Cómo cambiar de profesión
AUTOEMPLEO, BÚSQUEDA DE EMPLEO, MOTIVACIÓN-CARRERA PROFESIONAL

Cómo cambiar de profesión

¿Te has planteado alguna vez cambiar de profesión? ¿Cómo ejecutarías este cambio de carrera profesional?

El tema para este artículo me lo propuso Juan Antonio a través de Linkedin, Juan Antonio actualmente está inmerso en un proceso de cambio profesional, su trayectoria ha estado vinculada al sector de la seguridad privada, pero me comentaba que la “Historia” es su verdadera pasión y su objetivo profesional.

Cambiar de profesión o dar un giro a carrera profesional es un tema muy complejo, se pueden dar pautas comunes pero cada caso es diferente y requería de estrategias adaptadas.

Puedes llegar a la conclusión de que necesitas un cambio en tu carrera laboral por muy diversos motivos, todos ellos legítimos:

En algunos casos puede que sea una decisión forzada por la situación, tu sector está en un mal momento y no absorbe a profesionales de tu perfil.

Tu perfil profesional no tiene demanda, ya sea por baja cualificación o por competir con otros perfiles más cualificados.

Puede que las circunstancias te han ido arrastrando por puestos de trabajo que no disfrutas.

Quieres dedicarte a lo que realmente te gusta.

También puede haber motivos económicos, expectativas salariales. Necesidad de seguridad, etc.

En definitiva, hay muchas posibles situaciones detrás de la necesidad de dar un giro total en tu carrera. Sentir que cambiamos, que evolucionamos es una necesidad que todos tenemos, el cambio es un estímulo, un reto, una oportunidad de mejorar nuestra vida. Aunque el cambio es atractivo también nos genera miedo e inseguridad.

El miedo y la inseguridad son fruto, entre otros aspectos, de la falta de información y del  enorme esfuerzo que se requiere para ejecutar un plan de cambio de profesión sin garantía de éxito.

¿Por dónde puedes empezar?

Evaluación. ¿Por qué quiero cambiar? ¿Hacia dónde quiero cambiar?

No sólo es importante saber qué es lo que no quieres, aunque es un punto de partida lo realmente relevante es saber qué es lo que quieres y por qué. Evita moverte sólo por escapar de tu actual situación laboral, esto puede traerte más problemas.

Escribe un listado con los motivos para cambiar a una profesión determinada, en esta lista pueden aparecer puntos relativos a lo que no te gusta de tu situación actual, pero, recuerda, que lo importante es que te centres en razones por las cuales quieres comenzar en ese nuevo sector o puesto de trabajo, ¿qué te aportara profesional y personalmente?

¿Tienes trabajo o estás desempleado?

Tanto si tienes trabajo como si no, cambiar de profesión es una decisión critica para tu futuro. En ambos casos implica un riesgo que debe ser medido y evaluado.

La situación de desempleo puede verse como un estímulo o incluso una excusa para realizar un cambio de profesión, quizás creamos que se arriesga menos pero no es así. Todo cambio profesional afectará directamente en tu trayectoria en tu futuro, afectando a la coherencia de tu carrera profesional.

Si estás trabajando, el miedo a perder lo que tienes, la inseguridad de lo desconocido son barreras que necesitarás superar. En la medida de lo posible recomiendo que las siguientes pautas se realicen en paralelo a la actividad actual, esto requiere más esfuerzo pero minimiza enormemente el riesgo. Muchos piensan que el periodo de “paro” es la respuesta perfecta, el punto de inflexión para empezar algo nuevo,  para mí la decisión de forzar el desempleo para intentar reciclarte a otra actividad, es arriesgado y poco eficiente. Nunca pongas todos tus huevos en la misma cesta, soy más partidario de pequeños cambios, paso a paso, no recomiendo el borrón y cuenta nueva. Tomar decisiones sin la suficiente preparación agrava el problema, especialmente en una situación de recesión donde los reclutadores tienen donde elegir.

Análisis y búsqueda de Información para cambiar de profesión

Una vez que tienes claro qué es lo que quieres y por qué lo quieres tienes que pasar a la siguiente fase, esta será una de las fases determinantes. El siguiente paso es saber si el mercado te permite hacerlo.

En un cambio, de tan hondo calado en tu vida, no puedes dejar nada al azar, por eso la fase de búsqueda de información es tan relevante para tomar decisiones correctas.

Conocer bien el mercado laboral, el puesto de trabajo, el sector en que quieres iniciarte te pondrá los pies en la tierra. Te formarás una idea más realista, lejos de ilusiones, opiniones superficiales y falsas ideas que se pueden crear por desconocimiento o exceso de entusiasmo.

¿Qué aspectos tienes que conocer?

  • ¿Cuál es la situación de este sector? ¿Está creciendo o se está contrayendo? ¿Qué tendencias hay?
  • ¿Qué tipo de empresas operan en este sector?
  • ¿En qué tipo de empresa trabajarías tú?
  • ¿Cuáles son las empresas más representativas?
  • ¿Qué profesionales son influyentes?
  • ¿Qué formación, habilidades y experiencia se demanda?
  • ¿Quién es tu competencia? ¿Qué perfil tienen?
  • ¿Cuáles son las condiciones laborales?
  • ¿Qué nivel de paro existe?
  • ¿Qué sueldos se ofrecen para cada nivel de experiencia?
  • ¿Qué perspectivas, a largo plazo, existen para el puesto que quiero?
  • ¿A quién conoces en este sector? ¿Quién puede ayudarte?
  • ¿Estás dispuesto a empezar de cero?
  • ¿Qué estás dispuesto a sacrificar, antes, durante y después de cambiar de profesión?
  • ¿Cuánto tiempo puedes mantenerte sin cobrar o cobrando un salario de principiante?
  • ¿Necesitas un cambio a medio, corto o largo plazo?
  • ¿Qué pasa si no sale bien? ¿Tienes algún plan alternativo?

Identifica todas las fuentes de información y mantente continuamente informado y formado sobre el nuevo sector o área profesional.

Objetivos

Una vez que has recopilado la mayor cantidad de información útil posible y habiéndola analizado minuciosamente, puedes pasar al siguiente paso: Toma decisiones y marcarte objetivos realistas.

Formación

Normalmente la Formación jugará un papel determinante. Casi cualquier proceso de cambio pasa inevitablemente por formarse.

Puede que en la nueva carrera profesional sea imprescindible disponer de una titulación oficial específica. En otros casos necesitarás cursos específicos, tras el paso de recopilación de información podrás detectar las necesidades formativas y ponerte a ello.

No se trata de hacer cursos, se trata de acercarte a tu objetivo, construyendo una base sólida a partir de la cual buscar oportunidades.

Aprovecha la etapa formativa para ratificar que la nueva profesión es lo que esperabas y que estás en el camino correcto.

Experiencia

Aunque hayas trabajado en un ámbito muy diferente siempre podrás extraer tareas o funciones compatibles con la nueva profesión. No partes de cero, sin duda haber trabajado en otra actividad enriquece tu perfil y aporta valor.

Por ejemplo una persona que ha trabajado como Comercial, aunque ahora quiera reciclarse en Fontanero podrá aportar tareas y habilidades compatibles, como puede ser la habilidad para tratar al cliente, realizar presupuestos, negociar con proveedores, etc.

La experiencia en un puesto es fundamental, estarás cansado de oírlo. Cómo sabes, hasta a los recién titulados se les pide experiencia. Tienes que ganar experiencia y credibilidad como sea, ¿pero cómo?

Voluntariado.

Trabajar de voluntario te aportará muchos beneficios:

-Experiencia práctica en el puesto.

-Exploración laboral. Te permitirá conocer directamente como es el trabajo y si es realmente lo que tú esperabas.

-Networking. Harás contactos útiles.

-Ganarás credibilidad ante un empleador. Un empleador querrá comprobar que el cambio profesional está motivado por un interés real y un profundo conocimiento de la profesión.

Prácticas.

Si realizas formaciones, es muy positivo que estas dispongan de un programa de prácticas y bolsa de empleo.

Al igual que el voluntariado, hacer prácticas te servirá para conocer el contexto real del trabajo, dará validez práctica a tus conocimientos, puede representar la primera oportunidad para convertir tu contrato en prácticas en un contrato laboral o al menos harás contactos útiles para llamar a otras puertas.

Y hablando de nuevo de credibilidad, aprovecha para conseguir una recomendación que puedas usar como aval en la próxima oportunidad profesional.

Autoempleo

Otra forma de ganar experiencia es ofreciéndote de forma independiente, “no tener experiencia no significa que no puedas hacer el trabajo”.

Siguiendo con el ejemplo del comercial reconvertido en Fontanero, ha finalizado un ciclo formativo y ahora toca buscar trabajo. Quizás no pueda montar una estructura de tuberías para una urbanización, pero estarás de acuerdo conmigo que hay otra serie de trabajos que puede hacer aunque esté recién titulado.

Conseguir las primeras oportunidades y que una empresa confíe en ti no es fácil, por esto puedes ganar experiencia ofreciéndote (gratis o no) en tu entorno cercano (familia, amigos, vecinos, conocidos, etc.) para darte a conocer y ganar experiencia práctica.

Colaboraciones

En otros casos puedes ofrecerte a colaborar con profesionales de tu sector de forma altruista. El verano pasado conocí a una chica que quería trabajar como Detective Privado, comenzó colaborando con otros detectives privados haciendo pequeños encargos, cubriendo las funciones más monótonas o simplemente acompañando sin recibir contraprestación hasta que fue adquiriendo un conocimiento práctico que le facilitó el salto a un puesto remunerado.

Blog

Muchas personas se están dando cuenta de que el blog es un arma poderosa para crear marca profesional. Crea un blog que te de visibilidad y sobre todo credibilidad profesional.

Trabajo eventual o fines de semana

Otra buena opción es trabajar horas sueltas, vacaciones o durante los fines de semana, todo cuenta para ganar esa experiencia tan necesaria.

Habilidades y Competencias

Al igual que ocurre con las funciones y tareas, a lo largo de nuestra vida laboral adquirimos o desarrollamos habilidades que serán útiles y aplicables en otras profesión. Es necesario que analices tus fortalezas y debilidades para identificar cuál de ellas te serán útiles y por lo tanto tienes que poner en valor ante el nuevo empleador y cuales necesitas desarrollar aún más.

Mentores

Contar con una persona que conozca desde dentro el nuevo mercado laboral te servirá de apoyo y guía para ir tomando decisiones.

Networking

Involucra y habla con tu entorno más cercano, por un lado necesitaras sentirte respaldado en este cambio y además te interesa movilizar a tus contactos para que te ayuden a conseguir las primeras oportunidades.

El medio más eficaz de encontrar trabajo es a través de recomendaciones de nuestra red de contactos. En el caso de un cambio profesional, la importancia del networking es aún mayor.

Amplia tu red de contactos dentro de la actividad profesional que te interesa. En una primera fase del proceso de cambio tendrás que hacer muchas preguntas a muchas personas diferentes. Además, cuantos más profesionales conozcas más probabilidades tendrás de enterarte de información interesante respecto a ofertas y entrevistas. Las personas estamos más dispuestas a ayudar de lo creemos, pierde el miedo, pregunta y pide consejo.

Asiste a eventos especializados. Conocerás a profesionales interesantes, estarás informado de novedades y tendencias.

Credibilidad

Durante todo el artículo he mencionado la palabra credibilidad. Credibilidad será lo que buscará un empleador ante un profesional que cambia de rumbo profesional.

¿Cómo puedes ganar credibilidad?

  • Tienes contactos en la industria.
  • Te mantienes en continua formación/información.
  • Asistes a conferencias, seminarios, congresos, etc., del sector.
  • Dedicas parte de tu tiempo libre a capacitarte, a trabajar o colaborar.

CV y Carta de presentación

Tu Currículum y Carta de Presentación tienen que ser adaptados para que sean un aliado más en la búsqueda de nuevas oportunidades.

Cómo en el “Currículum sin experiencia”, tienes que mostrar pasión e interés por la profesión. Pero como hemos visto antes, no partes de cero, tu experiencia y competencia anterior puede ser muy útil. Es tan sencillo como hacer énfasis en las habilidades, conocimientos y funciones afines al nuevo puesto.

En este caso, en el apartado Resumen de Perfil Profesional del CV puedes incluir tu objetivo profesional, con el fin de explicar el cambio profesional y cómo lo estás ejecutando.

Linkedin y otras redes

Linkedin es otra herramienta que debes trabajar a varios niveles. El perfil de Linkedin aporta información sobre tus intereses y objetivos. Debe contribuir a generar credibilidad y coherencia.

Extracto: el extracto debe convertirse en tu argumento de venta, revisa rápidamente como redactar el extracto de Linkedin, pero en este caso tienes que hacer mayor hincapié en tus objetivos, en cómo estás ejecutando el cambio y porque, el objetivo será transmitir credibilidad y coherencia.

Experiencia: ya te he comentado antes lo importante de tener experiencia, por pequeñas que sean, relacionadas con la nueva profesión, así que plantéatelo como quieras pero tienes que conseguir experiencia como sea.

Grupos. Tienes que estar presenten y activo en los grupos de referencia en tu sector.

Networking-Gestión de contactos útiles en la nueva actividad. A parte de generar contactos tienes que fomentar una relación activa con ellos. Comenta, comparte y aporta contenido de calidad.

El resto de redes, también, te servirán para identificar a los profesionales relevantes, identificar las fuentes de información y mantenerte continuamente actualizado.

Entrevista

Si has llegado a la entrevista es que has hecho bien tus deberes y van llegando oportunidades.

En la entrevista de trabajo céntrate en trasmitir profesionalidad, credibilidad, coherencia y seguridad en ti mismo.

Eliminando cualquier duda sobre la consistencia y coherencia del cambio.

Para concluir

Cambiar de profesión es un  cambio de mucho calado en tu vida, no es una decisión que deba tomarse a la ligera.

Antes de hacer el cambio definitivo asegúrate de que esa profesión es lo que realmente quieres, la única forma de saberlo es probando, trabajando con anterioridad.

Relaciónate con personas del sector.

El trabajo perfecto no existe, siempre tendrás momentos altos y bajos, siempre encontrarás tareas más agradables y tareas que no te gustan nada.

Cambiar de profesión es un proceso duro, ¿qué estás dispuesto a sacrificar, antes, durante y después de cambiar de profesión?

Pregúntate ¿Voy a ser más feliz en esta carrera?

Manual busqueda de empleo gratis

Cero spam, podrás darte de baja cuando quieras.

16 comentarios “Cómo cambiar de profesión

  1. Maria says:

    Enhorabuena por tu artículo! Hay muchas personas que estamos para ayudar a otras en su cambio de carrera.
    http://www.desueñoarealidad.es

    1. Jose says:

      Gracias María, un saludo

  2. Esther says:

    Hola José
    Me ha parecido fascinante tu artículo pero echo de menos alguna guía para cuando quieres reinventarte y no sabes exactamente a qué, es horrible, pero así es,
    Me gustan las aptitudes que he adquirido en estos años pero no quiero ya hacer el mismo tipo de trabajo que hacía, el problema es que no sé exactamente hacia qué profesión quiero dirigirme.
    Conozco a personas que no son felices con sus trabajos pero que viven bloqueadas porque realmente no saben lo que quieren hacer.
    ¿Tenéis algunas recomendaciones?
    Mil gracias

    1. Jose says:

      Hola Esther,
      Date tiempo, no es tarea fácil descubrir un nuevo camino ni hay recetas mágicas. A veces hay que probar diferentes cosas para decidir y trabajar el autoconocimiento.
      Un saludo

  3. Marta says:

    Muy interesante lo que cuentas. Yo sin ir más lejos llevo 8 años intentando reinventarme y sí, me he reinventado como pocos (3 años de estudios, idiomas, formación complementaria, prácticas en España y en el extranjero a los 35 años)… pero la competencia con chavales de 21 es feroz. Yo creo que el principal problema que tenemos (independientemente de que haya o no empleo) son los prejuicios. Prejuicios de género, de edad, y sobretodo hacia las carreras profesionales y las vidas de la gente. En Estados Unidos, por ejemplo, está muy valorado que alguien empiece algo y se dé cuenta de que no le llena, y cambie, y cambie las veces que haga falta. En España, y me sabe mal decirlo porque son tus compañeros de profesión, hay mucha tendencia entre los equipos de recursos humanos a ver a alguien que ha tocado muchas teclas como a alguien sin rumbo. Y no tiene por qué ser. Puede ser una persona perfeccionista, incluso con su propia vida, puede ser una persona que se adapta fácilmente a entornos distintos, que aprende rápido, y que además puede aportar visiones desde diferentes perspectivas y que conoce ámbitos muy variados. Pero raramente se ve así, sino como una bala perdida. Es una lástima porque son percepciones que, a pesar de todo, no están cambiando, y van a tener que hacerlo, ya que con el clima laboral que hay ahora mismo, cambiar de trabajo y haber tenido muchos y variados va a ser la tónica general del mercado de trabajo.

    1. Jose says:

      Hola Marta,

      Es triste pero suscribo lo que comentas. Los prejuicios hacen que tomemos decisiones de contratación que, a priori, suponen menos riesgo, las más fáciles y cómodas, quizás muchos departamentos de recursos humanos no quieren asumir el riesgo de contratar a una persona que no cumple con los estándares convencionales.

      En mi experiencia he tenido la oportunidad de ver como evolucionaban profesionales que venía de sectores y actividades totalmente diferentes y no sólo han dado la talla sino que además han sobresalido, porque su motivación y actitud eran admirables, lo cierto es que puedo contar pocos casos porque, como bien dices, no son muchos los profesionales a los que se les da la oportunidad.

      Mi respeto y admiración por ese proceso de cambio y reinvención que has vivido.

      Si te apetece ayudar con tu experiencia al resto de la comunidad de forma más extensa en un artículo, tienes las puertas del blog abiertas para ti.

      Un saludo

  4. Trina Rojas says:

    Hola, muy buen articulo me viene a medida, y es que yo puedo dar fé de los cambios de profesión, le comento que soy graduada como Técnico Universitario en Informática y pude durante los primeros 4 años de mi vida laboral desempeñarme en lo que me gradué luego de terminar esa contratación luego tuve otro empleo muy distinto en un área de desempeño que jamas me hubiera imaginado ejercer ya que trabaje en el área de planificación, control, y resguardo de valores y seguridad sin embargo a este empleo si bien llegue sin «experiencia» si pude ir aplicando mi experiencia laboral anterior y mis conocimientos de informática para optimizar los procesos que encontré que requerían ese toque sistematizado en este ramo me desempeñe desde cero y con orgullo digo que llegue hasta el puesto mas alto de esa organización en una de sus sucursales teniendo la jefatura de una zona geográfica amplia en esta empresa estuve por 6 años, paralelamente continué mis estudios y me gradué de Ingeniero en Sistemas. Ahora bien siempre me gusto el área de mercadeo y en este ultimo puesto de trabajo tuve la oportunidad de siempre interactuar con los cliente y siempre gestionar los servicios para estos clientes y en realidad fue de gran experiencia. Dado esto decidí comenzar con diplomados y cursos y mucha lectura a profesionalizarme en el área de Marketing Digital porque si en algo hay que ser serio es en ofrecer siempre servicio de calidad.
    Para terminar este amplio storytelling, realmente leer este tipo de información hace sentir que voy por buen camino.

    Saludos.

    1. Jose says:

      Hola Trina,

      Cambiar de profesión es muy complicado pero no imposible.
      Muchas gracias por tu testimonio.

  5. Fernando says:

    ¡Hola Jose!
    Muy interesante tu visión acerca del cambio de vida profesional.
    Estoy de acuerdo en los puntos que analizas. Quizá el más controvertido me parece que es el de las prácticas o voluntariado.
    Sinceramente, yo estoy en contra de toda empresa que se aprovecha de las personas para que le hagan de gratis el trabajo. Todos queremos ganar, tanto el empresario como el trabajador y creo que debería estar mejor regulado.
    Aún así, considero que está demasiado mal visto el voluntariado y en realidad es una formación gratuita muy importante. La clave está en hacer. Como decía Aristóteles, «lo que tenemos que aprender a hacer, lo aprendemos haciéndolo». Es difícil que de primeras si no tienes ninguna experiencia te permitan hacer y mediante el voluntariado se da esa oportunidad y el beneficio (ganar) estarán ganando ambas partes.
    Un saludo

    1. Jose says:

      Hola Fernando,

      Como bien dices, que alguien te de la primera oportunidad cuesta mucho, es necesario conseguir experiencia como sea. Trabajar gratis no es del agrado de nadie pero si es la forma de conseguir la primera experiencia que te abra la puerta a un cambio será un precio que se debe pagar, simplemente por interés propio.

      Gracias por tu aportación, saludos

  6. Laura says:

    Hola,

    Yo os puedo aportar mi caso en particular. Vengo del mundo IT y Formación, gestionando proyectos y personas. En mis funciones de Gerente estaban, aparte de gestionar el equipo de trabajo, determinadas tareas de RRHH y en las que me encontraba muy motivada. Por ello, en un parón laboral por una maternidad, aproveché para formarme en un máster de RRHH con el ánimo de poder dedicarme más al desarrollo de personas. Pues bien, después de 7 meses de búsqueda intensiva para una oportunidad en este sector, vuelvo a enfocar de nuevo la búsqueda a mi profesión anterior, pues por falta de experiencia y tener ya 40 años, como que no seduce….

    En mi opinión, al querer cambiar de profesión si eres joven, aún puedes empezar desde abajo, pero si tienes ya una edad y un bagaje profesional no es fácil que te contraten sin experiencia, y si es para un puesto muy junior, menos aún, pues te ven como una amenaza de que te vas a ir.

    Si algún día consigo ese cambio tan esperado por mí, os haré partícipe de mi experiencia.

    Gracias José por estos estupendos contenidos que nos ofreces.

    1. Jose says:

      Hola Laura,

      La edad es un factor influyen este tipo de procesos de cambio y como dices, conseguir la primera oportunidad es difícil y más en sectores como el de RRHH (entre otros) donde hay bastante competencia.
      El tipo de cambio que quieres hacer lo veo más factible desde dentro de tu misma empresa. Muchas veces vemos los cambios como una ruptura total pero en muchas ocasiones debemos buscar la oportunidad en el entorno más cercano donde ya nos conocen, hablando con la empresa para exponer nuestras inquietudes para si surge una oportunidad interna puedan saber que tú estás interesada y formada para ella.

      Mil gracias por tu testimonio, ojala pronto nos puedas contar que el cambio que deseas se ha materializado, un saludo

  7. Javier says:

    Un gran artículo, muy válido para la situación actual y que puede ser muy interesante para los jóvenes que terminan su formación académica y se dan cuenta de que su formación no es demandada en este momento.
    Un saludo

    1. Jose says:

      Gracias por tu comentario Javier.
      Un abrazo

  8. Las colaboraciones o las prácticas, debido a la cultura española, son vistas como «trabajo gratis» en lugar de como «formación gratuita» cuando la realidad es que tener a una personas de prácticas o perder horas enseñándole lo más básico no compensa para nada las horas de trabajo que pueda hacer.
    Al menos en el sector de los detectives hasta los 6 meses o más no eres para nada productivo, todo el tiempo hasta esto son pérdidas para la empresa que te contrata.

    1. Jose says:

      Hola,

      La curva de aprendizaje difiere en función de diferentes factores, en determinadas actividades se puede empezar a ser productivo a corto plazo y en otras a largo plazo.
      Un programa de prácticas debe estar pensado para que ambas partes se beneficien (empresa y candidato) mutuamente, esto pasa por definir una duración mínima que garantice que el candidato alcance un nivel productivo que aporte valor a la empresa, tutorización y una definición de funciones que aporte experiencia útil a la base académica del candidato.

      Gracias por vuestro testimonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *