definición de empleabilidad
BÚSQUEDA DE EMPLEO, DESARROLLO PROFESIONAL, TUTURIALES, GUÍAS, EBOOK

Empleabilidad: Gestión de Carrera Profesional

En este artículo verás qué significa empleabilidad (concepto) cuáles son los factores de empleabilidad y cómo  gestionar la carrera profesional para que te mantengas siempre empleable. Analizaremos cómo gestionar tu carrera y marca personal para que durante tu trayectoria profesional seas atractivo para el mercado y tengas la opción de decidir sobre objetivos y retos. 

Lo abordaremos desde un enfoque práctico, ideas fuerza, fáciles de entender y de aplicar, con modelos y ejemplos de empleabilidad que dibujen en tu mente los conceptos esenciales, que arraiguen y te impulsen a liderar tu carrera laboral manteniendo altos tus niveles de empleabilidad a lo largo de ella.

¿Qué es empleabilidad?

La definición de empleabilidad que más me gusta es esta:

Empleabilidad es la capacidad individual de adquirir, desarrollar y mantener las competencias, habilidades, red de contactos y marca personal vigentes. De tal forma que nos mantengamos competentes y competitivos para el mercado en un momento determinado y así poder decidir sobre nuestra carrera. Ya sea para mantener nuestro empleo, para cambiar o emprender.

Diferencia entre ocupacidad y empleabilidad

La empleabilidad no es sólo la facultad de mantenernos empleables y que no nos falte trabajo, eso es ocupacidad. A veces pasa que los servicios de un profesional son demandados pero no tiene poder de decisión, no tiene la capacidad para elegir, te explico.

Puede que tengas una de las carreras con más salidas, o una profesión con mucha demanda y que siempre o casi siempre estés empleado, pero empleabilidad y ocupacidad no son lo mismo. Esto lo he visto muchas veces en Programadores Informáticos por ejemplo, más o menos un programador siempre tendrá trabajo, pero depende de cómo haya gestionado su carrera podrá elegir su trabajo, o simplemente ir aceptando las ofertas que le van surgiendo, esta es la gran diferencia entre ocupacidad y empleabilidad, lo vas a ver más claro a lo largo del artículo.

Es cierto que los niveles de empleabilidad por carreras constituyen un handicap importante en la inserción laboral, pero lo que de verdad impactará a largo plazo, si quieres ser una persona empleable, es saber gestionar tu carrera profesional de forma responsable y consciente. 

Características de la empleabilidad

Las principales características o donde está la clave de la empleabilidad es que seas tu el que tome el control, el que tome las decisiones y el que elija, en lugar de dejarse llevar por el mercado y por las ofertas que os van llegando, se trata de que seas dueño de tu futuro profesional de tu carrera y no sólo mantenerse empleado.

Y esto es lo que vamos a ver en este artículo, la importancia de gestionar tu carrera profesional para que no sólo tus servicios profesionales tengan demanda, sino que tu marca personal también la tenga, para decidir sobre tu futuro a lo largo de toda nuestra carrera.

¿Cuál es la importancia de la empleabilidad?

Quiero que pienses por un momento en el enorme peso que tiene el ámbito laboral en nuestras vidas, la mayoría de los profesionales organizamos toda nuestra vida alrededor del trabajo. 

organización del tiempo, tus horarios y rutinas van a estar muy condicionadas por el trabajo, el horario que tengas, si tienes flexibilidad o no, si hay que hacer horas extras, guardias, opciones de teletrabajo etc. 

El trabajo cubre nuestras necesidades económicas. El trabajo va a marcar nuestro estilo de vida , todos trabajamos por dinero para cubrir las necesidades. Construimos un estilo de vida en función de nuestros ingresos. 

El trabajo nos hace sentir útiles, cubre nuestra necesidad de contribuir de ser útil:

Desde niños nos han educado para producir, vivimos en un sistema en el que somos valiosos en la medida en la que somos capaces de producir, de crear valor, de tener éxitos, etc.

El trabajo cubre nuestra necesidad recompensa y reconocimiento:

Muy relacionado con el punto anterior, el mundo profesional funciona con recompensas: ascensos, bonus, incrementos salariales, reconocimientos, palmaditas en la espalda, etc. 

Hay que tener cuidado con esto, porque es muy fácil caer en el error de que valemos en la medida en la que un jefe nos lo reconoce, ¿Qué ocurre? Que hemos depositado, en otros, el poder del valor propio, por lo tanto, cuando la valoración externa desaparece nuestro valor baja, realmente es el mismo pero tu autoestima no lo ve así.

Hay que recordar que tu valor va contigo, es tuyo (no de una empresa) y tú debes ser el primero en reconocer y celebrar tus logros.

El trabajo también nos aporta un Sentimiento de pertenencia:

Puede que llegues a sentir un verdadero apego poe algún trabajo. Has formado parte de la empresa desde hace mucho tiempo, has ido creciendo con la empresa, has estado en los momentos buenos y malos, formas parte del equipo etc. Y al salir de una empresa todo un sistema de referencia, toda la estructura de relaciones se ve afectada y una parte de nuestra identidad personal desaparece… ¡y esto es duro!

A muchas personas les supone un problema dejar voluntariamente un trabajo, y ni qué decir de la gente que deja un trabajo por ser despedido.

En el trabajo nos Desarrollamos personal y profesional:

El trabajo nos ofrece el marco adecuado para entrar en contacto y adoptar nuevas ideas o formas de pensamiento, generar nuevos comportamientos y actitudes. Es un entorno que favorece la capacitación, el aprendizaje, la mejora y autoconocimiento.

Necesidad de seguridad y control:

El trabajo nos aporta una sensación de seguridad, pero es cierto que a día de hoy ninguna empresa puede garantizar el puesto de trabajo a nadie. Pero aún así necesitamos creer que es así

En resumen: El ámbito laboral, el trabajo en el que estás, crea todo un sistema de relaciones, vínculos, identidades, estilo de vida, rutinas, desarrollo y planes de futuro por eso es tan importante que tú tengas el control de tu carrera, por esto que tan importante la empleabilidad y la gestión activa de esta, no puedes dejar al azar un ámbito de la vida tan relevante como es el trabajo.

¿Cómo lograr la empleabilidad? ¿Qué capacidades abarca la empleabilidad?

3 Factores de empleabilidad:

-Saber entender la realidad (V.U.C.A.)

-Tener la actitud adecuada para el trabajo y para con nuestra carrera

– Enfoque empresarial: cómo manejar el plan de carrera, el perfil profesional y la marca personal.

Entender la Realidad Actual

Vivimos en un contexto que se ha definido por el acrónimo VUCA (Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad). 

La realidad es cambiante y además cambia rápidamente, cada vez es más difícil predecir, tener las cosas bajo control a largo plazo, todo se ha vuelto más complejo y difícil de gestionar.

Bauman acuñó el concepto de sociedad líquida que después se trasladó también al trabajo líquido, en contrapartida del trabajo sólido (horarios fijos, contratos de por vida, relaciones laborales estables y exclusivas). El trabajo líquido supone afrontar esa realidad en continuo cambio, las relaciones laborales están cambiando constantemente. Nuevos canales de reclutamiento, nueva forma de interacción empresa-candidato, nuevas formas de retener el talento, nuevos modelos de organización, horarios flexibles, conectividad desde diferentes ubicaciones, deslocalización de colaboradores, relaciones laborales no exclusivas, mayor rotación etc.

¿Qué nos encontramos? que el trabajo ha dejado de dar seguridad, ya no es para toda la vida, sólo nuestro nivel de empleabilidad puede darnos cierta seguridad. Se estima que se puede cambiar de trabajo onces veces a lo largo de la vida (sociólogo Richard Sennett)

No todo es malo ¡tranquilo! Aunque es cierto que estamos en una dinámicas de mucho cambio, también son dinámicas donde se generan muchas y nuevas oportunidades, todo parece estar por hacer, un mundo lleno de nuevas posibilidades para quienes sepan ver y adaptarse a las situaciones cambiantes.

¿Qué necesitas entonces? El contexto actual nos exige una actitud adecuada, cada vez se requiere mayor flexibilidad, mayor adaptabilidad, gestión de la incertidumbre y compromiso con nuestra empleabilidad y con el trabajo. Empleabilidad y adaptabilidad van muy unidas en el entorno actual.

Así que vamos a pasar a hablar de la Actitud como factor de empleabilidad, actitud frente al trabajo y  actitud para liderar nuestro proyecto profesional

Actitud

 Comencemos por delimitar qué entendemos por actitud. La actitud es la manera de actuar ante una determinada situación, es decir, es una predisposición aprendida a través de la experiencia que motiva e influye en nuestra conducta. La actitud es lo que nos impulsa a querer hacer algo de una forma concreta.

La actitud va a ser determinante para gestionar nuestra carrera y también porque las empresas demandan este tipo de actitudes a sus empleados.

Los conocimientos técnicos y las capacidades profesionales son una base importante pero las empresas además, buscan profesionales con la actitud adecuada para el trabajo.

Esta frase me gusta mucho: “se contrata por aptitud (por lo que sabes hacer) y se despide por la actitud (la forma en la que afrontas las diferentes situaciones)”. Las empresas se han dado cuenta que la actitud es fundamental y va a ser el factor que condiciona el éxito de un profesional dentro de una organización.

Y sobre todo en perfiles Junior, el aspecto técnico se presupone si tienes un título, además que los conocimientos que no se tengan se van adquiriendo con el día a día del trabajo, al contrario de la actitud que es algo que tiene que ver con tu forma de afrontar las diferentes situaciones que se nos van planteando.

¿Por qué las empresas buscan actitudes? Una buena actitud hace que estés más motivado en el día a día, esto hace que seas más productivo, que aportes más calidad y que contribuyas más en la consecución de objetivos y metas. Por esto las empresas lo valoran tanto. Y en las entrevistas de trabajo, vuestros CV y perfiles en Redes Profesionales tienen que transmitir motivación, entusiasmo, ganas de trabajar, esto es lo que la empresa os va a comprar al principio, esto es lo que la empresa espera tanto de profesionales junior como senior.

A lo largo de tu carrera, para mantenerte empleable, la actitud debe ser siempre la de aportar valor para la empresa pero también para ti para tu marca, piensa que no trabajas para una empresa, piensa que estás trabajando para ti, para tu proyecto profesional. Por lo tanto comprometerse, tirar del carro, aportar valor, trabajar con calidad, alcanzar objetivos, conseguir resultados, destacar en el trabajo, es para ti , para tu marca, para tu empleabilidad, es algo que te llevas contigo.

Un error de algunos trabajadores es creer que el hecho de que nos paguen un sueldo nos deja en situación de dependencia y por esto se creen con derechos, derecho a que le den , derecho a que le formen, derecho a quejarse… Y es todo lo contrario, eres tú el que debe ser la parte proactiva que asume la responsabilidad sobre ti mismo, lo que consigas es para ti.

¿Cómo ser empleable siempre? 

Gestión de carrera profesional – Enfoque Empresarial

Aquí vamos a hablar de la gestión proactiva de tu carrera y ¡atención! que este es un factor de empleabilidad fundamental. Para esto me voy apoyar el concepto  del Yo SL, que consiste en vernos como Empresarios de nuestra trayectoria profesional, como proveedores de servicios en lugar de vernos como empleados. Esto requiere cambiar un poco el paradigma y pensar que estás trabajando para ti.

Ser empleables, o serlo en un nivel alto es una responsabilidad de cada uno, así lo vamos a enfocar en lo que resta del artículo.

 “Tu carrera profesional es tu principal negocio.”

Te hablaba de liderar o gestionar tu carrera como si de una empresa unipersonal se tratase, en la que tu tendrás que desempeñar diferentes Roles, estamos hablando hipotéticamente, no somos una empresa, pero lo que quiero es que veas la forma más visual como gestionar tu carrera para que seáis dueños de tu futuro profesional.

¡Vamos a ello!

Aquí puedes ver algunos de los roles más estratégicos para que una empresa funcione y ahora iremos viendo cada uno de ellos.

CEO. Líder de tu empleabilidad

Tu eres el CEO o director general, como tal, tu primera ocupación será definir los objetivos, las estrategias y los recursos necesarios para conseguir estos objetivos. Y hacer un seguimiento y medición de los resultados.

Antes de nada conviene que tengas clara tu definición de éxito profesional y vital, si no defines que es para ti el éxito, y esto es algo muy personal, corres el riesgo de que pasen los años y descubras que no eres feliz porque estáis viviendo con el paradigma de éxito de otros. 

Para una persona el éxito puede ser llegar a presidir una empresa, tener un buen coche y casa en la playa, pero para otra persona el éxito puede ser trabajar en un pequeño taller propio. 

La definición de qué es éxito es tuya, sólo tenemos una vida, intenta que sea tuya, asi que revisa las creencias que ahora tienes del éxito, cuestionarlas y replantea una versión que vaya acorde contigo, debes tener una visión de donde quieres llegar, qué es lo que te motiva, qué estilo de vida quieres llevar, como quieres que sea el equilibrio con otros aspectos de tu vida, .

Es necesario tener una visión de futuro como punto de partida.

Una vez que tengas esta visión de futuro, es necesario desarrollar una estrategia que te dirija, te motive y te mantenga al tanto de tu situación profesional presente. Saber dónde estás para determinar hacia dónde tendrás que moverte en el siguiente paso laboral.

Muchos profesionales empiezan a trabajar en una empresa y se dejan llevar por el día a día, por la comodidad de lo conocido, cuando se dan cuenta, se han quedado fuera del mercado, y están condenados a seguir en un trabajo que, quizás, ya no les motiva.  O profesionales que al ser despedidos no tienen un plan de transición profesional y se encuentran totalmente perdidos y desorientados.

O profesionales que van saltando de empresa en empresa, movidos por el dinamismo del mercado y saltan sin un rumbo fijo, motivados muchas veces por la oferta económica (y esto es habitual) y al pasar el tiempo, se encuentran que tienen un perfil que las empresas consideran poco atractivo, con demasiados cambios de trabajo en periodos cortos de tiempo y sin coherencia. 

Los cambios profesionales sin coherencia, en periodos cortos de tiempo, para la empresa significa que el profesional no es bueno, no está comprometido, no es estable o no tiene las ideas claras.

A parte, estarás de acuerdo conmigo que es muy difícil conseguir resultados en una empresa si estás 6 meses en ella, los resultados se logran cuando conoces muy bien la empresa, el sector, el producto/servicio, las tecnologías, te sientes parte de un equipo, estás comprometido con tu trabajo. Si hay demasiados saltos en tu trayectoria es poco probable que hayas logrado grandes resultados.

Está claro que en un entorno laboral siempre pasan cosas, y siempre hay malas experiencias, hay que contar con ello, pero que no toda tu trayectoria esté marcada por cambios que no atienden a una estrategia clara.

Por lo tanto una de las primeras cosas es fijar objetivos. Saber hacia dónde te diriges te permite tomar decisiones adecuadas; empieza por preguntarte:

  • ¿Qué quiero lograr?
  • ¿Qué pasos he de dar?
  • ¿Es aquí donde quiero estar? ¿ Es este trabajo un escalón para alcanzar los siguientes objetivos?
  • ¿Realmente es este el camino que me llevará a cumplir mis metas?

En perfiles junior, es normal que no tengas definido del todo qué área te interesan más y será necesario probar diferentes áreas para formándote una opinión, no te importe hacer este esfuerzo, si es para llevarte a donde tú estás más cómodo. Permite probar y equivocarte, este es el mejor momento para probar y rectificar.

Para las empresas, que tengas, los objetivos claros también es importante:

Además, la empresa te preguntará por tus objetivos profesionales, En muchas entrevista de trabajo te preguntarán ¿Dónde te ves en los próximos 5 años?. Pues básicamente están preguntando por tus objetivos, por tu plan de carrera profesional

A las empresas les gusta que sus profesionales tengan algunos objetivos claros, y en los recién titulados también, lógicamente todos los decisores de un proceso de selección entienden que sois recién titulado o estáis a punto de serlo y que es normal que todavía estés buscando tu sitio, pero SÍ hay que darle a la empresa la sensación de que este es un tema importante para ti, que has hecho tu trabajo en este sentido.

Además la empresa querrá que tus intereses laborales estén alineados con lo que la empresa te está ofreciendo en ese momento y lo que puede ofrecerte en el futuro. 

Si vas a una entrevista de trabajo para un puesto de programación, no puedes decir que lo que más te interesa es la Administración de Sistemas y Comunicaciones y que tu segunda opción es la programación, o que vayas para un puesto técnico y digas que ahora te interesa más un puesto de gestión.  

A la empresa, le generará un riesgo seleccionarte y que al poco tiempo encuentres otro trabajo de tu área y te vayas. Todo lo contrario, cuando entras en un trabajo que está alineado con tus objetivos, estarás más dispuesto a involucrarte, a dar lo mejor de ti mismo.

No se trata de elegir un objetivo para toda la vida. Tus intereses y necesidades pueden ir variando a lo largo de tu vida, tenlo en cuenta para ser flexible contigo mismo y variar el rumbo en función de nuevos objetivos.

Director de Compras

El Departamento de compras: es que el sabe que es lo que te hace valioso, cúal es la materia prima. Ten en cuenta que somos mucho más que un título, un master o un cargo. Somos un cúmulo de conocimientos, de experiencias,de competencias y habilidades.

Cuando hablamos de habilidades y competencias hay que diferenciar entre competencias hard y soft skills, a la hora de presentarnos, o vender nuestro servicio lo ideal es buscar un equilibrio entre Competencias blandas y Competencias técnicas.

 “Soft skills” o habilidades blandas. Las “soft skills”:  hacen referencia a las habilidades interpersonales y sociales que posee la persona

Estas competencias no se aprenden en el ámbito académico, sino que son adquiridas a lo largo de la vida de la persona, el su día a día. 

Las Hard Skills hacen referencia al conjunto de habilidades técnicas o de conocimientos que poseen los empleados para desarrollar su actividad

¿Cuál va a ser una de las primeras cosas que hagas? Tu  primer trabajo será crear un inventario de todo lo que configura tu perfil, y son muchas cosas: conocimientos, habilidades, experiencias, pasiones, talento. Todo este compendio de elementos  va a ser lo que la empresa va a comprar de ti.

Este inventario va a ser una herramienta de base, te ayudará en tu estrategia de empleabilidad y de búsqueda de empleo ya que te va a permitir conocerte mejor, saber tu valor diferencial, saber transmitirlo, te ayudará a tomar decisiones y te servirá para montar tu CV, tu linkedin y para vender tus puntos fuertes en una entrevista.

Este inventario, irá creciendo conforme vayas ganando experiencia, ve alimentándolo, porque seguro que vas a tener que buscar trabajo unas cuantas veces en tu vida, este es tu documento de referencia, te va a permitir no enfrentarse desde cero y sin herramientas a la búsqueda de empleo.

Muy importante también, llevar un inventario de logros, de resultados obtenidos, cuando estés trabajando. Esto te va a ser muy útil a lo largo de tu carrera. Al finalizar cada proyecto, o fin de fase de un proyecto, haz balance para saber el aporte que has hecho y que has logrado.

Puede que esto te extrañe, pero veo a diario a profesionales que les cuesta identificar sus logros, y mucho más cuantificarlos, este es otro punto por el qué es importante ir registrando los logros en su momento, porque vas a tener los datos frescos, acceso a los indicadores para poder cuantificar y darle más credibilidad y fuerza al logro.

Y lo mismo cuando cierres una etapa profesional, haz balance de lo que has dado a organización ,al equipo, y haz balance de tu desarrollo profesional en esa etapa.

Director de i+D

Como director de i + D debes conocer el producto y sacar nuevas versiones según la demanda del mercado. Teniendo la información propia de nuestro perfil y la información del mercado que nos dará nuestro Departamento de Marketing (ahora lo veremos), puedes usarla para mejorar tu producto, tu propuesta de valor y pulir aquellos puntos débiles o amenazas que detectes en tu perfil. 

Debes evaluar cómo ir enriqueciendo tu perfil para que siga siendo atractivo para el mercado. 

Director financiero

El Director financiero es el controla las finanzas, las inversiones y la rentabilidad.

Invertir en ti siempre es una ganancia. La formación continua es una constante en el mundo actual y sobre todo si hablamos del ámbito tecnológico. Es recomendable hacer todos los años al menos una formación más o menos importante, pero formación dirigida y orientada a un objetivo, no se trata de hacer cursos por hacer algo (si te lo paga la empresa genial, si no págatelo tú). 

Otra recomendación, con respecto al tema económico es ir creando un fondo de emergencia, ahorrar la cantidad de dinero suficiente para tener un colchón de entre 6 y 12 meses, para las etapas de transición profesional. Recuerda que si trabajas como empleado por cuenta ajena, es como tener un único cliente, con el riesgo que supone depender de una única fuente de ingresos. 

 Contar con un fondo de reserva te va a dar mucha tranquilidad ante un despido, te va a aportar un colchón que te permita seguir siendo selectivo y decidir dónde quieres trabajar. No contar con un colchón económico limita tu libertad de elección, a veces te va a hacer quedarte en un trabajo que ya no te llena, otras veces va a hacer que debas coger el primer trabajo que te llegue. Mi recomendación es contar con un fondo de reserva-emergencia y un fondo para formación (inversión en ti mismo). 

Director de RRHH

Como Director de RRHH tienes que estar muy pendiente de tus motivaciones y de tus actitudes.

Recuerda que estás trabajando para ti, para tu empleabilidad, por lo tanto tienes que poner foco en aportar valor, en ser productivo, independientemente de cómo estés en la empresa, aunque estés en una empresa donde sientas que ya no tiene nada que ofrecerte, mantén tus estándares productividad altos, sigue aportando,  tus compañeros, jefes, proveedores, clientes pueden ser tus próximos prescriptores o empleadores.

Hay dos tipos de empleabilidad, normalmente nos centramos en la empleabilidad externa (buscar fuera), pero no hay que olvidarse de la empleabilidad interna (dentro de tu empresa, es importante destacar en el trabajo para garantizar que nuestro empleador esté comprometido con nosotros).

Es importante tener al empleador comprometido con nosotros. Habla con tu jefe, para saber qué se espera de ti, que valora y que te de feedback de tu desempeño. Y también para mantenerlo informado de tus logros, avances e inquietudes.

¡Importante! como  director de RRHH también debes preocupar de mantener buenas relaciones.

 ¿Cómo te relacionas con tus compañeros, superiores y subordinados? ¿Te preocupas de la gente?, de ayudar, colaborar, ponérselo fácil, ser agradable, desarrollar el talento de otros?. al final todo trata de personas, ser empleable tambien pasa por como tratamos a los demás, como nos relacionamos, como les hacemos sentir y como somos percibidos. 

La ética y los valores, importan. El mundo laboral a veces es como una selva, saca nuestro instinto de supervivencia más primario, ¿qué significa esto? que frecuentemente nos domina el miedo a perder nuestro puesto de trabajo y con él, nuestro sustento (esto lo vais a ver en las empresas), esto hace que la gente no asumamos errores, que culpemos a otros, que no asumamos responsabilidades complejas. En estas situaciones. La ética y los valores van a jugar un papel importante en tu empleabilidad, ¿cuando nos comprometemos a algo lo hacemos?, ¿asumes tus errores? ¿te centras en buscar soluciones o culpables?, en un conflicto ¿buscas ganar a toda costa o piensas en el bien común?, ¿tratas a otras personas de forma justa, pides disculpas si te has equivocado?¿eres capaz de entenderte con quienes tienen una visión diferente de las cosas? ¿Eres comprensivo y empático con las situaciones de otros? ¿sabes decir no y poner límites? ¿sabes comunicarte de forma honesta pero asertiva? Todos estos aspectos también marcan la diferencia y también son parte del sello de tu marca personal.

Al final son personas las que nos recomiendan o no (empleabilidad y networking tienen mucho que ver). Caer bien, generar confianza, tener relaciones profesionales agradables es importante.

Más cosas. La imagen personal. La imagen personal es algo más que la apariencia, es un conjunto de cosas que dicen mucho de ti: la higiene, la ropa, el perfume, maquillaje, nuestra sonrisa, también son aspectos a cuidar.

Director comercial

Como director comercial eres el responsable de estar en contacto continuo con las necesidades del mercado en tu área.

¿Qué nuevas tecnologías, metodologías, tendencias hay en el mercado, qué me sirven para ser más competente y competitivo ahora y en el futuro?

Tienes que estar informado de las novedades y tendencias de tu área. 

Empleabilidad y adaptabilidad al Mercado Laboral

Es bueno que actives fuentes fiables de información (blogs, libros, newsletter . influencers y divulgadores, seguir a las empresas y profesionales que están haciendo cosas nuevas y los estudios e informes que publican grandes entidades como BBVA y CAIXA.

Y también, testar tu mismo el mercado. Para ello te puede servir preparar una hoja de Excel. Elige dos portales o redes de búsqueda de empleo, Infojobs y Linkedin te pueden servir. Busca los puestos que te interesan y extrae cuales son los requisitos que se piden: experiencia, funciones, herramientas, tecnología, idiomas, salarios se están pagando, etc. Este sencillo ejercicio , también, te puede ayudar a responder a la pregunta ¿Cómo saber si soy empleable en este momento?

También te puede servir de referencia para tomar decisiones, monitorizar a otros profesionales que están en puestos que te interesan y ver que herramientas dominan, qué conocimientos tienen, que especializaciones, en qué empresas han trabajado, en qué tipo de proyectos etc.

Habla con personas que ya estén en el camino que tú has elegido. Ahora con las redes sociales nos ponen más fácil conectar con otros profesionales y tener un acercamiento a ellos (entrevista informativa).

Como director comercial también tienes que saber cuales son tus posibles “clientes” o empleadores. Para empezar tienes que estar pendiente de tus actuales clientes- empleadores (la empresa en la que trabajes en ese momento, empleabilidad interna) y pueden ser muchos, desde tu jefe directo (te puede ayudar a desarrollarte o ascender), el jefe de otro departamento (los cambios de departamento también se dan),  tus compañeros, los proveedores, los clientes de la empresa para las que trabajas etc. todos ellos son potenciales prescriptores de tu candidatura o posibles empleadores.

Y además tiene que tener identificados nuevos mercados (contactos con profesionales de otras empresas interesantes para ti) y entablar relaciones con ellos.

Y no hay que olvidar que como se consigue más empleo es a través de los contactos. Como director comercial un elemento importante es mantener vigentes los vínculos con tus contactos, lo que te comentaba antes de la relación de networking y empleabilidad. La forma de hacerlo es aprovechar cualquier oportunidad para contactar, para interesarnos por ellos, por sus vidas, mantener una relación genuina (no interesada o manipuladora). 

Director de Marketing

Como Directores de Marketing, debes saber como se llama lo que haces, por ejemplo: Ingeniero de sistemas, redes y seguridad. Ingeniero especializado en Infraestructuras Ferroviarias. Ingeniero Preventa (experto en soluciones de Recovery y Backup). Y qué beneficios produces a tu empleador. Ejemplo: Consigo optimizar las infraestructuras de red. Ayudo a las empresas a mejorar su política de seguridad o ayudo a las empresas a ahorrar mediante la digitalización y mejora de procesos, lo que sea.

y ¿qué precio tiene? ¿cuánto se paga? ¿Estoy en rango de mercado ? o ¿estoy por encima o por debajo?

En todas las entrevistas os van a preguntar por vuestras expectativas salariales, tienes que saber tu cotización y saber venderse para conseguir el salario que consideras justo para el servicio que ofreces. 

Bueno….Ya tenemos un buen producto, le hemos puesto nombre y precio. Pero no sólo se trata de ser bueno en nuestro trabajo, también hay que parecerlo y los demás tienen que saberlo. Cómo la gente nos ve, así nos tratan. 

Esto es lo que se llama marca personal, que va a ser un factor de empleabilidad de los más determinantes.  La marca personal es lo que la gente percibe de ti como profesional, la reputación, lo que hablan de la calidad de nuestros servicios, de nuestro talento, etc.

Y saber cómo vamos a promocionarse, ¿cómo hablamos de nosotros en nuestros perfiles en redes? como presentamos un CV, cómo vamos a ser visibles. El networking y Linkedin pueden ser buenas herramientas de promoción y visibilidad. Y con esto cerramos la parte de Gestión Empresarial de la carrera profesional, como veis requiere estar comprometidos y ser proactivo con nosotros mismos. Tener unos niveles de empleabilidad altos depende de diferentes factores, como hemos visto, sobre todo quédate que ser proactivo y hacerte responsable de tu empleabilidad serán claves para tu éxito profesional.

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *