retiro activo
BÚSQUEDA DE EMPLEO, DESARROLLO PROFESIONAL

Retiro activo

¿Cómo prepararse para el retiro activo mediante outplacement? 

Hoy vamos a tratar el tema del retiro activo, ya que posponer la jubilación es una tendencia cada vez más frecuente y no sólo en directivos, ya sea por inquietud profesional, mantenerse activo, incertidumbre económica, pensión insuficiente o el temor de perder protagonismo en la vida laboral y caer en una “vida pasiva” y de ocio, los profesionales prefieren tomar la iniciativa de retirarse de modo voluntario, en lugar de abandonar el ruedo a la edad de jubilación oficial.

Aunque no es un problema per se el hecho de que exista el retiro activo o la recolocación a nivel laboral voluntaria, ésta requiere de un plan estructurado para lograr la transición profesional de manera exitosa. El servicio de outplacement es una excelente forma de asistencia para lograr un retiro activo acorde a tus necesidades y objetivos, pero siempre requerirá cierta preparación por tu parte. 

Hoy en Orientacionparaelempleo.com te contaremos cada detalle sobre cómo prepararte para el retiro activo mediante un acompañamiento de outplacement, especialmente dirigido a perfiles que ocupaban cargos de gerencia media o de alto nivel. 

Qué motivos tienes y qué puede aportar tu perfil 

Directivos prejubilados o despedidos en fases avanzadas de edad y/o carrera, son los perfiles que pueden encontrar mayor utilidad al recibir este tipo de acompañamiento con outplacement, ya que necesitan que esta transición esté planificada y bien orientada

Sin embargo, no es lo mismo el retiro activo por causa de despido a el que se da por jubilación tardía o anticipada, los modelos para gestionarlo son distintos, por ello, antes de ingresar a un programa de outplacement, será importante tener muy en cuenta de dónde partimos para conocer hacia dónde vamos. 

Además, desglosar tu perfil profesional y poner sobre la mesa todas las responsabilidades y logros destacados en tu vida profesional, fusionados con tus propios intereses y expectativas personales, es un buen punto para poder idear, junto a los consultores de recolocación, un plan de acción en donde se replantee el futuro de tu carrera laboral a través de técnicas de mentoring y la elección de un coach, así como asesoramiento, financiero y adaptativo que abran un nuevo horizonte de posibilidades.

Compatibilizar la pensión y mantenerse en activo

Una de las dudas más comunes sobre el retiro activo es, ¿qué pasa si el trabajador no se jubila a los 65 años? Esto debido a que en España, antes de la última reforma de pensiones en 2013, era de carácter obligatorio jubilarse cuando cumplían la edad legal de jubilación, es decir, los 65 años. 

Sin embargo, esta obligación ha desaparecio de la ley, por lo que puede ser de gran utilidad conocer la nueva legislación, asesorate la ley puede sufrir variaciones continuamente, a día de hoy un profesional puede seguir trabajando después de jubilarse y compatibilizar su sueldo con el cobro del 50% de la pensión. 

Clarifica tus objetivos en esta fase de retiro activo

Existen miles expectativas, tanto positivas como negativas, que pueden surgir en tu cabeza  en relación con tu proceso de recolocación post-jubilación; sin embargo, hay que saber si realmente se adaptan a la situación actual. 

Como mencionamos, algunas de estas expectativas, pueden venir de percepciones negativas de la realidad, como la idea de que la jubilación es sinónimo de decir adiós al trabajo para siempre o el temor a la discriminación por edad en el contexto de la búsqueda de empleo. También se pueden desarrollar expectativas altamente optimistas cuyo resultado no es tan prometedor como esperábamos al inicio. 

Una vez que hayas  pasado por la primera fase de outplacement para retiro activo, que además, es la más introspectiva, será más fácil identificar tus posibles nuevos caminos, por ejemplo, hacer una pausa en tu carrera a modo de “periodo sabático” para retomar el control de la situación u optar por otros caminos profesionales como dedicarte a la consultoría, asesoría, mentoring, enseñanza y tutorías, interim management o continuar con una carrera de forma independiente a un ritmo más pausado. 

Un acompañamiento en tu retiro activo por outplacement será clave para definir y prepararte para emprender el camino posterior al trabajo que deseas tomar. 

Reconoce y haz las paces con los problemas principales que rodean la fase del retiro activo

Sabemos que los temores suelen amontonarse en la mente de quienes llegan a una edad avanzada para continuar trabajando al ritmo de siempre, al punto de que existe una alteración psicológica titulada como el “Síndrome del jubilado”, un punto de inflexión en la vida de la persona jubilada en donde ha asociado por tanto tiempo aspectos de su identidad con el trabajo, que cuando el panorama de éste cambia, las opciones alternativas se vuelve difusas. 

Hemos mencionado el tema de la inseguridad y los miedos comunes al momento del retiro activo en la jubilación; sin embargo, un programa de recolocación de este tipo, siempre tendrá como objetivo que, para el momento en que finalice el acompañamiento, hayas hecho las paces con éstos, ¿y qué mejor que empezar a partir de ahora? 

Desarrolla habilidades para construir un retiro activo adaptativo 

Ya ha quedado claro que el retiro del terreno laboral es un acontecimiento de gran peso en la vida de las personas, pero existen ciertas habilidades personales que pueden interpretar el papel de aliadas en el proceso de afrontar el retiro activo desde la perspectiva adaptativa. 

Desde el desarrollo de competencias físicas hasta la creación de nuevas habilidades formativas y sociales, capaces de ir desde la flexibilidad para adaptarse al cambio con resiliencia, motivación, creatividad, etc… con un buen servicio de outplacement, conciliar nuevos modelos para hacer frente a la vida post-trabajo serán más que factibles para valorar las fortalezas personales como punto de partida para atribuir un sentido positivo a la transición. 

Entender consideraciones importantes con respecto a la salud y bienestar en la fase de jubilación

El acto de la jubilación puede representar cambios en el estado de salud de la persona, ya habíamos mencionado la existencia de un “Síndrome del jubilado”, apuntando más hacia la esfera psicológica, pero algunas secuelas también llegan a nivel físico. 

Sin embargo, con un programa de outplacement que trabaje de cerca con las consideraciones importantes vinculadas a la salud y bienestar será posible mitigar los efectos negativos como la ansiedad o la depresión para destacar aspectos positivos como la reducción del estrés asociado a tensiones laborales 

Selecciona un programa de outplacement para retiro activo integral y personalizado

Ahora que tenemos una idea más clara de la dimensión del retiro activo y los aspectos que abarcan estos programas, podemos empezar a tantear la zona y conocer qué cubre un programa ideal para nosotros, empezando por determinar si son integrales y personalizados, para tomar la decisión más adecuada.

El aspecto integral es importante para cubrir la extensión de requerimientos que un acompañamiento de este tipo puede representar, mientra que, por otro lado, la opción personalizada se hace estrictamente necesaria debido a las muchas variables que inciden el proceso de adaptación dentro del retiro activo. 

No todos los jubilados cuentan con el mismo trasfondo a nivel de estado de salud, nivel económico, entorno social, hábitos personales, grado de entrega a la actividad profesional, etc… por lo que cada estrategia es distinta.  

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *