de esta reforzada

      1. Isabel says:

        Muchas gracias por sus consejos! Así será todo es aprendizaje… saludos!

      2. Vicky says:

        Con todo repeto no puedes limitar a nadie a buscar una mejora, en su vida, eso se me hace mas antietico que todo!!! no te vayas a la competencia y no puedes, hasta pasados 2 anios!!! eso si es todo a beneficio de una empresa, mas bien yo le daria las gracias por el aporte y buscaria a otra persona, y le pagaria de acuerdo al cargo, en este caso, se observa que efectivamente toda la responsabilidad estaba en una sola persona

        1. OPEM says:

          Hola,
          Soy de la opinión que todo es negociable y las clausulas de contrato también, no tengo nada en contra de las clausulas de no competencia mientras se pague aparte del salario y las dos partes estén conformes. Hay muchas formas de mitigar el riesgo de que un trabajador clave se vaya.
          Un saludo

  8. Pepita says:

    Hola. Acepte una oferta de la competencia porque no valoraban mi trabajo en la empresa actual y no tenía como crecer.
    Ahora la empresa firmo mi carta de renuncia y no me deja sacar mis cosas personales y no paga mi liquidación legal.
    Siento que quieren hacerme algo pero yo no he infringido ninguna confidencialidad. Ni siquiera he empezado a trabajar con la competencia ya que tengo unos días libres
    Que puede hacer esta empresa contra mi?

    1. Jose says:

      Hola Pepita,
      Desconozco las clausulas de confidencialidad y competencia que hayas firmado, no es fácil que puedan hacer mucho contra ti, muchas de las clausulas de este tipo suelen ser abusivas, intenta reclamar la liquidación y tus efectos personales de buena fe, si no es posible valora la opción de consultar a un abogado laboralista para que te asesore.

      Un saludo

  9. J says:

    Hace 18 meses me fui de una empresa porque no me quisieron dar el puesto profesional que yo consideraba era adecuado para mi con respecto a mi formación. Así muy amablemente me retiré. Conociendo la temática de trabajo les hice desde afuera una propuesta de mejora; de la cual no obtuve respuesta alguna. Automáticamente envié un mensaje a la competencia con mis datos. No hay que olvidar que de esa manera se manejó Deming; en su país sus ideas no fueron escuchadas y se fue a oriente, hoy es el padre de la calidad. Creo que renunciar conlleva un luto por respeto a la empresa que te dio trabajo, pero si allí no consideraron tus capacidades uno debe ir con la frente en alto y saber que después de todo es trabajo y el mercado laboral es ultra competitivo en estos días. Podría dar el ejemplo de una empresa que decide cambiar de proveedor en busca de un mejor servicio o un mejor precio. Y además después de todo es una profesión, puede haber aciertos y errores y aún así hay que seguir adelante.

    1. Jose says:

      Estoy de acuerdo contigo, mientras se mantenga el respeto y la confidencialidad todo perfecto, cada cual debe seguir su camino, tanto empresa como profesional.
      Gracias por tu testimonio, un saludo

  10. Carol says:

    Hola José,

    Ante todo gracias por resolver las dudas de de muchos de nosotros; y
    ahora voy con la mía ( aunque no es el caso de este apartado; así que disculpa)

    Hace cuestión de un año, pedí una excedencia de dos años en el
    trabajo, para iniciarme en un proyecto personal. Dicho proyecto ya ha
    finalizado, pero no me interesa volver a la susodicha empresa.

    Uno de los requerimientos a la hora de firmar la excedencia, era que
    no podía trabajar en una empresa que ellos consideraran competencia
    directa; en aquel momento no me importó, pero en la actualidad estoy
    en la búsqueda activa de empleo y me gustaría enviar currículums a
    estas «nuevas» empresas.

    Dicho esto: Es posible enviar una carta redactada vía e-mail
    especificando que realizo una BAJA VOLUNTARIA? -Ya no vivo en la ciudad de dicha empresa-
    O debo concretar que es
    un CESE DE LA EXCEDENCIA?

    Recibe un grandísimo saludo.

    1. Jose says:

      Hola Carol,

      Durante la excedencia el contrato sigue existiendo, aunque esté suspendido. Puedes enviar una carta de baja voluntaria dando el preaviso que corresponde y te tienen que dar una copia con la firma de un responsable de la empresa y sellada con el membrete de la empresa, como recibí de la comunicación. No es necesario que avises de la finalización de la excedencia, con la baja voluntaria es suficiente.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *