inseguridad búsqueda de empleo
BÚSQUEDA DE EMPLEO, DESARROLLO PROFESIONAL

Síndrome del Impostor en la búsqueda de empleo

Alguna vez te has dicho:

“No soy suficientemente buen@”

“No sabré como hacerlo”

“Para qué decirlo si no será importante”

Posiblemente estás padeciendo el síndrome del impostor

¿Qué es el síndrome del impostor?

En el año 1978, las psicólogas Suzanne Imes y Pauline Clance mencionaron el término por primera vez, relacionándolo con un fenómeno psicológico que hacía sentir a las personas como si estuvieran viviendo en un constante fraude, no pudiendo asimilar sus logros y sus éxitos, sintiendo que son parte de una mentira y que en algún momento serían descubiertas.

Este síndrome afecta tanto a mujeres como a hombres por igual, sin embargo, se hace más latente en las mujeres y en jóvenes profesionales, los cuales viven cuestionando sus méritos y vinculando a la suerte o la buena fortuna los logros que puedan tener.

En la búsqueda de empleo, donde debes destacar y mencionar aquello que hace atractivo tu perfil, podría convertirse en un serio problema. Por ejemplo: podría generar algunos bloqueos en el momento de desarrollar tu CV por objetivos o al enfrentar las entrevistas laborales con demasiada “humildad”, sin destacar éxitos que podrían ser relevantes al momento de tomar una decisión entre un candidato y otro.

¿Cómo saber si tengo el Síndrome del Impostor?

Algunas de las señales que podrían indicar que estás pasando por el síndrome del impostor son: 

  • Inseguridad respecto a tus habilidades y competencias.
  • Pensar que el éxito obtenido ha sido por suerte o azar.
  • Creencias que tus logros no eran merecidos.
  • Pensamientos negativos ante situaciones que se presentan como retos. 
  • Miedo a ser descubierto y considerado un fraude.
  • Atribuir el resultado positivo a la acción y participación de otras personas.
  • Emociones negativas recurrentes y sin motivo aparente: ansiedad, tristeza, desesperanza, etc.

En definitiva es un sentimiento constante donde no crees que lo que has conseguido ha sido por ti mismo y estás a punto de ser descubierto, en otras palabras eres un impostor.

Posibles Causas de este síndrome

En general, podemos encontrar diferentes causas en el origen del Síndrome del Impostor, sin embargo, aquí compartiremos las que nos parecen más relevantes:

  • Experiencias Familiares
  • Estereotipos de Género
  • Nivel de Exigencia
  • Contraste de la Realidad

Experiencias Familiares

Aquellas personas que durante su infancia o juventud han tenido demasiada presión en el cumplimiento académico, comparaciones constantes con otras personas, o han sido juzgados por sus habilidades de una forma desproporcionada, podrían desarrollar a lo largo de su vida este síndrome. Posiblemente hijos de padres muy exigentes, o familiares de personas que han destacado por alguna habilidad y que se consideran brillantes.

Estereotipos de Género

En la actualidad los sesgos que rodean a la mujer, generan una mayor probabilidad de sufrirlo entre ellas. Las presiones sociales, las expectativas de la maternidad y las exigencias profesionales provocan un estado constante de subvaloración y exigencia. Las diferencias salariales y de responsabilidad en el mundo laboral, también son desencadenantes de este síndrome. 

En la actualidad vemos como estereotipos, creencias y/o juicios culturales dentro de una organización, alimentan la sintomatología de este síndrome. Sumado a esto, un liderazgo autocrático y personas con criterios poco transparentes hacen una cantera del síndrome del impostor.

Nivel de Exigencia

Un nivel de exigencia muy alto, estándares extremadamente elevados y objetivos casi inalcanzables, podrían ser un patrón en las personas que suelen estar más propensas a padecer el síndrome del impostor. Generalmente se vincula mucho a personas que han vivido constantemente en un nivel de exigencia alto y que no se dan margen para disfrutar sus logros ya que nunca serán lo suficientemente buenos para ello. Encontramos aquí a celebridades, expertos, científicos, etc.

Realidad

Aquellas personas que relacionan todo lo que les ocurre tanto positivo como negativo a factores externos, no asumiendo su responsabilidad podrían ser más propensos a este síndrome. En aquellos casos donde el reconocimiento es constantemente vinculandolo a la fortuna y a otros factores, está claramente vinculado al síndrome del impostor.

Síndrome del Impostor y Búsqueda laboral

Durante el proceso de búsqueda laboral, uno de los pasos iniciales es definir tu perfil considerando el profesional que quieres ofrecer al mercado. Identificando fortalezas y aspectos de mejora, valorando de forma real aquello que te identifica como profesional y que te permitirá alcanzar tu objetivo en la búsqueda de empleo.

En nuestra experiencia, aquellas personas que padecen el síndrome del impostor  viven desde el inicio de la búsqueda laboral un verdadero suplicio. Son muchos los clientes que indican “no saber venderse”, aunque finalmente logran encontrar sus fortalezas, sus logros e identifican como podrían destacar. Sin embargo, en una persona que se ve afectada por esta patología el proceso podría ser mucho más extenso y profundo, requiriendo apoyo profesional e integral en todo su proceso.

Identificar tempranamente este síndrome te ayudará a construir una estrategia para aquellos casos en que necesites destacar para conseguir tus objetivos profesionales (promociones, desarrollo, etc).

En nuestro servicio de career coaching consideramos este posible factor al momento de diseñar el plan de trabajo, y en aquellos casos que se requiere acompañamiento psicológico lo derivamos con especialistas que podrán atender de una forma más adecuada e integral a nuestros clientes.

Recomendaciones para superarlo

Si estás en búsqueda de un nuevo desafío profesional y crees que tienes el síndrome del impostor, desde Orientación para el Empleo te recomendamos las siguientes acciones:

DAFO Personal

Un DAFO es un cuadrante que se aplica principalmente a las empresas, sin embargo, desde hace un tiempo, se aplica también a nivel personal. El DAFO es una sigla que une la primera letra de las palabras: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. 

Esta herramienta pretende valorar tu situación real considerando factores internos (debilidades y fortalezas) y externos (oportunidades y amenazas).

Amenazas Fortalezas
Debilidades Oportunidades 

El DAFO puede ser de mucha ayuda al momento de valorar objetivamente cada factor del cuadrante. Permitirá tener una visión integral de tu perfil considerando aquello en lo que efectivamente eres bueno (todos tenemos fortalezas).

Identificar Creencias

Las creencias representan nuestras motivaciones o limitaciones para desarrollar las capacidades y son el eje sobre el que construimos nuestra existencia. Son «nuestras verdades«. Son la base sobre la que se inspiran nuestras conductas. Influyen de manera directa en cómo pensamos y actuamos.  Son ideas que en su momento las aceptamos sin cuestionarlas y se han ido formando dentro de nuestros conceptos más arraigados.

Tomar conciencia de nuestras creencias e identificarlas, nos entregará consciencia. Este es un trabajo constante y que puede ser muy complejo, sin embargo, a la larga nos dará una visión de nuestro mundo y de la construcción que hemos realizado. Podremos identificar aquellas creencias que solo nos están limitando y no nos permiten seguir avanzando.

Identificar tus creencias es un gran paso para combatir el síndrome del impostor.

Diario Emocional

Registrar los sentimientos que poseemos como “impostor” nos ayudará a darles objetividad. Posiblemente al escribirlos tomemos distancia de lo que sentimos y tengamos una nueva perspectiva de la situación. Te invito a registrarlo en un cuaderno, tomando nota de las situaciones, sentimientos, acciones y resultados. Con el tiempo las volveremos a leer y pensaremos. “Si yo no conociera a esta persona, ¿qué pensaría de lo que estoy leyendo?”

Plan de Desarrollo

En muchas empresas existe el plan de desarrollo individual. Este plan permite trabajar a corto, mediano y largo plazo aquellas brechas que se consideran importantes de mejorar a nivel profesional. 

Te recomendamos elaborar un programa similar a nivel personal, el cual identifique claramente aquello que quieres mejorar. Define el nivel en que te encuentras y también el cual deseas alcanzar. 

Con esta acción tendrás una valoración objetiva de cuando una competencia o un aspecto de mejora ya esté resuelto o bien cuando necesitarás seguir trabajando en él. Adicionalmente no tendrás excusa para postergar o seguir incrementando en tu cabeza algo que ya has comenzado a mejorar.

Nuestros Servicios

Desde Orientación para el empleo procuramos asesorar a nuestros clientes en todo su proceso de búsqueda laboral. Acompañándolos en cada etapa, entregándoles herramientas para acercarse a sus objetivos profesionales.

El coaching laboral es uno de nuestros servicios en el área de consultoría, donde el especialista valora con el cliente los objetivos y el camino que se requiere para conseguirlos.

Contamos con años de experiencia acompañando a diferentes clientes de diversos sectores. Una de las claves que nos diferencia como servicio, es la valoración inicial al momento de elaborar un plan de trabajo. Considerando la situación de cada cliente, expectativas y mercado.

Si estás interesado en un proceso de acompañamiento integral escríbenos.

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *