Pregunta sobre salario en entrevista de trabajo
BÚSQUEDA DE EMPLEO, ENTREVISTA DE TRABAJO

Cómo contestar a la pregunta sobre Salario en la Entrevista de Trabajo

El objetivo de este artículo es que dar respuesta a la pregunta que muchos candidatos se hacen ¿Cómo contesto a la pregunta del salario en la entrevista de trabajo? Entenderás mejor el proceso para acordar un salario y  negociarás mejor tu salario de entrada, muchas veces el salario inicial se convierte en definitivo.

Comencé este post con la idea de escribir sobre las 5 preguntas más habituales para cerrar una entrevista de trabajo.

Y una de las preguntas más recurrentes en la fase de cierre de una entrevista de trabajo es la cuestión del Salario. Pero como estaba viendo que el tamaño de esta pregunta se estaba alargando, porque es un tema que da para mucho, decidí dedicarle un post exclusivo.

El tema salarial es delicado y se suele dejar para el final de la entrevista, ojo, no siempre es así, a veces te lo pueden preguntar a mitad de la entrevista con lo cual te pueden pillar indefenso, no te lo esperas en ese momento y aunque te hayas preparado la respuesta, te pones nervioso, se traba la lengua y puede que des la respuesta que no querías.

Pero lo habitual es tratar este tema hacia el final de la entrevista.

Hay muchas formas de hacer la pregunta sobre el salario: ¿cuáles son tus expectativas salariales?, ¿cuáles son tus pretensiones económicas?  ¡Expectativas salariales!, ¡pretensiones económicas!,…un pelín pedante ¿no?…Yo uso estas expresiones 🙁 y todo porqué el tema salarial es un poco tabú, preguntar a alguien cuánto cobra o cuánto quiere cobrar, está socialmente mal visto, está feo, es de cotillas.

Una vez planteada la pregunta comienza el juego de estrategias. Las dos caras de la moneda.

Lo que a muchas empresas les gustaría saber realmente es ¿cuál es el salario mínimo que adaptarías para trabajar aquí?, preguntar esto además de feo es poco ético.

¿Por qué algunas empresas publican el salario y otras no?

Empresas que sí publican el salario. Las empresas serias tienen tablas salariales y las aplican para fijar los salarios de las nuevas incorporaciones. Todas las personas de la organización se mueven en unos rangos en función de los criterios definidos previamente (nivel formativo, jerarquía, antigüedad, etc.). Suelen ser empresas con una política salarial clara, transparente y conocida por todos, por lo tanto no hay problema si se publica un salario o rango salarial.

Se opta por no publicar el salario por diferentes motivos, uno de ellos suele ser que la empresa no tenga una política salarial clara, es decir que dentro de la organización hay perfiles que con un mismo grado de responsabilidad, nivel de estudios, antigüedad que estén cobrando salarios diferentes, son empresas que actúan reactivamente en cuanto a su política salarial, por criterios subjetivos, poco claros y poco equitativos. Para evitar tensiones internas no publican el salario.

Otras veces, la oferta pretende atraer a perfiles con niveles de experiencia diferentes y por lo tanto niveles  retributivos diferentes, para no pillarse los dedos y que haya candidatos que no apliquen (se autodescarten) por cuestiones salariales prefieren no indicar nada en la oferta.

Puede ser que, simplemente, no quieren dar pista a la competencia o headhunter de los niveles salariales que manejan.

Aunque el salario no aparezca o el reclutador no quiera mojarse (dar pistas), siempre tiene una referencia salarial, sabe, si o si, el rango en que se va a mover la oferta para cada perfil.

¿Por qué el salario, es una pregunta obligada en la entrevista de trabajo?

El reclutador, necesariamente, tiene que abordar el tema del salario durante la entrevista porque necesita una referencia salarial con la que podrá medir el ajuste de las expectativas del candidato y el salario que la empresa  está dispuesta a pagar.

Por esto, no debes resistirte a contestar a la pregunta sobre el salario, es un dato que el reclutador necesitará, si te niegas a dar una referencia corres el riesgo de quedarte fuera, piensa que el salario es un requisito más de la vacante, como los años de experiencia, los idiomas, etc.

Si las expectativas de un candidato son muy altas, casi con seguridad será descartado por este motivo. En algunos casos, se le expondrá abiertamente, al candidato, la oferta máxima que la empresa está dispuesta a asumir, para sondear si este estaría dispuesto a aceptarla aun estando por debajo (“si cuela, cuela”).

¿Qué debe saber el candidato antes de contestar a la pregunta del salario?

Es fundamental que conozcas los salarios de mercado y si es posible los salarios internos. Como hemos visto si tus expectativas son muy altas te quedarás fuera y si tus expectativas son muy bajas, también, te puedes quedar fuera porque la empresa considera que ni tú mismo ni el mercado valora  tu perfil, por algo será. También corres el riesgo de que la empresa te ofrezca ese salario mínimo que has dicho aunque estuviera dispuesta a pagar más.

Dentro del rango salarial del mercado tienes que definir muy bien cuál sería el salario mínimo que podrías aceptar (en relación con otros factores importantes), con el que tú te sentirías cómodo presentando tus servicio y te permita cubrir tus necesidades.

Los salarios de deberían negociar siempre en bruto/año, pero para tener más referencias, calcúlalo en bruto/año, bruto mes y en neto. Si la empresa te habla de salario mensual, pide que te hablen en bruto/año o que te aclaren el número de pagas, para no llevarte sorpresas.

¿Cómo suele contestar el candidato a la pregunta del salario en la entrevista de trabajo?

Una estrategia muy extendida hace algunos años sobre todo en el sector IT, era la de inflar el salario actual como base para negociar con ventaja el salario ofertado. Esta técnica funcionaba muy bien en ese momento y en ese sector, esto ha cambiado y sólo funciona para perfiles muy concretos.

Herencia de lo anterior, el recelo, la desconfianza de la empresa/reclutador, sigue activa y por eso, ofertar a la baja se hace con más frecuencia de lo que se debería. Frecuentemente se hará estás preguntas ,¿habrá inflado el candidato su salario?, ¿en cuánto habrá inflado su salario?, ¿cuál será el margen de negociación?, ¿nos podemos arriesgar a ofertar por debajo de sus expectativas?

Los candidatos que están trabajando optan por dar como referencia su salario actual, suelen acompañar la respuesta diciendo que lo que quieren es mejorar condiciones. Los que se cambian por el mismo salario, normalmente transmiten que  quieren escapar como sea de su actual empresa. Si lo que quieres es escapar de tu empresa, y te cambiarías por lo mismo, argumenta muy bien el motivo del cambio que en ningún caso debe aludir a situaciones de conflicto o malestar.

Los candidatos que no están trabajando, suelen dar el dato de lo que cobraban en su anterior trabajo, acompañar la respuesta aludiendo a la situación de crisis, confirmando que están dispuestos a bajar sus expectativas salariales para ajustarlas a la situación del mercado actual. Lo normal es que se le vuelvan a preguntar para obtener una referencia actual, con lo cual estarán informando de cuánto se ha devaluado su perfil y cómo de necesitados están. Evita dar este tipo de pista negativa.

¿Qué contestar a la pregunta del salario en la entrevista de trabajo?

Lo mejor es dar un rango, pero para que la empresa no tome come el rango inferior como referencia, después de dar el rango matiza: “…busco un salario acorde a mi perfil y lo que puedo aportar a la empresa,  si me pides una referencia…, entre 30.000 y 35.000€ es una banda salarial razonable, sin que esta suponga un mínimo y un máximo, la parte salarial es importante pero valoro en su conjunto”… puedes mencionar otros factores, como por ejemplo: proyecto, reto, grado de responsabilidad, jornada laboral, flexibilidad, oportunidades de crecimiento, plan de carrera, formación continua, planes de incentivo, variable, beneficios sociales, etc.…”

Si te presentas a un puesto de baja cualificación o temporal no tendrá sentido que uses la mayoría de estos argumentos, aun así puedes dar una banda salarial pero argumenta otros factores valorables, como oportunidad de aprender algo nuevo, la oportunidad de dar continuidad a la carrera, jornada laboral, cercanía a tu domicilio, o los beneficios sociales.

¿Cómo contestar a la pregunta del salario en la entrevista de trabajo?

Para evitar suspicacias tu respuesta debe parecer casi improvisada, como si la estuvieses elaborando sobre la marcha. Para ello usa un lenguaje sencillo, jugando con los tiempos.

No te pongas nervioso al tratar este tema, sabes que tarde o temprano te lo preguntarían, así que mantén la calma y sigue el plan.

Transmite seguridad en ti mismo, usando un tono serio, pausado y tranquilo.

“La mejor improvisación es la preparada”

¿Acepto la oferta en el mismo momento?

Depende de tu perfil, situación, urgencia, etc.

En perfiles medios o altos, no se suele hacer la oferta directamente en la entrevista aunque se trate de la entrevista final, pero puede darse el caso. Si es así, siempre es bueno reposar y evaluar la oferta,  por lo que,  solicita uno o dos días para valorarla (consultar a tu pareja), antes de dar una respuesta.

Si la oferta no te parece suficientemente atractiva pero el resto de condiciones son interesantes es el momento de negociar, ahora tienes una pequeña ventaja, es sólo una ventaja, no tienes la sartén por el mango.

En perfiles menos cualificados, donde el valor diferencial entre candidatos no está tan marcado, o si realmente necesitas el trabajo, acepta en el mismo momento, pero no a lo loco, mantén la calma, aunque por dentro estés dando palmas, y antes de confirmar repasa con el reclutador todas las condiciones, salario bruto/año, beneficios, jornada, formación, duración, tipo de contrato, funciones, etc.

¿Las ofertas salariales son negociables?

Siii, todo es negociable. No te precipites en rechazar la oferta de una empresa por que la oferta salarial sea baja o la consideres casi ofensiva.

El dinero es importante, pero no lo es todo. Valora otros aspectos como los que te he comentado antes: proyecto, reto, grado de responsabilidad, jornada laboral, flexibilidad, oportunidades de crecimiento, plan de carrera, formación continua, planes de incentivo, variable, beneficios sociales, marca de la empresa, etc.… Estos aspectos, también, pueden entrar en la negociación.

Si aun así no te compensa, no des un NO rotundo a la empresa. Hace poco más de un año, buscábamos un perfil de Consultor-Preventa, teníamos una banda salarial muy ajustada porque en principio nos interesaba un perfil Junior, con potencial y dotes comunicativas, pero, también, entrevistamos a perfiles Senior. El caso es que nos gustó uno de estos perfiles senior, nos arriesgamos (nos pasamos de listos) y ofertamos por debajo de sus expectativas, aunque estábamos dispuestos a negociar. La respuesta fue un NO poco empático que cerró las puertas a una negociación, seguramente si hubiese intentado negociar con argumentos, habríamos ofrecido lo que pedía, quizás no desde el inicio pero si con el compromiso escrito de hacerlo en 3 meses.

Espero que toda esta parrafada te sirva para entender mejor el proceso para acordar un salario y te sirva para negociar bien tu salario de entrada.

 

¿Cuál es tu estrategia para contestar a esta pregunta? ¿Qué es lo más curioso que te ha pasa al negociar un salario?

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

12 comentarios “Cómo contestar a la pregunta sobre Salario en la Entrevista de Trabajo

  1. Privu dice:

    Buenas, quería hacerles una consulta y por favor si me pudieran asesorar les agradecería mucho.

    El asunto es el siguiente: Actualmente estaba sin trabajo, llevaba ya varios meses buscando, hasta que hace unos días, ya me confirmaron en una empresa que yo era la persona elegida después de un proceso de reclutamiento bastante largo. En un principio cuando me llamaron por primera vez para ir a entrevista me preguntaron ¿cuál era mi pretensión salarial? (como estaba sin trabajo dije un rango menor a lo que yo quería (100 mil menos de lo que yo deseaba), en mi mente era con el objetivo de que me eligieran. Yo les dije que entre “150 mil a 250 mil” por mes (los montos son representativos para que observen el escenario); me indicaron que ellos estaban pagando “350 mil” por el puesto (yo estaba muy contento porque era el monto que realmente quería) fui a entrevista y en la oferta laboral que uno tiene que llenar, preguntaban en una parte la pretensión salarial y puse lo mismo que había dicho por teléfono (150.000-250.000) para que despúes no dijeran que me contradije o algo por el estilo. En otra parte preguntaban por los salarios anteriores que en promedio de mis últimos trabajos eran de “250.000”. Durante la entrevista ellos me indicaron que les había costado mucho encontrar un perfil como el mío, que estaban muy contentos; por protocolo ellos tenían que presentar ante los jefes 3 perfiles parecidos que tuvieran conocimiento en un sistema X (es un nicho muy pequeño el que lo sabe usar) yo sí tenía el conocimiento en ese sistema y además contaba con una certificación que cuesta que alguien lo tenga ( en ese momento, yo tenía y sentía los puntos a mi favor), además de contar con Licenciatura y experiencia de 10 años laborales, entre otras cosas.

    En fin, esperé hasta que me llamaron para confirmar que yo había sido el elegido, agradecí la oportunidad y después me dijeron: entra x día, a x hora, el salario le quedó en “250.000”. Yo a todo dije que está bien y colgamos.

    Estaba muy contento por supuesto pero me quedó ese sinsabor, puesto que, ya estaba ilusionado con el salario de “350 mil”. ¿Qué me aconsejan que haga?

    Mi duda es ¿por qué me bajaron el salario? ¿por qué me ofrecieron un salario menor, si ya me habían indicado cuánto era lo que pagaban? (tomando en cuenta que ellos mismos me indicaron que para el puesto, era difícil de encontrar a alguien que lo cubriera). ¿Podré preguntar eso cuando entre a laborar?, ¿qué palabras puedo utilizar, o qué argumento puedo usar?, ¿es bien visto o no lo es, consultar eso en la empresa?, ¿mejor no lo hago y lo dejo así? ¿Podré negociarlo? Consultar si es posible negociar esos 100 mil a unos 3 meses o no sé qué hacer o qué decir. Ingreso en unas semanas. ¿Podré preguntar ahorita antes de que entre a laborar al de rrhh por teléfono?

    ¿A quién le consulto, al de rrhh o al que va a ser mi jefe?

    ¿Qué me aconsejan? No sé si alguno le ha pasado, la empresa es grande, estable y de gran taryectoria, yo realmente necesitaba ese salario así tal cual, por miles de miles de motivos, ustedes saben a como está la economía 100 mil colones de más nadie se los da, en fin, les escribí para ver que me dicen ustedes, qué puedo hacer para obtenerlo, cómo manejar el argumento o cómo negociarlo, sí es posible llegar a algo positivo a mi favor. ¿Qué me recomiendan?

    1. Jose dice:

      Hola Privu,
      Para empezar te diría que es muy importante conocer cuales son nuestras necesidades económicas para un determinado puesto, para poder negociar antes el salario y para evitar precisamente que acabemos aceptando un trabajo con cuyo salario no estamos cómodos y esto puede resultar un lastre en nuestro futuro desarrollo en la empresa.

      Entiendo la sensación que se te ha quedado. Ahora no es el mejor momento para comenzar la negociación ya que ya aceptaste las condiciones, no obstante todo es negociable y renegociar el salario también, puedes hacerlo si lo haces con mucho tacto y humildad, habla con la persona que te comentó que ellos solían pagar 350, dile que has estado estudiando la oferta y te gustaría saber porque te han ofrecido 250 si 350 es lo que pagan a otros profesionales de igual perfil, confirma que te interesa la mucho la oportunidad de trabajar con ellos, y que te gustaría que valorasen igualarte con el resto de profesionales, si te ponen pegas, intenta negociar que al menos en 6 meses te igualen, insiste en que el puesto y la empresa te interesan mucho, pero consideras que por experiencia y actitud no deberías cobrar menos que tus compañeros.

      Un saludo

  2. Juan-Carlos dice:

    Hola a todos y feliz 2016¡¡

    Bueno pues malas noticias o a lo mejor buenas (no hay mal que por bien no venga¡¡¡) ya que no ha habido segunda entrevista, me explico: no recibiendo noticias alguna me puse en contacto con la empresa la pasada semana habiendo detectado por Linkedin la contratación de una persona para lo que se suponía sería mi puesto después de contactos únicamente por mail y fijado la fecha y la hora he declinado la cita ya que la intenciones del empresario no me parecieron limpias (ya que en su día me dijo que podía trabajar desde mi ciudad y lo pase por alto, aunque ya me hizo dudar pero me mantuve optimista), creo que sólo tenía interés en ofrecerme “algo” como freelance.

    Las conclusiones que he sacado dos errores graves y que asumo:

    1- cuando preguntes en la entrevista hazlo con precisión o sea “oferta con contratación” NO ser más preciso “oferta con contratación en RGSS”
    2- si me fijan un cita aún sólo por mail y con muchas dudas, no obstante acude y da la cara, no se el miedo el gasto en desplazamiento para nada¡¡

    NO PASA NADA AUNQUE PRONTO EMPEZARÉ A TENER CIERTOS PROBLEMILLAS ECONÓMICOS VOY A EMPEZAR UN CURSO DE EXPERTO UNIVERSITARIO SOBRE INDUSTRIA AGROALIMENTARIA Y LO MAS IMPORTANTE ESTOY INMERSO EN VARIOS PROCESOS DE SELECCIÓN EN DONDE DE MOMENTO ME DICEN QUE PRESELECCIONADO, O SEA SIGUE LA INCERTIDUMBRE¡¡¡¡ DEBO SER MAS INCISIVO, MAS SEGURO DE MI MISMO, NO ME HABÍA DADO CUENTA QUE ME HABíA INSTALADO EN LA COMODIDAD Y QUE EL MIEDO A EMPEZAR DE NUEVO Y EN ALGO NUEVO ERA TAN GRANDE.

    YA VES QUE SI LE VOY A ECHAR VALOR NO ME QUEDA OTRA AUNQUE ME ESTRELLE PERO SERÁ POR DEJAR DE INTENTARLO¡¡

    LEÍ HACE POCO QUE ” EL ÉXITO ES UNA CUESTIÓN DE PERSEVERAR CUANDO LOS DEMÁS YA HAN RENUNCIADO”

    GRACIAS JOSE POR LEERME

    1. Jose dice:

      Gracias a ti, Juan Carlos, por compartir tu experiencia. Te felicito por tu aptitud, espero que pronto nos puedas dar una buena noticia. Un saludo

  3. JUAN-CARLOS dice:

    Hola ,

    está claro que tanto por edad ( y también nacionalidad o género…) nos van a discriminar aludiendo razones varias cómo recorrido laboral, productividad, posibles enfermedades, pero eso no nos debe amedrentar y al contrario seguir insistiendo o sea ser perseverante, hay que hacer de la búsqueda de empleo en si mismo un trabajo y saber obviamente gestionar sobre todo a nivel mental y emocional la incertidumbre que dicho proceso de reinserción laboral conlleva.

    Personalmente hacé ya cinco años abandoné mi puesto de trabajo (en un sector que de hecho estaba en declive por la crisis inmobiliaria) para cuidar de mi anciana madre sin ningún tipo de ayuda ni ley de dependencias ( de hecho concedida cuando ya en la clínica se estaba muriendo), el tiempo ha pasado y mi anciana madre ha fallecido éste año , tengo 56 años y no tengo ni empleo ni futuro ahora mismo pero si tengo un presente y lo utilizo, he cursado mi tercer master éste último en Comercio Internacional, soy trilingue español-francés-inglés y busco trabajo en el sector exterior, ya he tenido tres entrevistas de momento nada y pronto tendré mi cuarta entrevista¡¡

    O SEA CONFIANZA EN SI MISMO, ENERGIA, POSITIVIDAD, REALISMO, FORMACIÓN Y SABER VENDERSE: SOMOS EL PRODUCTO Y LA EMPRESA EL CLIENTE¡¡

    NO PIENSO EN LO QUE HA PASADO NI EN MIS 56 AÑOS SINO EN LO QUE ESTÁ POR VENIR, SE QUE MUY PRONTO VOLVERÉ AL MERCADO LABORAL CON UNAS GANAS ENORMES DE COMERME EL MUNDO¡¡¡

    SUERTE Y ÁNIMO

    1. Jose dice:

      Hola Juan Carlos,

      Gracias por tu comentario y testimonio. Me alegro mucho ver una actitud tan positiva y activa. Vivimos tiempo complicados, con mucha incertidumbre e inseguridad, es importantísimo mirar para adelante y tomar acción.

      Ya nos contarás, un cordial saludo

      1. Juan-Carlos dice:

        Hola José,

        Ante todo agradecerte haber leído mi post y haberlo contestado.

        Sólo quisiera añadir que no hay que quedarse encerrado en casa, el mismo día que escribí mi primer post, había acudido a un Feria de Negocios Internacionales en mi ciudad de adopción (Málaga), a conocer profesionales del sector, a que me conozcan, sin esperar a priori absolutamente nada, invirtiendo mi tiempo en tejer relaciones fructíferas.

        En cuanto a la mencionada cuarta entrevista será a lo mejor la quinta ya que se me ha “colado” un cuarta en Sevilla (hay que estar dispuesto a la movilidad como consejo¡¡¡) para la semana que viene, me han querido desalentar desde la organización que la promueve, pero jamás me doy por vencido, la empresa que me convoca sabe mi edad, estaré rodeado de jóvenes y becarios y sólo dispondré de 25 minutos de entrevista para convencer al Director de la empresa que me ha citado que soy efectivamente la persona que busca y necesita. A POR ELLLO¡

        José de nuevo gracias por leerme y por los excelentes consejos que das en este blog.

        Saludos muy cordiales ya os contaré

        1. Jose dice:

          Me encanta tu aptitud Juan Carlos, mucha suerte y por favor cuéntanos como queda la cosa. Gracias por tus aportaciones, un saludo

          1. Juan-Carlos dice:

            Hola de nuevo José, ¿Que tal?

            Pues nada os cuenta, ha sido genial (por ser un poco coloquial), cogí mi tren ante todo por ser precabido y evitar cualquier sorpresa en la carretera y me fui a Sevilla ayer, Asistí a los 2 primeros coloquios, por cierto todo muy bien organizado, y no tanta gente joven, unas cuantas canas si que había¡¡¡ y luego tuve mi entrevista que estuvo centrada exclusivamente en mi persona por parte del empresario (normal ahora lo explico), por contra alargué los 25 minutos hasta los 42 minutos, fui yo mismo natural transparente dando respuesta a las peticiones del empresario practicando una escucha activa, el empresario una persona formada y muy profesional serio pero que me sonrió en numerosas oportunidades y sobre todo me quedo con una de sus afirmaciones “TE VEO MUY MOTIVADO”, un firme apretón de manos con amplia sonrisa en la despedida y una posterior cita pendiente de confirmar para enero de 2016 en la fábrica en dónde hablaremos con detalle y tiempo (sus propias palabras) del proyecto internacional que me quiere confiar,

            ¿Quién dijo que iba a ser fácil? nadie pero he recorrido medio camino me queda el otro medio camino que está por llegar, no bajaré la guardia, pero estoy ilusionado, DIRÉ A MODO TAURINO TENGO QUE REMATAR LA FAENA¡¡¡¡ Y PONDRÉ TODO MI EMPEÑO PARA ELLO¡

            De nuevo Jose gracias por leerme, felices fiestas a todos y sobre todo mucho mucho ánimo y suerte ya os contaré cómo termina.

            Un saludo muy cordial

          2. Jose dice:

            Gracias a ti Juan Carlos por compartir tus experiencias, ya nos contarás como termina.
            Un abrazo

  4. Juan Guillén Mesa dice:

    Hola,por que seguimos teniendo tanta dificultad los mayores de 50 años para,no solo empleo,si no una contratación,con la amplia experiencia laboral? somos vilmente descartados,incluso si llegas a una entrevista de trabajo,la cara de “tonto” que se te queda, despúes de la entrevista y con el reclutador,enfrente “admirar” tu CV,y decirte el “famoso” …yate,ya te llamaremos,ya te avisaremos,ya te tendremos en cuenta,etc,etc, o la escusa de “es que tiene usted,una edad ” !!! ….demasiado joven para jubilarme y demasiado viejo para trabajar,es lo que yo llamo -eutanasia activa laboral- para esto no hay moral, ni ética,ni política,ni social,porque cuando tenemos nómina bien que me atacan para descontarme IRPF,impuestos etc,y cuando uno se queda sin cobertura,de cualquier tipo,te dejan tirado en la cuneta,sin ayuda,sin subsidio,se penaliza el abandono y maltrato animal(en una cuneta) es delito,y las “personas”? no somos numeros,tenemos un defecto,respiramos,e intentamos comer,cuando menos, un par de veces al día,y la famosa discriminación positiva,señor mio,hay dos leyes de igualdad,nacional y autonomica,si no tienes carga familiar,o mujer,o mujer maltratada (otro trauma y drama social,por desgracia) discapacitado,monoparental,no existes,cuando en la constitución (ley de leyes por encima de todas) me ampara en la libre elección de mi forma de vida y libertad personal y no me obliga ni a estar casado,o tener carga familiar? el hecho en sí de decir “discriminación” sea positiva o negativa,es discriminatorio y nos lo tragamos,porque sí,no lo entiendo? se me quedan muchos más argumentos,pero ya tendré tiempo en otra ocasión,gracias por leerme,hasta pronto,un saludo.

    1. Jose dice:

      Gracias por tu comentario Juan,

      Hecha un vistazo a este artículo, quizás te aporte alguna idea útil: http://www.orientacionparaelempleo.com/consejos-para-buscar-trabajo-mayores-de-45-anos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *