Que se valora en una entrevista de trabajo
BÚSQUEDA DE EMPLEO, ENTREVISTA DE TRABAJO

Qué se valora en una entrevista de trabajo- qué se evalúa

En este post te mostraré los diferentes aspectos que un entrevistador o reclutador valora en una entrevista de trabajo y durante el proceso de selección, para que lo uses en tu favor. Trataré aspectos generales, cada proceso de selección es un mundo.

Qué se evalúa, qué se valora en una entrevista de trabajo

Cumplimiento de requisitos mínimos del puesto vacante:

Quizás esta es la más obvia de todas. Una de las primeras fases será valorar que el candidato cumple y en qué medida con los requisitos mínimos del puesto. Digamos que este es uno de aspectos básicos, uno de los primeros filtros para ser tenido en cuenta en el proceso de selección.

Esto no significa que sea necesario cumplir todos los requisitos de un puesto para continuar en el proceso de selección (si con la mayoría y los más importantes). Como veremos hay otros factores que entran en juego y será el reclutado el que pondere en cada proceso.

Similitud entre las funciones del puesto vacante y tu experiencia previa:

Muy relacionada con el punto anterior. El reclutador suele valorar que el candidato haya realizado funciones similares, sobre todo que lo haya hecho recientemente y durante un tiempo suficiente.

Resultados obtenidos en el desempeño de las funciones:

Si bien haber realizado funciones similares se valora en una entrevista de trabajo, haberlo hecho de forma notable se valora más, vende tus logros profesionales.

Sobre cualificación:

Ya hablé de este tema en el artículo en el que te hablaba de los pros y contras de los Curriculum B, un Curriculum B es el CV en el que se modifica y elimina información para tener más posibilidades de ser contratado para un puesto de menor cualificación a la que realmente se tiene. Un entrevistador, siempre, tiene que valorar en la entrevista de trabajo que la relación entre el puesto y perfil del candidato sean coherentes.

Para la empresa supone un riesgo contratar a un profesional con mucha cualificación para un puesto de menor entidad ya que se presupone que el profesional no estará motivado y buscará recuperar su estatus en cuanto tenga la oportunidad.

Competencias-habilidades:

Las competencias son habilidades que un profesional ha desarrollado y ha usado para conseguir determinados resultados. En algunos casos vienen descritas en la propia oferta de empleo y otras veces no, sea como fuese, las competencias es otro de los aspectos más importantes que se valora en una entrevista de trabajo.

Son muchas las competencias que valora una empresa, por un lado, las transversales que son competencias generales, valoradas en cualquier profesión, como: habilidades de comunicación, trabajo en equipo, resolución de problemas, capacidad de aprendizaje, adaptación, etc.). Y competencias más específicas en función de la profesión.

Antes de arrancar el proceso de selección, el reclutador valora cuales son las principales competencias necesarias para el puesto. Una vez identificadas y definidas, se cuantifica el nivel de exigencia en cada una de ellas (nivel de requerimientos medio, alto y máximo). Y se evalúan durante todo el proceso de tal forma que se puedan comparar los resultados entre candidatos. Ver entrevista por competencias.

Afinidad con la cultura de empresa:

¿Qué es la cultura de empresa? La cultura empresarial es el conjunto de normas, formas de pensar, de sentir y de actuar que son compartidas por los miembros que componen la empresa, algunas oficializadas y otras no.

Investigar a la empresa antes de la entrevista, siempre es conveniente y te ayudará a preparar la entrevista de trabajo, te dará pistas valiosas pero no toda la verdad, sólo desde dentro se puede conocer la cultura de empresa.

Es frecuente que el reclutador valore durante la entrevista: cómo organizas tu trabajo, si eres puntual, si la flexibilidad horaria es importante para ti, si estás acostumbrado trabajar con unas prioridades organizadas y planificadas o todo lo contrario que estés habituado a cambiar de prioridades a que te paren una tarea para coger otra, etc., si sueles trabajar con autonomía o no, trabajo en equipo o individual, si has tenido que  hacer horas extras, si estas habituado a mucha burocracia, procedimientos o a apagar fuegos, etc. Todas estas cuestiones y muchas más sirven para medir la afinidad con las normas, usos y costumbres de la empresa.

Es importante que el candidato se adapte a la empresa por eso, este punto se valora en una entrevista de trabajo.

Encaje con tu jefe y compañeros:

Este punto está relacionado con el punto anterior. La empresa no sólo valora un buen CV, también es importante que te integres bien con los compañeros con los que vas a trabajar y que te puedas adaptar “fácilmente” al estilo de liderazgo-gestión de tu futuro jefe.

Para valorar este aspecto durante la entrevista, te pueden hacer preguntas del tipo, ¿cómo sería tu jefe ideal? ¿qué valoras en un jefe? ¿con que tipo de personas te gusta trabajar? ¿si entras en la empresa, qué tipo de compañeros te gustaría encontrarte?

De qué empresa vienes:

También muy relacionado con la cultura de empresa. El entrevistador valorará el tipo de empresa de la que vienes. Es muy diferente trabajar en una start-up que, en una empresa tradicional, trabajar en una multinacional que, en una pyme, trabajar en una delegación que trabajar en la sede central, no es lo mismo una empresa de 1000 que de 50 trabajadores, no es lo mismo una empresa del mismo sector que de un sector totalmente diferente, etc.

En algunas ocasiones se valorará venir de una empresa similar y en otras lo contrario.

Periodo de adaptación-coste formativo:

Este es un aspecto que el reclutador debe valorar en la entrevista, como norma general, un candidato es más interesante cuanto menos tiempo de adaptación necesite, pero no siempre, a veces se prima el potencial y la actitud.

Actitud:

La actitud, la motivación, la pasión y el entusiasmo son fundamentales, en muchas ocasiones se valora por encima que otros requisitos, aunque implique un mayor coste formativo.

La actitud correcta es valorada como un impulsor que favorece el esfuerzo para desarrollar tareas/proyectos, soportar estrés, integrarse en equipo de trabajo, predisposición a aprender a asumir más responsabilidades etc.

Tus objetivos a corto, medio y largo plazo:

En la entrevista de trabajo se valora que los objetivos del candidato estén alineados con lo que la empresa ofrece en ese momento y lo que puede ofrecerle a futuro.

En algunos casos la ambición, el deseo de desarrollarse, de promocionar y crecer, se valora mucho, pero en otros casos puede ser perjudicial. Te pongo algunos ejemplos.

Caso 1: Empresa Multinacional, con una política transparente de promociones, que diseña planes de carrera y formativos para sus empleados.  Si esta empresa selecciona un Contable y este plantea durante la entrevista que su objetivo es asumir más responsabilidades, gestionar equipos, trabajar con grandes cuentas y largo plazo ser responsable de departamento o director financiero. Este candidato tendrá posibilidades de ser elegido, pues sus objetivos y plan de carrera van en línea con lo la estrategia de RRHH de la empresa.

Caso 2: El mismo Contable, va a una entrevista para departamento contable de una Gestoría donde el jefe es el dueño y plantea las mismas inquietudes; la empresa valorará los riesgos y descartaría al candidato, pues previsiblemente seguirá buscando una empresa que pueda ofrecerle el desarrollo profesional que está buscando.

Ubicación de la residencia:

La cercanía al puesto de trabajo implica calidad de vida sobre todo en las grandes ciudades. La empresa sabe esto y considera que a mayor distancia de desplazamiento menos calidad de vida y más posibilidades de que el candidato busque un trabajo más cerca o que solicite flexibilidad horaria o teletrabajo. Este no es un factor muy determinante, pero puede influir.

Otro tema el cambio de residencia, es muy difícil buscar trabajo en otra provincia si no vives allí, muchos candidatos no son considerados para entrevista por el simple hecho de residir en otra provincia, esto se debe a que los tramites y los tiempos de incorporación son más largos y complicados, aparte del riesgo de que el candidato encuentre un trabajo en su provincia de origen y la “tierra le tire” y decida volver.

Adecuación salarial:

Este es un punto relevante, las expectativas del candidato tienen que estar cerca de lo que la empresa esté dispuesta a pagar, no solo en la incorporación sino a lo largo de la carrera profesional dentro de la empresa.

Durante la crisis era más frecuente ofertar a la baja, es decir ofrecer un salario inferior al que el candidato ha solicitado, en mi opinión, aunque legitimo es una medida cortoplacista y el candidato nunca estará del todo comprometido con una empresa en la que sienta que no se le paga el valor que realmente aporta.

Lo habitual es que si expectativas salariales y oferta salarial están muy descompensadas el candidato sea descartado.

Afinidad con el resto de condiciones laborales:

A parte del salario hay otras condiciones contractuales, el entrevistador debe valorar durante la entrevista, si las condiciones que ofrece la empresa son las que busca o aceptaría el candidato: horario, flexibilidad, beneficios, política salarial, desplazamientos, cambio residencia, retribución en especias, etc.

Ejemplos: El candidato busca flexibilidad, pero la empresa no la tiene implantada. El candidato tiene prioridad por una jornada intensiva y la empresa sólo ofrece la posibilidad de jornada partida, etc.

Disponibilidad de incorporación:

A veces las empresas necesitan candidatos con disponibilidad para incorporarse de forma inmediata y en otras ocasiones pueden esperar a que estos den el preaviso en sus empresas. Si la empresa tiene mucha prisa, priorizará entre los candidatos desempleados que puedan incorporarse de forma inmediata.

Aspectos humanos.

En reclutador valora durante una entrevista aspectos más humanos, valores, principios y de afinidad, como la honestidad, compañerismo, colaboración, ética, etc.

Evaluación de riesgos de la contratación:

El entrevistador valora en una entrevista los riesgos de cada candidato, los riesgos principales son:

  • Qué el candidato se marche de la empresa de forma anticipada.
  • Qué el candidato no este motivado y su rendimiento sea bajo.
  • Qué no encaje con la empresa, compañeros, jefes, cliente etc. y genere conflicto.
  • Qué tenga alguna situación particular que propicie un alto absentismo.

 

Se te ocurren otros factores que se valoran en una entrevista de trabajo

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

4 comentarios “Qué se valora en una entrevista de trabajo- qué se evalúa

  1. Marta dice:

    Gracias Jose. Muy bien explicado, conciso y concreto

    1. Jose dice:

      Gracias Marta, esa era la idea, me alegro que te guste
      Feliz día

  2. Jose dice:

    Muy útil !! gracias.

    1. Jose dice:

      Gracias José

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *