preparar proceso de seleccion interno
BÚSQUEDA DE EMPLEO, CARTA DE PRESENTACIÓN, CURRICULUM VITAE, ENTREVISTA DE TRABAJO, LINKEDIN

Cómo preparar un proceso de promoción interna

Muchas empresas recurren a la promoción interna para cubrir sus vacantes, en algunos casos el proceso de promoción interna es a dedo, lo cual no es necesariamente malo, surge una vacante y se piensa en una persona de la plantilla para cubrirla, se habla con la persona y se acuerda las condiciones y procedimiento.

En empresas más grandes, se suele abrir, públicamente, un proceso de promoción interna. Algunas veces, este proceso interno va en paralelo a otro proceso externo. Sea como fuese, para la empresa los procesos de promoción interna, tiene más ventajas que inconvenientes, suelen ser procesos más rápidos, menos costosos, se minimiza el margen de error en la selección, sirve como estímulo motivador a los trabajadores, aumenta el nivel de satisfacción, se estimula el compromiso, la productividad, la fidelización de los trabajadores, se reduce el tiempo de adaptación frente a un nuevo trabajador, etc.

Los procesos de promoción y selección internos, tienen peculiaridades frente a un proceso de selección externo, pero tampoco tantas como se pueda pensar.

En este artículo nos vamos a centrar en las diferencia a la hora de preparar con garantías una selección interna o conseguir esa promoción que tanto te interesa. Para ello, veremos los siguientes puntos:

  1. Consejos generales ante un proceso de promoción interno.

Evalúa la adecuación de tu perfil al puesto ofertado. Analiza concienzudamente la comunicación de la vacante, los requisitos mínimos, las competencias requeridas, etc. Tienes que evitar, a toda costa, hacer perder tiempo a tus compañeros de RRHH, si no reúnes al menos un 80% del perfil requerido, y evitar llevarte una decepción si te descartan en la primera fase.

No dejes agotar el plazo para postularte. El término medio es lo más razonable, es decir, ni postularse en mismo día, ni los últimos.

Informa a tu jefe. Aunque cada empresa es diferente en sus “usos y costumbres”, lo correcto es informar a tu jefe directo de tu interés por la vacante interna, es mejor que se entere por ti.

Naturalidad Sí, pero con prudencia. Ser sincero y honesto es la mejor opción, si te preguntan directamente o surge el tema de conversación es preferible darle naturalidad al asunto desde el principio, no intentes ocultar que te interesa el puesto y que te has postulado, al fin y al cabo en una empresa todo se sabe tarde o temprano. Prudencia, algunos de tus compañeros se convierten en tu competencia, por lo que toca ser un poco estratega en plan limpio, no desveles tu estrategia en el proceso, ni ofrezcas más información de la necesaria.

No te relajes. Vale que es un proceso interno, vale que puedas tener amistades involucradas, puede que, incluso, ya estés realizando muchas de las funciones. Nada de esto importa, tómatelo con la misma seriedad con la que lo harías en un proceso externo.

Normalidad. No es el momento de intentar destacar o ser más visible, esto se hace antes (estrategia a largo plazo).

  1. El Currículum para un proceso de promoción Interna.

Buenas noticias, no hace falta grandes cambios en tu currículum. Pero si necesitarás adaptarlo un poco.

En primer lugar, lo que yo haría, sería presentar un currículum distinto al que enviaste en su momento, al incorporarte a la empresa. Dale un poco de vidilla al CV, que se vea que está hecho con cariño, interés y en exclusiva para esa ocasión.

No des nada por supuesto. Puede que el entrevistador te conozca, haya revisado tus evaluaciones de desempeño, haya pedido feedback a tu jefe, etc. No importa, no dejes pasar la oportunidad de poner en valor tus logros dentro de la empresa: lo que has aprendido, las habilidades que has desarrollado y todo aquello que sea relevante para el puesto.

Puede que tengas la sensación de ser repetitivo o presuntuoso, no te preocupes por esto, y no dejes asuntos importantes sin mencionar por este motivo.

Utiliza toda la información disponible (toda es toda, la oficial y la extraoficial) para adaptar el currículum.

Resalta más los logros y proyectos más recientes y, también, aquellos más antiguos, pero en relación directa con el nuevo puesto.

Fecha del CV. Evita que haya alguna fecha que indique desde cuando tienes actualizado el currículum. Imagínate la cara del de RRHH si ve que tienes una fecha de actualización anterior a la convocatoria, no querrás que piensen que has estado buscando otro trabajo. (ver articulo sobre Cómo buscar trabajo si estás trabajando«).

Usa tu mail corporativo en el CV.

Pon en valor las formaciones realizadas a través de la empresa.

  1. Carta de Presentación o de Motivación para proceso de promoción.

La Carta de Motivación es un requisito que se suele pedir para postularse a una vacante interna, junto al Currículum.

La mayoría de los elementos son compartidos con lo que sería una carta de presentación normal. En este caso, tienes que centrarte en hablar de tu actual empresa y de aquellos aspectos relevantes para el desempeño del nuevo puesto. 

Si tu empresa tiene plantillas con el logotipo puede ser una buena idea usar una plantilla corporativa para la carta de motivación.

El tono debe ser serio y profesional, pero sin olvidar que, posiblemente, conoces a las personas involucradas en el proceso de selección interno, por eso puedes relajarte un poco y que tu comunicación sea algo menos oficial, más cercana y natural, pero con cabeza.

Por ejemplo en el saludo inicial, puedes optar por algo así: “Estimados compañeros/as”, en el resto de la carta puedes usar el tú y no el usted/es.

Tendrás que explicar qué significa para ti la empresa, qué te ha aportado, qué aportas tú y por qué  te interesa la nueva oportunidad profesional, fíjate en estos ejemplos:

“….Es aquí donde he desarrollado la capacidad de adaptación al cambio y la visión de negocio que sólo una multinacional como esta puede dar, y todo, en un entorno innovador, dinámico y gracias a grandes mentores.”

“Ahora se me presenta la oportunidad de seguir contribuyendo al éxito de la “X” desde otro ámbito de responsabilidad. Me entusiasma la idea de poner en valor todo lo que he aprendido en las diferentes posiciones, afrontar el reto de la internacionalización, ayudar a posicionar a nuestra empresa entre las mejores, a base…”

“Promocionar al puesto de Director de Área significa crecer como profesional, formar parte de un gran equipo y …”

Con el cierre, no te líes, algo sencillo es lo mejor: “Os agradezco vuestra atención y reitero mi interés en esta oportunidad. Un cordial saludo.”

  1. Perfil Linkedin para un proceso de promoción Interna.

¡Ojo! a tus perfiles en las redes sociales, especialmente importante será el de Linkedin, seguramente será revisado.

El perfil de Linkedin debe parecerse más al perfil de un comercial que usa esta red para promocionar los productos y servicios de su empresa, que al perfil de un candidato que busca trabajo. La idea que vamos a perseguir es la de convertir tu perfil en el de un prescriptor o fan de la marca de tu empresa.

Echa un vistazo al artículo que escribí sobre cómo elaborar un perfil para Social Selling, encontrarás todas las ideas importantes para transformar tu perfil y que tenga mayor impacto en el proceso interno.

  1. Entrevista de trabajo para un proceso de selección Interno.

Depende de la empresa, pero las entrevistas en un proceso interno de selección suelen ser las típicas, orientadas a competencias, pero no te esperes grandes diferencias.

No pierdas de vista que no estás tratando con una empresa que sólo tiene una idea superficial de lo que eres como un empleado. Estás tratando con personas que tienen un conocimiento cercano de tus resultados, ética, habilidades, adaptación a la cultura, etc.

Prepara la entrevista. No caigas en el error de no ir preparado a esta entrevista. Conoce al dedillo tu currículum, revisa tus últimas evaluaciones de desempeño, entra en la intranet, habla con personas más antiguas y de confianza, debes conocer las últimas novedades de la empresa, objetivos estratégicos, desafíos y retos. No pueden pillarte en fuera de juego, bajo ningún concepto.

La entrevista será algo más cercana a una normal. Pero evita el trato excesivamente familiar, manteniendo un enfoque amigable, pero profesional.

Forma de vestir. Como en una entrevista externa, tienes que ir preparado para la ocasión. Toma como referencia una entrevista externa y réstale un pelín de oficialidad.

Prepara las respuestas a las preguntas más típicas de una entrevista de trabajo, prepara situaciones concretas o ejemplos de tu trabajo (Story Telling en la entrevista de trabajo), incluso si el entrevistador ya sabe lo que eres capaz de hacer. Cómo te comentaba al inicio, no te relajes pensando que en tu empresa ya saben lo mucho y lo bien que trabajas, no des nada por supuesto. Concéntrese en tus más recientes experiencias y logros.

Algunas preguntas que te pueden hacer: ¿Por qué te interesa el puesto?; ¿Por qué crees que estás preparado para asumir las nuevas responsabilidades? ; ¿Qué dificultades crees que te encontrarás?; ¿Qué harás de manera diferente que compañero actual?; ¿Qué cambios vas a hacer para mejorar?; ¿Cuáles son los temas a los que darás prioridad?

Si te preguntan directamente, reconoce algunas limitaciones (si realmente las hay y son importantes), pero pon foco en que: te sientes preparado, seguro de ti y de tu capacidad para adaptarse a la nueva función. Si muestras dudas, inseguridad, o manifiestas que necesitarás mucho apoyo, tienes muchas posibilidades de que la empresa elija a alguien que esté mejor preparado y tenga más confianza en sí mismo.

Lleva preparado, mentalmente, un borrador de “hoja de ruta”. Piensa en cómo vas a manejar la transición, estima cuándo podrías estar operativo al 100% (algo realista, pero ten en cuenta que cuanto antes estés operativo, mejor) y las medidas que consideras más importantes.

Ilusión y entusiasmo. Ver este artículo.

No menciones el dinero o subida salarial, bajo ningún concepto de nuevo

Al terminar la entrevista, no está demás dar las gracias por el tiempo y resaltar un par de puntos de la entrevista.

Seguimiento de la entrevista. Compañeros sí, pero no amigos. Evita ese molesto  exceso de familiaridad de en todo momento, pero también para hacer el seguimiento de la entrevista, aunque estés tentado a hacerlo o sientas que hay confianza suficiente no asaltes a ningún compañero en el pasillo para preguntar:  “¡Oye!,¿ sabes algo?”. Como norma general, espera y sigue el procedimiento marcado, aunque el proceso se demore en el tiempo, tarde o temprano, te informarán de los resultados.

 

¿Qué experiencia tienes en proceso de selección Internos? ¿Has participado en alguna promoción interna?

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

4 comentarios “Cómo preparar un proceso de promoción interna

  1. Luis says:

    Hay algún requisito por parte de la empresa para comunicar el proceso? Es suficiente con poner un folio informativo en la sala de reuniones sin enviar un mail o anunciarlo? Gracias

    1. OPEM says:

      Hola Luis,
      Cada empresa tiene su procedimiento para este tipo de comunicaciones o convocatorias a promociones internas.
      Un saludo

  2. Eritreo says:

    He encontrado el articulo muy útil. Podría ser también interesante leer un articulo sobre lo que tiene que hacer el candidato si viene descartado en una selección interna.
    Acabo de hacer un proceso de selección interna, y lamentablemente me descartaron. El responsable del departamento me ha comunicado que ha elegido otra persona con más experiencia. El feedback no me ha dejado para nada satisfecho, y quiero concertar una reunión con el responsable de RRHH de mi empresa. Tiene algún aconsejo?

    1. Jose says:

      Hola Eritreo,

      Los procesos internos son delicados, hay muchos factores que influyen en la decisión.

      Para empezar te diría que en la reunión con RRHH no manifiestes que no estás satisfecho con las explicaciones de tu responsable de departamento.
      Una vez que ya has sido descartado, el objetivo es doble: por un lado saber el porqué, sin juzgar o cuestionar la decisión y por otro lado salir reforzado. Por salir reforzado me refiero a mostrar interés en próximas promociones, vender tu valor e implicación con la empresa y pidiendo feedback sobre en qué puedes mejorar para que tu candidatura sea considerar para próximas promociones.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *