nuevo contacto Linkedin
BÚSQUEDA DE EMPLEO, LINKEDIN

Un nuevo contacto en Linkedin y, ¿ahora qué?

Gestionar y analizar un nuevos contactos.

Una práctica muy habitual, yo no me escapo también lo hacía, es la de aceptar las invitaciones de Linkedin sin más, le damos al Check de aceptar y nos quedamos tan anchos.

Ya sé que lo fácil es aceptar al nuevo contacto sin más, total lo vas a tener en tu red, ya contactarás con él cuando te interese, ¡error!  Linkedin va de persona y relaciones, de dar y de ser útil a la comunidad, después vendrán las oportunidades de trabajo, negocio, colaboraciones, etc., pero antes de esto están las personas y la construcción de relaciones.

En estos artículos vimos cómo gestionar contactos eficazmente en Linkedin. Ahora, en este artículo te explico los pasos a seguir cuando recibes una invitación de un contacto nuevo.  Qué hacer para causar una buena impresión, cómo evaluar su perfil, identificar sinergias e intereses compartidos, fomentar una relación duradera y generar oportunidades.

Vamos al tema, recibes una invitación de alguien que no conoces, ¿qué hago entonces? Te propongo que sigas este procedimiento:

Entra en el perfil del nuevo contacto de Linkedin

Si llaman a la puerta de tu casa y no esperas a nadie, antes de abrir miras quién es y qué quiere, no se te ocurre abrir la puerta sin saber a quién abres. Igual en Linkedin, pincha botón derecho sobre la notificación y mira quién es este contacto.

A mí me pasa que cuando envío una invitación y al poco tiempo veo que la han aceptado pero no recibo la notificación de que han entrado a ver mi perfil, me quedo con la sensación de que esa persona no está interesada en relacionarse, en buscar sinergias, sólo en coleccionar contactos, y los contactos no son coleccionables, ni sirven para satisfacer nuestro ego, los contactos son personas con las que compartiremos algún tipo de interés o afinidad, presente o futura.

Si la invitación está personalizada, podrás saber más rápidamente por qué esta persona está interesada en conectar contigo pero si recibes la típica invitación estándar tendrás que indagar un poquito.

Si te has dado cuenta, ahora Linkedin no te permite ver los mensajes de invitación desde tu perfil Linkedin, tendrás que ir a la cuenta de mail que tengas vinculada como principal en Linkedin. Esto ha cambiado hace muy poco, a mí me gustaba más el modelo antiguo que podías ver directamente la invitación como un mensaje más.


Nota: Recientemente he publicado el eBook (Encuentra trabajo con Linkedin, paso a paso) donde recopilo y detallo todos los aspectos necesarios para buscar trabajo con Linkedin.

usar linkedin buscar de trabajo


Conocer al nuevo contacto. En qué puedes ayudar tú, y en qué te puede ayudar

Explora su perfil para hacerte una idea en qué podrías ayudar a este nuevo contacto, qué puede necesitar de ti. Y después, valora si este contacto te puede aportar algo a ti.

Foto. Lo primero que miro es la foto, por nada en concreto, es algo casi instintivo. Nos sentimos atraídos por la cara de otro ser humano, de esto saben mucho los publicistas. Aunque de forma inconsciente seguro que se creará un prejuicio natural, en mi mente, sobre lo que me transmita la foto.

Titular de Linkedin. El titular te da las primeras pistas de quien es el profesional y que ofrece. Te sirvirá para decidir el grado de profundidad con el que te interesa a evaluar el resto del perfil.

Extracto. Me suelo fijar mucho en el extracto, del extracto de Linkedin espero que me resuma perfectamente su perfil profesional y me deje ver el lado humano, personal que hay detrás de ese perfil profesional.

Campo Experiencia. Posteriormente hago un visionado rápido por su experiencia, sobre todo me fijo en los puestos y las empresas. En la última experiencia es la que más tiempo paso.

Cómo estamos conectados. Linkedin te indica el grado de relación que tenéis y que contactos os conectan. Esto junto a los contactos compartidos te dará pistas de los intereses de este nuevo contacto o de cómo ha llegado a ti.

Grupos y empresas que sigue. Fíjate en los grupos que sigue y si compartís algún grupo, te dará una idea de posibles afinidades e intereses compartidos.

Actividad reciente. Siempre entro a curiosear qué es lo que ha publicado, compartido o comentado recientemente para saber si es un profesional activo en la red, que participa y aporta y, claro, ver qué tipo de contenido comparte y en qué medida son afines a mis intereses.

Visto esto. Acepto la invitación. Haya visto que puede ser un contacto con afinidades mutuas o no, siempre acepto la invitación, quizás en ese momento no he sabido ver la manera en la que podemos generar sinergias pero eso no significa que no las pueda haber más adelante, por el momento se un poco más de esta persona y no partiremos de cero si en el futuro surge una posibilidad de colaborar.

Tiempo de respuesta para aceptar la invitación. En mi caso uso Linkedin casi a diario por lo que no hago esperar a los nuevos contactos, suelo aceptarlos en el mismo día o al día siguiente. Siempre que puedas no hagas esperar para dar una respuesta, se agradece una respuesta rápida.

Enviar mail de agradecimiento. Me parece una forma elegante de dar la bienvenida y agradecer su interés, cuesta muy poco ser amable, cortes y agradecido. Y, además, como es poco habitual, dejarás un buen recuerdo en esa persona, causarás una muy buen impresión y, seguramente, te recuerde por este detalle.

A parte de esto, es una inmejorable forma de entablar una conversación, fomentar una conversación es fundamental. Si te ciñes a aceptar la invitación y punto, has perdido una estupenda oportunidad de conversar, de saber un poco más de esa persona y que esa persona sepa un poco más de ti.

Mucha gente no contestará a ese mail de agradecimiento, pero la mayoría sí responderá y  te aportará mucha más información útil en ese correo de respuesta.

Qué no hacer nunca con el nuevo contacto

Lo que nunca hago, ni quiero que me hagan, es enviar información comercial sobre servicios/productos o enviar el CV a ese nuevo contacto. No lo hagas jamás, espera un poco, intenta generar un mínimo de conversación/relación para, posteriormente, una vez que lo conoces un poco mejor, puedas hacer una breve presentación de tu servicio, o de tu CV, siempre adaptada a las necesidades de ese nuevo contacto.

Otra mala práctica es pedir a un nuevo contacto que valide tus aptitudes, es una práctica nefasta que trasmite una sensación pésima, yo sólo valoro aptitudes de personas que conozco, y puedo dar fe de que tienen esas aptitudes, pero no se me ocurre hacerlo con alguien al que acabo de conocer aunque me lo pida.

Cuidar y mantener la relación

Es complicado mantener una relación constante con todos los contactos, pero algunos te darán más pie a ello y en otros casos te interesará fomentar esta relación para mantenerla viva.

La mejor forma de hacerlo es haciendo un seguimiento de este contacto e interactuar con él, ayudarlo a dar difusión a sus publicaciones, recomendando sus actualizaciones, comentar su contenido, escribir un mail puntualmente, felicitar fechas señaladas, etc.   Todo en su justa medida.

Conclusión

Como ves, hay que dedicarle un poco de tiempo, cariño, sensibilidad y buena educación para causar una primera buena impresión, no todo vale, no estamos tratando de cromos, somos personas y, como tales, agradecemos mucho las pequeñas muestras de interés, atención, amabilidad y agradecimiento.

Si quieres que tu red traiga oportunidades, el primer paso es conocer el tipo de perfiles que tienes en tu red y después, alimentar la relación,  tener un trato mínimo y cálido, diferente de lo habitual.

¿Cómo lo haces tú?

 

guía para gestionar contactos en linkedin y generar oportunidades

Aprovecho para invitarte a  que conectemos a través de Linkedin si aun no lo estamos: 
www.linkedin.com/in/josealonsorrhhyempleabilidad

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *