BÚSQUEDA DE EMPLEO

Cómo pedir una subida de sueldo

Hoy tengo el honor de contar en el blogo con Silvia Bueso, conferenciante, formadora y coach. Autora del libroEl arte de pedir, para conseguir tus objetivos profesionales. Nos habla de algo muy útil: cómo pedir una subida de sueldo.

¿Cómo pedir una subida de sueldo? Pedir un aumento de sueldo puede resultar difícil y es normal que te invadan preguntas como las siguientes:

  • ¿Cómo pedir la subida con comodidad y soltura?
  • ¿Cómo defender un argumentario que ponga en valor mi valía y aporte?
  • ¿Cuándo pedirlo?
  • ¿Y si me dicen que no?

Estas mismas preguntas se hizo Fernanda, directiva de una multinacional con varios años de antigüedad en la empresa. Me contactó porque necesitaba algunos consejos para prepararse para un encuentro con su jefe en el que quería hablar sobre la subida salarial.  Lo interesante de la historia de Fernanda es cómo vivió un cambio de planes y qué decisiones tomó.

Para ello agendamos una sesión para hablar sobre como abordar esta petición con su jefe de forma efectiva. Pusimos una fecha y unos días antes de nuestra mentoría, Fernanda canceló nuestro encuentro porque su jefe se había adelantado y le había propuesto una fecha para tratar este tema.

Al recibir Fernanda la convocatoria de su jefe sintió que debía aceptar la convocatoria de su superior. Esta decisión suponía que iría al encuentro sin haber completado ese asesoramiento que ella misma había reservado.

No cuestiono la decisión que tomó Fernanda. Entiendo su reacción. Es habitual que aceptemos propuestas de nuestros jefes para evitar situaciones incómodas o incluso evitar reproches o represalias. Al llamarme para cancelar la sesión, le dije algo a Fernanda que quiero compartir contigo. Mi mensaje fue contundente:  El momento para tratar este tema ha de ser oportuno tanto para ti como para tu jefe.

Por supuesto, si tú propones este tipo de encuentro, es recomendable que confirmes que tu superior estará tranquilo, sin prisas y con la energía adecuada para este tipo de tema. Y, por supuesto, si la iniciativa no la tomas tú y la toma tu director, mira por ti y decide si estás preparado mental y emocionalmente para esa conversación. La decisión es de los dos porque lo que hay que favorecer es la oportunidad para una conversación tranquila que favorezca una colaboración ganadora.

¿Te sientes identificado/a con Fernanda? De una forma u otra, su historia representa situaciones que tal vez hayas vivido al pedir un aumento de nómina. Cuando te planteas pedir a tu responsable un ascenso de sueldo, es importante que te prepares para enfrentar cada paso con seguridad, naturalidad y firmeza.

A continuación, comparto contigo algunas claves para prepararte para esta conversación,

  1. LOGROS Y MÁS LOGROS

Escribe o toma nota de los hitos que has alcanzado. Es decir, identifica y lista los proyectos y acciones que has desarrollado y que han contribuido a un resultado favorable para la empresa. Te recuerdo que estos logros pueden ser tangibles e intangibles. Un logro tangible es haber entregado una documentación a tiempo, haber completado un proyecto de un cliente cumpliendo con los requerimientos o haber reducido los costes del departamento, entre otros. Los logros intangibles también son de gran valor al pedir un aumento de sueldo. Favorecer un buen ambiente laboral con los compañeros y mantener conversaciones con otros departamentos son hitos intangibles que vale la pena destacar.

Te invito a realizar el siguiente ejercicio. Escribe lo siguiente para cada uno de tus logros:

  • Logro (escríbelo en primera persona). Por ejemplo, ‘Completé la consultoría con el cliente una semana antes de lo previsto’.
  • Resultado (valor/beneficio para la empresa). Por ejemplo, ‘El cliente expresó su satisfacción por escrito, renovó el contrato y solicitó más servicios’.
  • Cuantificación (valor medible). Por ejemplo, ‘El cliente nos ha facturado más de 25.000€ y la previsión para el próximo año es de 60.000€’.

2. INVESTIGA Y COMPARA

Mi recomendación es que hagas una buena investigación de mercado, dentro y fuera de la empresa. Lo ideal es que puedas comparar salarios de puestos similares al tuyo, del mismo sector, dentro y fuera de tu compañía. Anota los datos más relevantes para que tu relato sea lo más objetivo posible.

3. TU RESPONSABLE

Te invito a que también averigües cómo es tu responsable ante peticiones de subida de sueldo. Todo lo que sepas sobre su estilo, sus preferencias y otros posibles antecedentes que hayan funcionado o no, te informarán sobre cómo dar este paso y sentirte más preparado.

4. CUÁNTO PIDO

Con todo lo que hayas averiguado en los puntos anteriores, podrás decidir mejor la cantidad que pedirás a tu jefe, sin sentir que pides poco o que tal vez te excedes. Si pides poco, puede que pierdas la oportunidad de conseguir la subida que querías. Si te excedes, puedes generar desconfianza. Aquí te tocará ser justo y sobre todo coherente entre lo que pides y el valor que aportas con tus funciones, proyectos y tu desempeño.

5. EL CARA A CARA

Llega el día y la hora para la deseada conversación sobre la subida de sueldo. Intenta estar tranquilo. Revisa el guión con los argumentos. Y cuando llegue el momento clave, evita decirle a tu jefe ‘tenemos que hablar de mi subida de sueldo’. Prueba decírselo de otra manera: ‘necesito tu ayuda para seguir contribuyendo a la empresa’. Si utilizas la primera frase, tu responsable es posible que se ponga a la defensiva y tú sientas que has de justificarte. En cambio, la segunda frase empoderará vuestra relación porque le estás pidiendo un consejo sobre algo que también le beneficia a él o ella.

6. PREPÁRATE PARA VARIAS RESPUESTAS

  • Si te dicen que sí, celebra y agradece, y sobre todo concreta los próximos pasos y los tiempos de ejecución.
  • Si te dicen que se lo tienen que pensar, celebra, agradece y ofrécete para completar la información y argumentos que tú superior pueda necesitar para convencer o negociar tu subida con el departamento de recursos humanos o la dirección general. Establece unos tiempos para estar informado y ver cómo ayudar en el proceso.
  • Si te dicen que no, celebra haber tomado la iniciativa y haber pedido. Agradece y establece un plan con tu jefe en el que acordéis qué hitos/logros alcanzar para conseguir la subida de sueldo. Pídele a tu superior que sea concreto sobre las mejoras y resultados para justificar el aumento, concreta un plan de acción con tiempos específicos para que no se difumine o olvide este objetivo que es importante para ti. Te recuerdo que el no nunca es definitivo. Pregunta por los motivos que han llevado a denegar tu petición. Hoy te han dicho que no y mañana o en un futuro puedes conseguir ese aumento.

Cuando pides un aumento de sueldo, estás poniendo en valor tu talento, tu desempeño y esos objetivos que cumples. Al ponerte tú en valor, se multiplican las probabilidades de que los demás te valoren y reconozcan tus cualidades personales y profesionales. Por eso es tan importante que construyas y expreses tu valor hacia tu responsable y sobre todo evidencies cómo tu compromiso, responsabilidad y tus motivaciones suman y aportan buenos beneficios para ti, para tu equipo, para tu jefe y para la empresa. Porque si tú ganas, todos ganan.

Silvia Bueso, conferenciante, formadora y coach, experta en ‘El arte de pedir’.

Puedes contactar con Silvia a través de su Web: www.silviabueso.com, mail: silvia@silviabueso.com o Linkedin: https://www.linkedin.com/in/silviabueso/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *